CIUDAD › SI NO APRUEBAN LA REFORMA TRIBUTARIA, ROSARIO ESTARá EN PROBLEMAS

A ajustarse los cinturones

El secretario de Hacienda municipal, Gustavo Asegurado, auguró un panorama "muy, muy delicado" si la Legislatura provincial no aprueba el proyecto del Ejecutivo. Afirma que no habrá fondos para obras ni para aumentar salarios.

 Por Evelyn Arach

Si la reforma tributaria no se aprueba "Rosario quedaría en una situación económica muy delicada". Así lo afirmó el Secretario de Hacienda Gustavo Asegurado al ser entrevistado por Rosario/12. El funcionario añadió que sin los 100 millones de pesos que llegarían por la actualización de los impuestos provinciales "la ciudad no podrá atender más demandas durante 2010" y "la obra pública será insuficiente". De hecho, en el presupuesto que fue girado al Concejo Municipal en noviembre, apenas el 14 por ciento está destinado a Planeamiento y mantenimiento urbano. En este marco, el funcionario dijo que "es muy prematuro pensar" en un aumento de la Tasa General de Inmueble (TGI) pero no lo descartó.

¿Qué pasará en las arcas municipales si no se aprueba la reforma tributaria?

-Creo que va a poner al Rosario y al resto de los municipios en una situación económica muy, muy delicada. Tenemos un retraso en el cobro de impuestos que trae como consecuencia un desfinaciamiento de los municipios. Y para que quede claro basta un ejemplo. En 2003 el impuesto inmobiliario representaba el 28 por ciento del total de ingresos que sostenían el presupuesto de la ciudad. En 2010, es apenas el 7 por ciento. Esto define como hemos perdido los municipios con el impuesto inmobiliario e ingresos brutos.

-¿Con qué herramientas cuenta el municipio para hacer frente a nuevas demandas durante 2010, por ejemplo a los reclamos de aumentos salariales?

-Si no hay reforma tributaria no va a haber posibilidades de atender nuevas demandas durante el 2010, porque con los tributos locales no alcanza. Cuando llegue el momento se darán las discusiones. Pero está claro que el que piensa en no aumentar recursos será responsable cuando en el 2010 no se pueda responder a las demandas.

-¿Aumentar la TGI o el Drei (Derecho de Registro e inspección) podría ser una opción?

-Es prematuro pensar en eso. Creemos que va a haber algún tipo de acuerdo legislativo, porque no es sólo Rosario sino todas las administraciones municipales las que van a entrar en crisis.

-¿Está descartado entonces?

-Nunca aumentamos el Drei y respecto a la TGI lo único que puedo decir es que esta semana vamos a estar pendientes de lo que pase en la Legislatura.

-¿En el presupuesto 2010 que ya fue girado al Concejo, estaban previstos los cien millones de pesos que podrían llegar por la actualización de tributos?

-Pensábamos que esta discusión iba a avanzar e hicimos mención de ello. Pero legalmente no puede incorporarse nada de lo cual no se tenga certeza. El presupuesto 2010 tiene proyectado un déficit de 50 millones de pesos. Y la propuesta en obras públicas es muy austera e insuficiente y seguirá siendo así si no llegan más recursos.

-En este marco hay una serie de cuestionamientos por parte de la oposición en torno al transporte público estatal, teniendo en cuenta que las dos firmas dan pérdida e insumen fondos que según ellos podrían destinarse a otros fines, ¿Cuál es su postura?

-La lógica de tener ganancias con el sistema de transporte no es tal. Los subsidios municipales son necesarios para atender a los barrios y llegar a lugares a los que las empresas privadas no van porque no es redituable. Esta bien que así sea porque ese dinero beneficia a sectores con menos recursos.

-¿Cómo avizora el 2010 en materia económica?

-Si hablamos del sector público municipal hay que decir que estamos muy condicionados por la falta de coparticipación nacional y la falta de actualización de impuestos en la provincia. En cuanto al sector privado las expectativas son favorables, podemos ser optimistas.

-Pero si el sector privado crece, ¿no cree que habrá más recaudación?

-No necesariamente porque hay determinados tributos como ingresos brutos que está desgravado. Y el impuesto inmobiliario (que antes era un tercio de nuestro presupuesto) está anclado hace 18 años. No existe más para las arcas municipales. En 2010 el 52 por ciento de los ingresos municipales provienen del DREI y la TGI que son de recaudación municipal y a los que hemos ido actualizando.

-El gobernador Hermes Binner insistió la semana pasada con la posibilidad de emitir cuasimonedas si no se aprueba la reforma tributaria, ¿Cuál podría ser el impacto en los municipios?

-No creo que se un impacto negativo económicamente hablando. Pero si eso sucede será el fracaso de la política. Porque a diferencia del 2001, ahora sí existen posibilidades de recaudar.

Compartir: 

Twitter
 

Asegurado afirmó que esta semana estarán "muy atentos" a lo que ocurra en la Legislatura.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.