EL PAíS › INSISTEN EN RECLAMAR UNA PRONTA DISCUSIóN PARLAMENTARIA DEL TEMA DEL BANCO CENTRAL

La oposición quiere ir al Congreso

Los opositores buscan abrir las puertas del Parlamento. Dicen que los decretos de necesidad y urgencia deben tratarse de inmediato aun cuando no haya sesiones.

Los legisladores de la oposición pidieron ayer una “solución política” al conflicto con el Banco Central y coincidieron en reclamar un pronto tratamiento en el Congreso del decreto de necesidad y urgencia que dispuso el uso de reservas para el pago de deuda y el que destituyó a Martín Redrado. Abierta la puerta del Senado por el vicepresidente Julio Cobos, quien convocó para mañana a una reunión de labor parlamentaria, los opositores buscaron ponerle una cuota de presión al titular de Diputados, Eduardo Fellner, quien sólo accedió a llamar a un encuentro “informal” de presidentes de bloque. La apuesta de máxima de la oposición es reunir a las cámaras y sesionar.

Ernesto Sanz, titular de la UCR, consideró que “no es la Justicia sino la política” la que debe dar una solución a la crisis, en coincidencia con compañeros de partidos y legisladores de otras fuerzas. “La Constitución nacional dice que el Parlamento debe abocarse de manera inmediata a tratar el DNU”, clamó desde el mismo radicalismo Ricardo Alfonsín. El vicepresidente primero de la Cámara de Diputados agregó en referencia al texto constitucional que, “cuando dice que es de manera inmediata, quiere decir que se debe reunir, aunque no estemos en sesiones ordinarias ni extraordinarias”.

El jefe del bloque de diputados del PRO, Federico Pinedo, confirmó por su parte que la oposición busca “autoconvocarse” en caso de que el presidente de la Cámara baja, Eduardo Fellner, no llame “formalmente” a los titulares de bancada a reunirse para reencauzar el conflicto en el Congreso. Según adelantó Pinedo, el PRO y otros bloques opositores están “decididos” a autoconvocarse en Diputados. “Fellner es el presidente de la Cámara pero no su dueño”, advirtió el macrista.

“Vamos a pedirle a Fellner que hagamos una reunión de presidentes de bloque para ver si de manera seria, responsable y adulta podemos conversar sobre una situación que es grave, a ver si podemos salvar a la Argentina de este escándalo”, agregó el hombre del PRO. Pinedo fue uno de los diputados que en diciembre pasado pidió una medida cautelar contra el Decreto de Necesidad y Urgencia que creó el Fondo del Bicentenario.

A diferencia de Cobos, Fellner convocó a una “reunión informal” para mediados de la próxima semana con el fin de analizar el tratamiento de los DNU que habilitaron el pago de la deuda con reservas. Alfonsín confirmó que estuvo en contacto con Fellner con vistas al encuentro de la semana entrante, pero cuestionó el decreto presidencial. “Es absolutamente nulo porque no hay necesidad ni urgencia” y porque entiende que “es clara la intención de ‘bypassear’ al Congreso”, cuestionó.

Para Sanz, el argumento oficial de que el Congreso recién debe retomar sus funciones en marzo es “erróneo” y confirmó la convocatoria de Julio Cobos a los presidentes de todos los bloques del Senado para mañana a las 18.30. El kirchnerismo ratificó su decisión de no participar de ese encuentro. El senador y jefe del radicalismo minimizó el desconocimiento oficial de este llamado y confió en que, “en no muchos días más, el Congreso tendrá una respuesta” sobre el tema de las reservas y sobre la situación de Martín Redrado, por ahora restituido en su cargo.

Elisa Carrió, por su parte, repudió la “reiterada actitud de atropellar al Poder Judicial” por parte del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y ratificó su intención de pedirle juicio político. Para la líder de la Coalición Cívica, la “actitud” de Fernández “comenzó en diciembre con la desobediencia de un fallo judicial” dictado en el marco del conflicto entre dos listas antagónicas del gremio de aeronavegantes y continúa hoy “con la intimidación y persecución a la jueza María José Sarmiento”.

“Se está destrozando la institucionalidad de la República”, sostuvo además la chaqueña y convocó a las demás fuerzas políticas “a evitar un conflicto de poderes generalizado que sólo podría dañar aún más a la ya herida Argentina”. Por último, reclamó “serenidad y racionalidad a fin de evitar pulseadas políticas estériles, retomando la inconstitucionalidad de la manera más racional posible”.

A la ola de críticas contra el Gobierno se sumó también el ex presidente Carlos Menem, quien recientemente anunció su candidatura para 2011. De acuerdo con el riojano, el Poder Ejecutivo “ha optado por tomar control, por la vía de un decreto, sobre una porción significativa” de las reservas del Central “y ha transgredido además la ley que estableció la Carta Orgánica de esa institución con otro decreto destinado a desplazar irregularmente a su presidente”.

Menem afirmó también a través de un comunicado que “este comportamiento irresponsable no sólo golpea contra el orden institucional del país, sino también contra el patrimonio y el fruto del trabajo de los argentinos” y “exhibe una arbitrariedad gubernamental que no puede sino dañar la seguridad jurídica del país”.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Alfonsín, Elisa Carrió, Federico Pinedo y Carlos Menem.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.