EL PAíS › OPINIóN

Carta abierta al ingeniero Mauricio Macri

 Por Foro de Educación *

En las conferencias de prensa a las que usted convocó, forzado por la escandalosa modalidad de resolver un conflicto movilizando al aparato judicial y represivo, y tal vez con algún registro del límite que ha traspasado, pidió usted a los sindicatos docentes que “por favor, levanten el paro”.

Tendríamos que ponernos de acuerdo en algunas palabras, encontrando los canales para traducir dos códigos —el suyo y el nuestro— que son intrínsecamente incompatibles.

El gran Aristóteles definía a la democracia como el gobierno de los más fuertes para favorecer a los más débiles. Si a él le preguntáramos por la naturaleza de su gobierno, posiblemente señalaría que el suyo es un particular tipo de gobierno oligárquico: uno que trabaja a favor de los poderosos sobre la base del “sufragio universal”.

En su lenguaje tan gerencial, habla del gobierno de la ciudad como quien se refiere a su propia empresa. Y con ese tono impostado reclama a los docente que “por favor” levanten la huelga. Curioso lenguaje. Para nosotros, la política no se reduce a “favores”, actitud tan prototípica de relaciones corruptas y asimétricas, sino a la confrontación de posiciones para sostener proyectos de organización social.

Y nuestros proyectos y el suyo, ingeniero Macri, son incompatibles.

Usted propone privatizar todo lo posible, vaciar el espacio público y desarticular toda acción colectiva que no favorezca “oportunidades de negocios”. Por eso reprime el reclamo docente y transfiere fondos no presupuestados a las empresas contratistas. Por eso desactiva las cooperadoras. Por eso quita las jornadas de reflexión en las escuelas. Por eso las viandas de los comedores buscan achicar el gasto público, mientras usted y sus ministros se aumentan obscenamente sus salarios. Porque pensamos exactamente lo contrario nosotros decimos que hay que pagar salarios docentes dignos, sostener la ayuda de las becas hasta que la economía se democratice, distribuir alimentos en los colegios que sean ricos y nutritivos, recuperar las jornadas de reflexión pedagógica, reactivar las cooperadoras escolares, desplegar modos colectivos de construcción del conocimiento.

Usted propone una metodología autoritaria y antidemocrática, y supone que nosotros nos comportaremos mansamente como los peones esclavizados de sus amigos latifundistas. Por eso usted y sus ministros no conciben a las reuniones y a la negociación como instrumentos válidos y se limitan a gobernar por la prohibición y la amenaza. Por eso los docentes no pueden hablar y se confeccionan listas negras contra quienes defienden sus derechos. Y porque pensamos lo contrario entendemos que el gobierno democrático no puede tomar decisiones a espaldas y contra los intereses mayoritarios del pueblo ni con la técnica del garrote. Los docentes son ciudadanos que como educadores son interpelados para formar ciudadanos. La participación efectiva en la vida del sistema educativo no puede ir en contra de procesos y mecanismos participativos donde, en consonancia con la idea de lo público, debemos discutir y decidir entre todos lo que a todos corresponde.

Necesitamos un traductor para comprender las posiciones de cada parte. Pero usted tiene un poder y una responsabilidad institucional.

Su pedido para que levantemos el paro, “por favor”, puede leerse también como si la política fuese un “intercambio de favores” y para nosotros la política es la acción colectiva para construir un proyecto común. Pero, como excepción, vamos a hablar en su idioma. Nosotros le haríamos el favor de levantar el paro, pero le pedimos a usted que antes ponga en marcha otros favores.

Que nos haga el favor de pagar salarios dignos.

Que nos haga el favor de asegurar vacantes a los chicos de todas las escuelas que han sido privados del derecho a la educación en la ciudad.

Que nos haga el favor de cubrir las quinientas vacantes de cargos docentes pendientes.

Que nos haga el favor de restituir las becas a todos los que la necesiten.

Que nos haga el favor de asegurar raciones alimentarias adecuadas a nuestros hijos.

Que nos haga el favor de resolver los graves problemas edilicios que ponen en riesgo la seguridad física y las condiciones adecuadas para el trabajo pedagógico.

Que nos haga el favor de restituir las jornadas de reflexión para que los docentes pensemos y discutamos nuestra práctica, para mejorar la educación.

Que nos haga el favor de ampliar los ámbitos participativos en lugar de restringirlos.

Que nos haga el favor de no perseguir a quienes defienden sus derechos inalienables, amenazando, inclusive judicialmente, a docentes y a educandos menores de edad.

Que nos haga el favor de asumir los conflictos de manera civilizada y democrática, en lugar de saldarlos a través del aparato judicial y la represión.

Favor con favor se paga, ingeniero Macri, para que usted nos comprenda en sus términos. Y sus deudas son muy elevadas para que sigamos pagando el precio de favores no correspondidos.

* Foro por la Educación Pública de la Ciudad: Abuelas de Plaza de Mayo, APDH, C.C.C. Floreal Gorini, Familiares de Detenidos-desaparecidos y perseguidos por razones políticas, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, MEDH, Serpaj, 30.000 [email protected] de desaparecidos por la Verdad y la Justicia, UTE/Ctera. Nora Cortiñas y Marta Baravalle (Madres línea Fundadora) Mesa de Trabajo y consenso Ex CCDTyE Olimpo.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice
  • PANORAMA POLíTICO
    Evidencias
    Por J. M. Pasquini Durán
  • EL GOBIERNO PORTEñO LES OTORGó UN AUMENTO DE 110 PESOS POR CARGO A LOS MAESTROS. LA MAYORíA LO ACEPTó
    Macri hizo mal las cuentas, tenía plata
    Por Laura Vales
  • LA JUSTICIA PORTEñA ABSOLVIó A TRABAJADORES DEL INTI
    Libertad para cortar
    Por Adriana Meyer
  • OPINIóN
    Martínez, los periodistas y los lectores
    Por Roberto Guareschi

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.