EL PAIS › LOS RURALISTAS CRITICARON AL GOBIERNO ANTE UNAS 2000 PERSONAS REUNIDAS EN LA LOCALIDAD CORDOBESA DE LEONES

Igual de duros, pero con menos rating

Los integrantes de la Mesa de Enlace arengaron al público señalando que el próximo martes concurrirán al encuentro con el Gobierno con la fuerza que les da un lockout. Randazzo los desafió a que se presenten como candidatos a elecciones.

 Por Sebastián Premici

Desde Leones, Córdoba

La Mesa de Enlace volvió a darse el gusto de ser el centro de atención en un acto político donde los cuatro presidentes de las entidades rurales se mostraron unidos a pesar del recrudecimiento de sus internas. Hugo Biolcati, titular de la Sociedad Rural, a quien le habían advertido sobre posibles chiflidos –algo que no ocurrió–, se mostró como un buen muchacho, al que le habían tendido una trampa por sus encuentros secretos con Julio De Vido. Carlos Garetto, presidente de Coninagro, le pidió a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que abriera más los ojos y cerrara más la boca. Mientras que Mario Llambías, titular de CRA, avivó al público señalando que el próximo martes concurrirán al encuentro con Débora Giorgi, ministra de la Producción, con la fuerza que les da un lockout. El público, unos devaluados 2000 participantes, reeditó el “que se vayan todos” y silbatinas a cualquier mención del gobierno nacional. El cierre fue para Eduardo Buzzi, presidente de Federación Agraria: “No somos golpistas, queremos recuperar las perspectivas para que el país siga creciendo y deje de ofrecer solamente calefones y heladeras”. Al caer la tarde, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, marcó el humor con que el Gobierno recibió el embate: “Lo de hoy se pareció más a un acto de campaña electoral que a un acto que pretende defender los intereses del campo; mejor que se presenten como candidatos y acepten el veredicto de las urnas”.

Antes de comenzar el acto, un grupo de legisladores se paseó por el predio del Club Leones, sede de la Fiesta Nacional del Trigo. Luis Juez despotricó contra los Kirchner ante todo micrófono que se le cruzara, Oscar Aguad (UCR) repartió, a través de militantes rurales, una propuesta de audiencia pública en el Congreso la semana que viene. Diputados de la Coalición Cívica se sentaron en las primeras filas, bien a la vista de los oradores campestres. También estuvo presente el senador socialista Rubén Giustiniani. A todos ellos, Buzzi los calificó de “amigos”. El intendente de Leones, Francisco Francioni (Unión por Córdoba), se retiró del lugar señalando ante Página/12 que el acto no estaba pensado para hablar de los problemas de los productores y sí para mostrarse políticamente de cara al escenario electoral de este año.

La ceremonia arrancó después de la una de la tarde. El locutor gritó a los cuatro vientos que se habían juntado en el lugar más de 10.000 personas. Los mejores cálculos de la Federación Agraria daban 2500 y los de la policía, 1500. Los presidentes de las entidades fueron presentados como estrellas del rock. Garetto, oriundo de Leones, fue el encargado de abrir el show.

“Aquí venían las autoridades a dar propuestas, incentivos a la producción, financiamiento. Pero nada de esto ocurre ahora. Quienes nos gobiernan, parece que no descubrieron todavía que el campo es el que genera la riqueza del país”, indicó el titular de Coninagro, para rematar señalando que la convocatoria a la reunión del próximo martes con Giorgi no es más que “una chicana”.

El segundo en hablar fue Biolcati. Miembros de la Federación Agraria esperaban algún que otro silbido. No ocurrió así. El empresario tambero dijo estar agradecido a sus compañeros de la Mesa de Enlace. “La confianza sirve para resistir todos los embates que vienen desde el Gobierno”, indicó. El empresario se ganó unos aplausos, lo que le sirvió para terminar con palabras que podrían quedar en la historia de la Sociedad Rural: “No necesitamos Tartagal para saber lo que es la miseria”.

–¿Cómo interpreta la movida de Biolcati? –le preguntó este diario a Jorge Garrido, un productor autoconvocado del Sur de Santa Fe.

–Se comportó como un patrón de estancia, que no le pide permiso a nadie. Hoy tendría que renunciar, pero no creo –respondió.

El acto fue una puesta en escena para bramar contra el Gobierno y, quizá, para marcarle la cancha a Giorgi, de cara a la reunión del martes. “Esperemos que la ministra tenga el poder que no han tenido otros funcionarios. Vamos a dialogar con la fuerza que nos da esta medida de fuerza”, indicó Mario Llambías, titular de CRA.

Los productores autoconvocados esperaban escuchar algunas medidas más, pero éstas ya se habían tomado el día anterior, a raíz del affair Biolcati-De Vido. La Mesa de Enlace intuye que el próximo martes no recibirán nada concreto por parte de Giorgi. Frente a ese escenario, su estrategia seguirá siendo “el conflicto permanente”.

Antes del turno de CRA, el locutor dio la “noticia” de que otros seis legisladores habían abandonado el Frente para la Victoria. La lluvia de aplausos y chiflidos de los 2000 productores presentes devino en un “¡que se vayan todos!”.

El cierre fue para Buzzi, quien a esa altura podría ser el frontman de una banda de rock.

–¿Vamos a hacer una asamblea? –les preguntó el federado a los presentes.

–¡Vamos a las rutas! –gritó desaforadamente un productor sentado en las primeras filas.

–Bueno, mejor hablo solo, porque si no después hay que hacerse cargo de las decisiones –respondió el federado.

Con un manejo del escenario impecable, Buzzi saludó casi uno por uno a todos los legisladores presentes. “Hace un año empezamos una protesta que no sabíamos cómo iba a terminar. Menos sabíamos que nos encontraríamos con el desquicio de las autoridades nacionales. Salimos a la ruta porque nos estaban confiscando”, bramó. Acompañado a coro por un “¡y pegue, y pegue, Eduardo, pegue!”, el federado siguió. “De aquí en más, desde Leones, vamos a encarar la etapa que nos falta escribir. Nosotros no vamos a saludar al César, y menos estamos dispuestos a morir (por él). De pie, amigos y amigas. A no aflojar”, concluyó.

“No es cierto que no haya política agropecuaria”, respondió por la noche Randazzo en un hipotético diálogo. “El Gobierno ha hecho propuestas y las sigue haciendo, para mantener la rentabilidad del sector, sobre todo en lechería y carne, trigo, economías regionales, y acude diariamente en ayuda de miles de productores afectados por la sequía.” Como hubo rumores en contrario, fuentes oficiales aclararon que la reunión del martes con Débora Giorgi sigue en pie. Pese al enojo oficial.

Compartir: 

Twitter
 

El “gaucho look” también se hizo presente para acompañar el acto ruralista. Según Randazzo, “un acto de campaña electoral”.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared