EL PAíS › EL GOBIERNO PORTEñO LES OTORGó UN AUMENTO DE 110 PESOS POR CARGO A LOS MAESTROS. LA MAYORíA LO ACEPTó

Macri hizo mal las cuentas, tenía plata

La UTE-Ctera, Ademys y Compromiso Docente rechazaron la oferta porque es una suma no incorporada al básico y no es retroactiva a agosto. Ratificaron el paro de martes y miércoles. A pesar de la pirotecnia verbal, el macrismo dio aumento.

 Por Laura Vales

Catorce de los diecisiete gremios docentes llegaron a un acuerdo salarial con el gobierno porteño, que ofreció un adicional de 110 pesos por mes que cobrarán como suma fija hasta febrero, cuando el monto se incorporará a los sueldos. La oferta fue realizada por el ministro de Educación, Mariano Narodowski, durante una reunión con los sindicatos y consiguió romper el frente docente. El conflicto, sin embargo, no quedó del todo solucionado, ya que quienes rechazaron la propuesta son tres gremios de peso que ratificaron el paro de 48 horas para el martes y miércoles próximos. Se trata de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE, el más numeroso), Ademys (secundarios) y Compromiso Docente.

Por el acuerdo, los docentes recibirán cuatro cuotas de 110 pesos. Es una suma fija por cargo, de manera que los que trabajan dos turnos recibirán 220.

Otro punto convenido fue que a partir de febrero los docentes tendrán la garantía del doble cargo (que significa que quienes trabajen dos turnos recibirán el equivalente a dos salarios; hoy por el segundo cargo les pagan menos). Los días de clase perdidos serán recuperarán en diciembre, de lunes a viernes, por lo que se les reintegrarán los días descontados por los paros.

La mejora fue otorgada el día después de que los diputados de la oposición sancionaran una ley para reasignar partidas del presupuesto, dejando al jefe de Gobierno sin el argumento de que la Ciudad no tenía plata para dar el aumento. Macri, sin embargo, no usará esta ley y pagará esta mejora con dinero del propio presupuesto de Educación. Esto confirmó a los diputados opositores y a los dirigentes gremiales en sus denuncias de que sí había fondos para aumentar los sueldos, pero la negativa tenía que ver con la intención de Macri de disciplinar los reclamos salariales.

Los gremios que rechazaron la oferta argumentaron que la consideran insuficiente y que cobrar en negro es un retroceso. “Nosotros reclamamos un 20 por ciento reatroactivo a agosto y en blanco; la suma fija es en negro y deteriora los salarios en todo su escalafón”, señaló Francisco “Tito” Nenna, secretario general de UTE. El dirigente advirtió por otra parte que “los pagos salariales en negro están prohibidos en la Ciudad por una ley que votó el propio macrismo”.

La UTE reúne mayoritariamente a los docentes de escuelas estatales y es el sector que viene motorizando el conflicto. Ademys, el otro sindicato que también rechazó la oferta, está integrado por docentes de secundarios y ha tenido mucho protagonismo en los reclamos laborales de los últimos años. El martes, junto con una tercera agrupación Compromiso Docente, realizarán además del paro una caravana desde los cuatro puntos cardinales de la ciudad.

Desde el sector que firmó el acuerdo, Gustavo Fruto (de la Unión de Docentes Argentinos) dijo que se trató de “una oferta que aunque no es del todo satisfactoria, sí es una salida que alcanzó para levantar la medida de fuerza”. Fruto detalló que serán cinco los días de clase que deberán agregarse en diciembre para llegar a los 180 días anuales. Además de valorar los 110 pesos conseguidos en un momento difícil por el contexto de la crisis financiera internacional, el sector sindical que aceptó puso énfasis en haber conseguido la garantía del doble cargo, que significará a partir de febrero 800 pesos más para los que cubren doble turno.

La negociación entre los dirigentes y Narodowski llevó cuatro horas y una nueva pulseada, ya que inicialmente el ministro ofertó sólo dos sumas fijas de 110 pesos, que finalmente se convirtieron en cuatro. Hubo varios cuartos intermedios pedidos por los sindicatos y uno que hizo el ministerio para consultar con el jefe de Gobierno si aceptaba el punto más costoso, el de la garantía del doble cargo.

Mientras se negociaba, el gobierno siguió repitiendo públicamente que no había plata y no mejoraría los sueldos. Por la mañana, en declaraciones a las radios Diez y Continental, Macri se había mostrado terminante: “No hay mala voluntad, no hay recursos. Que más me gustaría a mí que decirles que sí, no solamente a ellos, sino también a las enfermeras, a los médicos, a los municipales”. En una conferencia de prensa en la que se presentó el registro de violadores del gobierno de la ciudad, la vicejefa Gabriela Michetti fue aún más tajante al insistir en que no habría un aumento salarial para los docentes este año “por falta de recursos”.

Fuentes del Ministerio de Educación informaron que el aumento demandará 15 millones de pesos. El ministerio aseguró que el dinero saldrá de “ahorros que se hicieron durante el año al gastar menos en telefonogramas” y porque por su gestión se reincorporó a las aulas “a un gran número de docentes que estaban en comisión” irregularmente, lo que significó un importante ahorro en suplencias.

Compartir: 

Twitter
 

La carpa docente instalada tras la represión frente al gobierno porteño se levantó ayer.
 
EL PAíS
 indice
  • PANORAMA POLíTICO
    Evidencias
    Por J. M. Pasquini Durán
  • EL GOBIERNO PORTEñO LES OTORGó UN AUMENTO DE 110 PESOS POR CARGO A LOS MAESTROS. LA MAYORíA LO ACEPTó
    Macri hizo mal las cuentas, tenía plata
    Por Laura Vales
  • LA JUSTICIA PORTEñA ABSOLVIó A TRABAJADORES DEL INTI
    Libertad para cortar
    Por Adriana Meyer
  • OPINIóN
    Martínez, los periodistas y los lectores
    Por Roberto Guareschi

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.