EL PAíS › LA PRESIDENTA ESTUVO EN ROSARIO Y DESTACó LOS RECURSOS QUE RECIBE SANTA FE

CFK sacó cuentas con Binner

Dijo que Santa Fe “logró el record de 4600 millones de pesos de transferencia automática”. Binner había amenazado con ir a la Corte por una deuda de la Nación de 4000 millones. No hubo reutemistas ni obeidistas y el gobernador recibió silbidos aislados.

Desde Rosario

En su primera visita a Rosario desde que asumió la presidencia, Cristina Fernández dejó en claro que su relación con el gobierno provincial no atraviesa su mejor momento. A las diferencias en torno del lockout agropecuario, se sumó, días atrás, la amenaza de la gobernación de demandar a la Nación ante la Corte Suprema por una deuda de 4000 millones de pesos. Ayer, la jefa de Estado aprovechó su paso por la ciudad para refutar el reclamo del gobernador Hermes Binner al remarcar que el año pasado Santa Fe “logró el record de 4600 millones de pesos de transferencia automática”. La Presidenta recordó que los giros coparticipables a Santa Fe en “2002 apenas superaban los 800 millones y nunca podía perforar el techo de los mil millones”.

El desembarco de CFK en territorio santafesino terminó por confirmar el mapa del peronismo provincial: no hubo reutemistas ni obeidistas en Villa La Lata y el jefe de la bancada K en Diputados, Agustín Rossi, que movilizó a la militancia justicialista, estuvo en el escenario central en primera fila. Binner recibió silbidos aislados, recogió el guante e hizo un llamado a construir aun en la diversidad.

La visita que no pudo concretar el viernes pasado por las malas condiciones meteorológicas, Cristina la efectivizó ayer. Llegó al aeropuerto de Fisherton pasadas las 11. Luego, junto a Binner, Lifschitz y los ministros Florencio Randazzo (Interior) y Julio De Vido (Planificación Federal), recorrió las obras de reconstrucción de los muelles del Parque España. De inmediato se trasladaron a la hoy denominada Villa Corrientes, donde recientemente finalizaron las obras de mejoramiento urbano y relocalización de algunas familias en el marco del programa Rosario Hábitat, que financian el municipio, la Nación y el BID.

Lifschitz destacó la importancia de la vivienda. “Quizá nadie que no haya podido vivir en carne propia la angustia del hacinamiento, con la amenaza permanente del desalojo, pueda entender cabalmente la entidad social y humana de este proyecto”, sostuvo. El intendente calificó a la vivienda como “la necesidad más sentida”, y de inmediato agradeció a la Presidenta “por la posibilidad de que la segunda etapa del programa para más de 7500 familias pueda ser incorporado este año al financiamiento del BID y priorizado por el gobierno nacional”. Cuando le tocó hacer uso de la palabra a Binner, se escucharon algunos silbidos. El gobernador recogió el guante y de inmediato hizo un llamado a trabajar en la unidad “aun entre quienes piensan distinto”. Además, invitó a la Presidenta para que encabece el 20 de junio el Día de la Bandera en el Monumento.

CFK señaló que “cuando recorremos una obra como la que nos comprometimos a realizar, o los planes federales de vivienda, la terminación de la autopista Rosario-Córdoba, o las escuelas como inauguramos en estos días, uno advierte que el que hoy tenemos es un país diferente”.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Randazzo, Binner, Cristina Kirchner, Lifschitz, De Vido y Rossi en el palco principal.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.