EL PAíS

Mensajes de texto

Chn-chn a lo Clto

Como muestra del cambio de los tiempos, por primera vez desde que ocupa el cargo de vicepresidente, Julio Cobos ofreció un brindis de fin de año. Lo hizo la semana pasada en el Salón Gris de la presidencia del Senado. Allí el vice agasajó a sus invitados con el catering habitual para este tipo de acontecimientos: sanguchitos, bocaditos, gaseosas y bebidas espirituosas varias. Llegó sonriente, saludó uno por uno a los presentes y se dedicó a charlar con un grupo de adherentes que lo rodeaba y se sacaba fotos con él. Pero, a diferencia de lo que suelen ser estas reuniones de fin de año en las que el anfitrión ofrece un pequeño balance del año y se anima a señalar alguna de sus expectativas para el año que asoma, Cobos levantó la copa y propuso un brindis por la paz y la familia. Sorprendidos, los participantes chocaron sus copas y poco después el vice dio por terminado el encuentro

Cnsnso q ya fue

Era un encuentro variopinto. Participaban desde la reina nacional de la Vendimia, el actor Mike Amigorena, el músico Gustavo Santaolalla y el cardiocirujano de Sandro, Claudio Burgos, hasta la más alta dirigencia política de Mendoza, incluido Julio Cobos, el presidente de la UCR Ernesto Sanz y el intendente Alfredo Cornejo. Se trataba de la foto de “los mendocinos del año”, realizada por el diario local UNO, propiedad del empresario de medios Daniel Vila. Pudo verse, copa en mano, al vicepresidente dialogando con el empresario opositor, además de charlar con el titular de la UCR. En una de esas conversaciones, Cobos le reveló a Sanz que le indicó a la dirigencia del ConFe que todavía no regresó al partido que “midan sus tiempos, si quieren, pero la idea es que vuelvan al radicalismo”. Así, por primera vez se le escuchó al vice anticipar la desaparición de Consenso Federal, la estructura política que utilizó en las últimas elecciones

Brndis o vlorio

Los brindis de PRO no tuvieron demasiada algarabía, en una semana en la que terminaron de decantar la suma de los escándalos que el jefe de gobierno Mauricio Macri dejó caer sobre su persona desde el 28 de junio hasta aquí. “A veces hacemos las cosas bien y muchas veces, mal. Este es un año que fue absolutamente duro”, afirmó el jefe del bloque macrista en Diputados, Federico Pinedo, quien intentó darles ánimo a sus compañeros: “Pero por suerte nos vamos de vacaciones”.

–Yo no me voy, ¿eh? –le devolvió la pelota Gabriela Michetti.

–Cualquier duda que tengan, no me llamen. Llámenla a Gaby –bromeó Pinedo ante los periodistas.

“En el próximo brindis les diremos: ‘Nos vemos en la Casa Rosada’” –cerró Pinedo, bien arriba.

El titular de la bancada PRO en la Legislatura, Oscar Moscariello, también ensayó un balance con un cierto intento de optimismo: “Que el año que viene sea mejor que este 2009, que tuvo avatares producto de la crisis institucional que nos afectó como país”, dijo. Lamentablemente, ninguno de los legisladores lo escuchaba, entretenidos entre los saladitos y el champagne

Ppa Sntilli

Diego Santilli empezó su rol de ministro de Espacio Público a toda máquina: de comandar la Legislatura porteña pasó a resolver problemas de baches, árboles, reciclado y hasta tuvo tiempo para repartir regalos con un Papá Noel. Su Facebook se le llenó de reclamos por veredas rotas. Aclaró que no los respondió aún, porque “los primeros días en el ministerio son tan frenéticos que hace dos noches que no veo a mis hijos: llego cuando ya están dormidos y me marcho antes de que se levanten”

Aftalo a Anbal

Una sencilla aplicación hace las delicias de la internet vernácula. Publicada por el blog del Viejo Vizcacha (el viejovizcacha.blogspot.com) y rápidamente difundida vía Facebook y Twitter, “Afeitá a Anibal” propone pasarle la Gillette al bigote más popular de la política local. El juego le da al usuario la posibilidad de modelar el vello facial del jefe de Gabinete a piacere, y hay usuarios que anuncian sus ocurrencias online. Entre los modelos más populares aparecen “un bigotito porn star de los años ’70”, el de Cantinflas e incluso el de otro Aníbal, el mediático Pachano, director de teatro, habitué de los programas de chimentos y portador de otro bigote de lo más particular

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.