EL PAíS › RIGEN DESDE MAñANA MULTAS DE 2000 PESOS EN RUTAS BONAERENSES

Rigurosa vigilancia por radar

Los usuarios de las rutas bonaerenses estarán controlados por 70 puestos fijos de radar y 40 móviles. Se movilizarán más de 500 patrulleros y siete mil efectivos. A partir de la cero entran en vigencia las nuevas multas, de hasta 2000 pesos.

Desde la cero hora de mañana, los automovilistas que violen las normas de seguridad vial en las rutas que llevan a Mar del Plata y a otros destinos de la costa atlántica estarán expuestos a pagar multas de hasta 2000 pesos. Cerca de siete mil policías, unos 500 patrulleros, más la puesta en funcionamiento de 70 radares fijos y otros 40 móviles, serán la barrera que intentará convencer a los turistas para que levanten el pie del acelerador y tengan paciencia a la hora de partir hacia las soñadas vacaciones. Es una nueva edición, ampliada, del Operativo Sol, que incluirá también la presencia a la vera del camino de motos policiales, helicópteros, siete hospitales móviles y 14 ambulancias de alta complejidad para brindar asistencia sanitaria, de ser necesario.

El Superintendente de Seguridad Vial de la Policía provincial, Ernesto Giménez, explicó que este fin de año el operativo de seguridad en rutas “se adelantó con respecto a años anteriores”, dado que desde el fin de semana pasado “comenzó a funcionar en plenitud”, aunque todavía no se aplican las multas. Giménez precisó que son 6910 los policías que participan del operativo. Pertenecen a los cuerpos de Seguridad, Investigaciones, Narcotráfico, Policía Científica, divisiones aéreas y siniestrales, entre otras dependencias de la fuerza.

Son 522 los patrulleros movilizados, 80 las motos, siete helicópteros y un avión que realizarán, en palabras de Giménez, “una tarea multidisciplinaria” entre las distintas áreas de la Policía Bonaerense.

En materia vial, para la prevención de accidentes se han montado 25 destacamentos estables a lo largo de las rutas que llevan a la costa atlántica y a las sierras bonaerenses.

La policía recordó que en los controles, los automovilistas deberán mostrar toda la documentación obligatoria para circular. Esto incluye el registro de conductor, el documento personal, la cédula verde, la verificación técnica vehicular, el seguro contra terceros y el comprobante de pago del impuesto automotor. También es obligatorio llevar matafuego y balizas, tener puesto el cinturón de seguridad y circular con las luces bajas encendidas durante las 24 horas en rutas y autopistas.

El 10 de diciembre pasado, la Legislatura provincial convirtió en ley el nuevo Código de Tránsito, que determinó el regreso de los radares a las rutas bonaerenses. Aunque todavía no estarán todos en funcionamiento, el Gobierno compró 180 cinemómetros, de los cuales 140 estarán en puestos fijos, mientras que los restantes serán radares móviles. Un vocero oficial aclaró que la idea es que haya vehículos equipados con radar que “hagan operativos de control en lugares donde son frecuentes los accidentes de tránsito durante la temporada de verano”.

La ubicación de los puestos fijos será conocida por los conductores. Se instalaron dos carteles de advertencia, uno a 300 y otro a 150 metros, todos identificados como pertenecientes al Sistema Provincial de Radarización. El jefe de Gabinete de la provincia, Alberto Pérez, dijo en su momento que la intención “no es aumentar la recaudación con la multas sino reducir el número de siniestros durante el verano”.

Un operativo realizado este mes, para poner a prueba la calidad del sistema, determinó que el 90 por ciento de los conductores no respeta los límites de velocidad fijados. La prueba se hizo en General Pirán, a 60 kilómetros de Mar del Plata, una zona donde está prohibido circular a más de 60 kilómetros por hora. Un centenar de vehículos, sobre un total de 2100, pasaron a más de 130 kilómetros por hora y hubo dos casos de vehículos que iban a 159,4 kilómetros por hora.

General Pirán es considerado un lugar de riesgo. En esa zona, el verano pasado se produjeron cuatro accidentes de gravedad, con 15 heridos. Uno de los radares fijos estará en Pirán. El Código de Tránsito fijó una velocidad máxima de 130 kilómetros en autopistas, de 120 kilómetros en rutas, de 80 o 100 kilómetros en curvas, y de 60 en las zonas urbanizadas. El sistema de radar está instalado en las rutas 2, 11, 36. 6 y 29. También habrá controles similares en otros caminos, como las rutas 63, 74, 30, 41, 60. 86, 200 y 210.

También se pondrá en marcha el Sistema de Atención al Turista, a cargo del Ministerio de Salud provincial. Cerca de 500 personas trabajarán en la atención de emergencias y habrá refuerzos en las guardias hospitalarias. El secretario de Salud provincial, Claudio Zin, explicó que además se instalaron siete hospitales móviles, dos de los cuales están ubicados en la rambla marplatense y en Punta Mogotes. El refuerzo de las guardias, dijo Zin, incluye a personal especializado en adicciones con el objetivo de ofrecer asistencia a personas que puedan sufrir intoxicación por drogas o por alcohol.

Compartir: 

Twitter
 

Una prueba permitió comprobar que el 90 por ciento de los automovilistas no respeta las velocidades máximas.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.