EL PAíS › EL COBISMO RETOMó LAS NEGOCIACIONES CON LA UCR Y LA COALICIóN CíVICA

Se dobló, pero no se rompió

 Por Miguel Jorquera

Llamadas telefónicas, encuentros furtivos y reuniones entre distintas fuerzas se sucedieron a lo largo de todo el día y hasta avanzada la noche. Así se logró recomponer la negociación entre el cobismo y los socios bonaerenses del Acuerdo Cívico y Social –que comparte con la UCR, la CC, el GEN y el PS– para tratar de evitar la fractura de la alianza electoral en medio de la disputa por las candidaturas. El portazo que habían dado el miércoles con la amenaza de no volver y las críticas que volcaron hacia Elisa Carrió no fueron gratis para los hombres de Julio Cleto Cobos: tuvieron que reabrir la discusión con una baja. El ARI salió al cruce de las acusaciones impugnando la candidatura del cobista Héctor “Cachi” Gutiérrez, por una causa penal que el intendente de Pergamino afronta por la apertura de un prostíbulo donde había menores esclavizadas. El propio presidente del radicalismo, Gerardo Morales, se contactó con Cobos para reanudar el diálogo. Aunque nada estará firme hasta el sábado por la noche, cuando vence el plazo para presentar listas de candidatos, anoche algunos dirigentes radicales ya daban por superado el desencuentro.

“Si llegamos hasta acá es por la actitud de Lilita, que fue la artífice de los acuerdos”, argumentó Morales para despegar a Carrió de las críticas del cobismo y se mostró confiado en que “seguramente la sensatez y la madurez de la dirigencia en la provincia van a garantizar las alianzas”. A esa hora de la tarde, el jefe del radicalismo ya había hablado con Carrió y el propio Cobos en búsqueda de una salida a la crisis del frente.

Morales confirmó a Página/12 sus contactos con Carrió y la CC. Negó, en cambio, haberse encontrado con Cobos y también un contacto telefónico que sí existió. El trabajo pesado para recomponer las negociaciones corrió por cuenta de los radicales, que siempre oficiaron de nexo entre el cobismo y el resto de las fuerzas del Acuerdo Cívico.

De hecho, el titular del Comité Provincia de la UCR, Daniel Salvador, fue el encargado de sentarse nuevamente en la mesa de negociación con los bonaerenses de Consenso Federal (ConFe). La discusión se prolongó hasta avanzada la noche y no fue fácil. La amenaza de ruptura le costó jirones al cobismo, que perdió a uno de sus hombres en el camino: Cachi Gutiérrez, para quien estaba reservado el tercer lugar en la lista de candidatos nacionales.

Las declaraciones que Gutiérrez y el intendente de Junín, Mario Meoni, formularon el miércoles, cuando anunciaron la ruptura con la UCR y la CC, cayeron muy mal en las huestes de Lilita. Los cobistas le habían apuntado a Carrió por “cierta especulación política” con miras a 2011. Cobos y la líder de la CC deberán dirimir entonces sus aspiraciones presidenciales.

“No podemos llevar como candidato a diputado nacional a alguien que tiene pendiente de resolución una causa vinculada con la prostitución de menores. Esta causa no estuvo armada por el kirchnerismo, como afirma el cobismo, porque data del año 2007, momento en que Gutiérrez era aliado del kirchnerismo”, decía el comunicado difundido por la mañana por el propio negociador del ARI bonaerense, Horacio Piemonte. “La causa en cuestión –continúa el comunicado– está radicada en la Fiscalía 1 de Pergamino y se refiere a la prostitución de menores que se ejercía en el prostíbulo Spartacus de esa localidad, donde se encontraron menores de 12 y 14 años ejerciendo la prostitución habiendo testigos que indican que el intendente Gutiérrez frecuentaba el mismo.”

Más tarde, Piemonte confió a Página/12 el motivo de la difusión del comunicado. “Nosotros ya habíamos cuestionado la candidatura de Gutiérrez por ese motivo, pero no lo habíamos hecho público porque pensábamos que el cobismo iba a comprender nuestra postura, pero no fue así”, afirmó el diputado provincial del ARI. Piemonte confirmó que el tercer puesto en la boleta de diputados –que encabezan Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín– estaba reservado para el cobismo, “pero no para Gutiérrez, quien se encargó de promocionarse para el cargo”.

Mientras Stolbizer trataba de poner paños fríos a la posible fractura con el cobismo y de defender a Carrió, para reabrir las conversaciones, sus negociadores no veían con buenos ojos la actitud de los aristas. “Esas cosas no se resuelven a través de los medios”, dijo a este diario el diputado nacional del GEN, Horacio Alcuaz, sobre el comunicado de Piemonte. “Nosotros no cuestionamos a Gutiérrez, porque sería prejuzgar”, insistió.

Por la noche, la candidatura de Gutiérrez ya se había caído. En la negociación con la UCR, el cobismo insistió en que Gutiérrez elegiría a su propio reemplazante, mientras en el ARI y el GEN consideran al intendente de San Pedro, Mario Barbieri, como un “excelente” candidato alternativo. Ambas fuerzas también coincidían en que era imposible renegociar los cargos, porque el trabajoso acuerdo en la lista de diputados nacionales y legisladores provinciales “mantiene un delicado equilibrio de fuerzas que sería casi imposible rearmar a dos días del cierre de listas”.

Sin embargo, todos reconocían que no habrá lista única en los 134 municipios de la provincia: “Allí las viejas rencillas personales hacen imposible un acuerdo, por eso vamos a habilitar colectoras”, aseguraron a Página/12. Eso sería una ventana abierta para que el cobismo pelee con lista propia en sus distritos y mantenerlo dentro de la estructura frentista. La palabra final será el sábado por la noche, con las listas que deberán presentar a la Justicia electoral en las manos.

Compartir: 

Twitter
 

Cobos y Héctor Gutiérrez, que perdió su lugar en la lista.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.