EL PAíS › CRISTINA FERNáNDEZ DE KIRCHNER LLEGA HOY A ESPAñA PARA UNA VISITA DE ESTADO DE DOS DíAS

Un viaje que combina política y negocios

La Presidenta se reunirá con José Luis Rodríguez Zapatero. Intentarán acordar una estrategia común para la cumbre del G-20 y mejorar el comercio entre la Unión Europea y el Mercosur. Repasarán la situación de las empresas españolas en el país.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner llegará hoy a España para iniciar una visita de Estado de dos días. En el frío invierno madrileño, la Presidenta se entrevistará con el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y los reyes Juan Carlos y Sofía. Los ejes centrales de la visita serán el intento de encauzar los lazos comerciales de la Unión Europea y el Mercosur, la búsqueda de una estrategia común en la cumbre del G-20 en abril en Londres, un repaso de la situación de empresas españolas en la Argentina y la firma de numerosos convenios, entre ellos que los argentinos residentes en España puedan votar en las elecciones municipales.

La visita de la Presidenta fue postergada dos veces y finalmente se concreta en medio la crisis mundial que está golpeando con particular dureza a España, donde el índice de desocupación ya supera el 14 por ciento. España es el país con más inversiones en la Argentina, ya que durante el gobierno kirchnerista destronó a Estados Unidos de ese lugar. Salvo el caso de Marsans con Aerolíneas Argentinas, la actual administración K puede exhibir que las empresas españolas están teniendo buenos resultados de este lado del océano.

Hay dos temas importantes en la agenda bilateral: la reunión del G-20 en abril y el Bicentenario de Argentina, celebración en la que España tendrá una participación activa. En 2010 la Argentina presidirá el Mercosur y España la Unión Europea.

La Argentina logró insertarse en el G-20 y lucha porque sea la herramienta para discutir salidas a la crisis mundial en lugar del G-7, que nuclea al selecto grupo de los países más poderosos. España no estaba en ninguno de los dos y Francia logró colocarlo en el G-20, representando a la UE.

España tiene entre sus principales objetivos mostrarse ante el resto de los países europeos como la llave al libre comercio entre Europa y el Mercosur. Y aspira a que bajo su presidencia de la Unión Europea pueda relanzarse el siempre postergado acuerdo comercial, en buena parte frenado por los subsidios agrícolas. Ese interés lo remarcó al propio Rodríguez Zapatero al señalar la importancia “de los procesos de integración del conjunto de América latina y el Mercosur, donde la Argentina tendrá la presidencia, todo ello pensando también en la presidencia para España de la Unión Europea”.

Seguramente en la reunión que tendrán a solas CFK y Rodríguez Zapatero también repasarán, aunque sea en trazos gruesos, el estado de las empresas españolas en la Argentina. España hoy casi no tiene motivos de quejas:

- Las compañías prestadoras de servicios, como Edesur o Gas Natural Ban, tuvieron un ajuste de las tarifas.

- Lo mismo las concesionarias de autopistas o rutas con peajes. Una de ellas, Abertis, tendrá a su cargo el ensanchamiento de la avenida General Paz, una de las obras públicas de mayor inversión.

- Los bancos Santander-Río y BBVA-Francés están en un buen momento.

- Repsol acaba de anunciar que mantendrá su plan de inversiones en la Argentina y manifiesta conformidad con su socio argentino Sebastián Eskenazi. Incluso podría retomar planes de exploración petrolera.

- También a Telefónica le va muy bien, aunque desde hace un tiempo está procurando que el Gobierno le admita como legal la compra de acciones de Telecom de Italia, controladora de Telecom Argentina. El Gobierno, en tanto, analiza si esta asociación entre Telecom y Telefónica no vulnera la ley de Competencia.

El único punto gris es Aerolíneas. Desde la Casa Rosada dicen que el gobierno español admite el mal desempeño de Marsans, que derivó en la estatización de la línea aérea. Pero a la vez quieren ayudar a que la empresa española se lleve la mayor cantidad de dinero posible. La Presidenta no quiere pagar ni un peso más de lo que vale la compañía, ya que se tuvo que hacer cargo de una deuda de 800 millones de dólares. Una salida que para la Argentina no sería tan costosa es el plan ya en marcha de asumir como propio el compromiso de Marsans de comprarle aviones al consorcio europeo Airbus. Es que Aerolíneas debe comprar aviones de todas maneras, por lo que la concesión que haría la Argentina es no poder elegir a quién comprárselos. De todos modos, el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, aclaró ayer que “no hay ningún tipo de vinculación” entre el viaje de la Presidenta y el acuerdo para reequipar a la compañía aérea.

La Presidenta también recibirá en Madrid a los directivos de las principales empresas españolas con intereses en la Argentina (ver aparte) y, como protagonista de una visita de Estado, deberá participar de varias ceremonias con toda la pompa protocolar, incluidas dos cenas de gala.

Luego de la reunión bilateral con Rodríguez Zapatero y los encuentros con los reyes Juan Carlos y Sofía, otro punto saliente de la estadía madrileña de CFK será su visita del martes a las Cortes, que la recibirán en plenario de 350 legisladores. Allí dará un discurso de 20 minutos y tendrá un auditorio con asistencia perfecta garantizada, porque después de ella subirá al estrado el propio Rodríguez Zapatero para responder, en una suerte de interpelación, sobre las medidas que está tomando frente a la crisis económica, que sólo el mes pasado sumó 200.000 nuevos desocupados.

Con Rodríguez Zapatero la Presidenta también ratificará mañana el Acuerdo de Asociación Estratégica y firmará una serie de convenios de cooperación, varios de ellos en ciencia y tecnología, y también uno de neto corte político que permitirá a los residentes argentinos en España votar en las elecciones municipales (ver aparte), como ya lo hacen los españoles en la Argentina.

En la comitiva acompañan a la Presidenta los ministros de Planificación, Julio De Vido; de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao; y de Trabajo, Carlos Tomada; el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini; el vocero presidencial, Miguel Núñez; un grupo de gobernadores, entre ellos el bonaerense Daniel Scioli y el tucumano José Alperovich; legisladores oficialistas, encabezados por los jefes de bloques en el Senado y Diputados, Miguel Pichetto y Agustín Rossi, respectivamente, además del senador pampeano Rubén Marín y los diputados José María Díaz Bancalari y Patricia Fadel; los sindicalistas Hugo Moyano, Antonio Caló y Omar Viviani; y los directivos de la UIA Juan Carlos Lascurain e Ignacio de Mendiguren.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Fernández también se reunirá con los reyes de España.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.