EL PAíS › JULIáN “LAUCHA” CORRES DECLARA COMO TESTIGO DE SU PROPIA FUGA

De cómo huyó de la trampera

El represor será trasladado a Bahía Blanca, donde hoy deberá testificar ante la Justicia Federal sobre su escape de la comisaría.

El represor Julián Oscar “Laucha” Corres, recapturado hace una semana luego de escapar de una comisaría de Bahía Blanca, deberá declarar hoy ante el juez federal Alcindo Alvarez Canale sobre la fuga que protagonizó el 26 de julio. En principio el magistrado lo había convocado como imputado, pero el fiscal federal de Bahía Blanca, Hugo Cañón, se opuso porque “fugarse no es delito”, según explicó a PáginaI12.

Para concretar la declaración, Corres, de 56 años, será trasladado desde el penal de Marcos Paz, donde se encuentra alojado desde el lunes 18, cuando personal de la Policía Federal y de Seguridad Aeroportuaria lo encontró guarecido en un placard de la casa de su madre, en Villa Constitución, Santa Fe.

Cañón indicó que “la declaración será testimonial y no indagatoria, ya que no existió agresión alguna o forcejeo para la fuga, sino que salió por la puerta de la delegación sin ningún inconveniente”. Esto es así porque el bien jurídico que está en juego es la seguridad estatal. “Es el Estado el que debe cuidar que alguien bajo su custodia no se escape. Si la persona que se fuga no ejerce violencia, no está violando el Código Penal”, agregó el letrado. En tal caso, al ponerse en condición de prófugo, empeora su situación para pedir ser excarcelado, porque evadió la acción de la Justicia y se presume que podría volver a hacerlo. Cualquier prófugo recapturado debe afrontar la condena por la que estaba siendo procesado, no una adicional por escaparse.

Más allá de este razonamiento, para establecer cómo fue la fuga de Corres será mucho más útil que sea interrogado como testigo porque no puede negarse a responder preguntas y debe hacerlo bajo juramento de decir la verdad, a riesgo, entonces sí, de ser denunciado por falso testimonio si no lo hace. El fiscal Cañón será uno de sus interrogadores.

Por otra parte, teniendo en cuenta lo ocurrido, Cañón exigió que la audiencia se realice no más de dos horas después de su llegada, para evitar que pase la noche en la ciudad. Durante su estadía en Bahía Blanca el represor será alojado en la unidad penal de Villa Floresta, que depende del Servicio Penitenciario de la provincia de Buenos Aires.

Por el escape de Corres, la ministra de Defensa, Nilda Garré, ordenó al Estado Mayor General del Ejército pasar a disponibilidad al jefe del V Cuerpo de Ejército, general de Brigada Oscar Gómez, por sus presuntas responsabilidades en la fuga del ex teniente. Además, habían sido detenidos el comisario Gustavo Scelsi y el subcomisario de la delegación de la Policía Federal bahiense, Marcelo Voros, que fueron excarcelados la semana pasada, aunque continúan ligados a la causa, al igual que el inspector Juan Carlos Lastra y el cabo primero Juan Pablo Carvajal, que al momento de la fuga estaban de guardia, ahora procesados como partícipes secundarios del delito de facilitación de evasión.

Compartir: 

Twitter
 

Corres fue recapturado en la casa de su madre, la semana pasada.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.