EL PAíS

“Por negarse a torturar”

“Nunca pensé que, después de 32 años, pudiera pasar esto”, dijo Luis Alberto Urquiza, uno de los cinco ex policías que fueron perseguidos y torturados por sus propios compañeros en la temible D2, en Córdoba, durante la última dictadura militar, y que ayer recibieron un reconocimiento de la provincia. En un acto, el gobernador Juan Schiaretti les otorgó un subsidio honorífico a Urquiza, José María Argüello, Horacio Samamé, Carlos Cristóbal Arnau Zúñiga y Raúl Ursugasti Matorral, dados de baja por la junta militar. Schiaretti destacó que los “cinco policías reciben el merecido reconocimiento del Estado, por negarse a torturar a los detenidos y encarcelados por la dictadura genocida”, porque “fueron capaces de jugarse la vida, la dignidad y los derechos humanos en momentos críticos de la historia”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.