EL PAíS › EL JUICIO POR FLOREAL AVELLANEDA

La apología de Riveros

 Por Adriana Meyer

La lectura amortiguó el impacto que hubieran tenido las palabras de los represores si ayer las hubieran pronunciado ellos mismos. En la tercera audiencia del juicio por el secuestro de Iris y Floreal “Negrito” Avellaneda y el homicidio de éste, los acusados Santiago Riveros, Fernando Verplätsen, Osvaldo García, César Fragni y Rubén Harsich se negaron a ser interrogados, por lo cual fueron incorporados al juicio sus dichos anteriores, durante la instrucción de la causa en los años 1984, 1986 y 2004, a través de la lectura de la secretaria del tribunal.

Aunque el público ya conocía la reivindicación de Riveros del genocidio como “guerra contra la subversión” o “guerra no convencional”, ninguno la escuchó con indiferencia. El octogenario general reconoció allí la cadena de mandos que operó en el Comando de Institutos Militares. En ese “combate”, que según Riveros comenzó en los gobiernos constitucionales de Juan Perón y su sucesora María Estela Martínez, imperaba la “obediencia debida”. Jorge Brioso, abogado de las víctimas, explicó que “en lo jurídico no hay nada nuevo bajo el sol, pero en lo informativo Riveros dice que no surge de la causa que Floreal, que tenía 14 años, haya sido torturado”. Ante la elocuencia de las fotos que muestran el cadáver del “Negrito” con signos de empalamiento, Brioso se preguntó: “¿A qué llamará torturar este hombre?”. El juicio se reanudará el lunes 11 con la declaración de Iris, Floreal (padre), Arsinoe y Azucena Avellaneda.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.