EL PAíS › METROVíAS PRETENDE QUE SE DICTE LA “ILEGALIDAD” DE LA MEDIDA DE FUERZA

Tres horas sin subte

En vísperas del paro por el reconocimiento de un nuevo sindicato, los delegados liberaron los molinetes. Hoy habrá huelga de 14 a 17.

 Por Laura Vales

Los trabajadores del subte volverán a parar hoy, entre las 14 y las 17, en reclamo de que el Ministerio de Trabajo reconozca al sindicato que crearon para separarse de la Unión Tranviarios Automotor. En vísperas de la nueva medida de fuerza, ayer en las cabeceras de las seis líneas los pasajeros fueron invitados a viajar gratis durante dos horas, ya que la protesta gremial liberó los molinetes. Metrovías pidió al ministerio que “declare la ilegalidad de estas acciones”.

Además anticipó que intentará dar un servicio de emergencia con personal jerárquico. Sin embargo, según aclaró la propia concesionaria, difícilmente pueda garantizarlo, ya que como parte de la medida de fuerza los delegados se tiran a las vías cada vez que un tren intenta ser puesto en movimiento.

El conflicto tiene como origen el histórico enfrentamiento entre los dirigentes de la UTA, un sindicato adscripto a la CGT, y el cuerpo de delegados que organizó la vida gremial de los trabajadores de Metrovías en base a asambleas y voto directo. Separadas por un brecha ideológica insalvable, la UTA y el cuerpo de delegados tuvieron una difícil coexistencia de más de una década, hasta que el año pasado los delegados decidieron escindirse del sindicato cegetista y armar un gremio propio. Así nació la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro.

El nuevo sindicato lleva un año de existencia y tiene mil seiscientos afiliados sobre un total de 2600 empleados –la planta de Metrovías–, pero no ha conseguido todavía que su existencia sea aceptada oficialmente. Aunque los trámites para inscribirse en el ministerio no pueden demorar según los tiempos legales más de seis meses, ese tiempo se cumplió sin que las autoridades le otorgaran la simple inscripción.

Los reclamos por el reconocimiento comenzaron hace un mes con marchas a la cartera de Trabajo y pasaron en la última semana a la paralización de los servicios y la apertura de molinetes. La pelea por la inscripción del gremio también tiene una faceta judicial, ya que el caso fue llevado a los tribunales. El mes pasado, el Juzgado Federal en lo Laboral Nº 79 le señaló al Ministerio de Trabajo que está en mora.

La UTA había mantenido un perfil bajo frente al paro de la semana pasada, pero ayer pasó a la ofensiva con un comunicado de prensa, firmado por su consejo directivo nacional, en el que pidió “disculpas al público usuario” y acusó a los convocantes de la huelga de “arrogarse una representatividad que no tienen”.

“A la empresa Metrovías SA y al gobierno nacional les pedimos que hagan lo que esté a su alcance para evitar maniobras que están fuera de la ley”, añadieron los dirigentes cegetistas. El pedido de que se declaren ilegales las medidas de fuerza fue sostenido así tanto por la empresa concesionaria como por la UTA.

Los paros se vienen realizando en horarios de menor circulación, mientas que el levantamiento de los molinetes se concretó en horas pico. La huelga del jueves pasado fue realizada también al mediodía, de 12 a 14. Los molinetes fueron abiertos entre las ocho y las diez de la mañana, en el horario que el grueso de los pasajeros va al trabajo.

Compartir: 

Twitter
 

La empresa dijo que intentará dar un servicio de emergencia.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.