EL PAíS › LOS DIPUTADOS PERONISTAS DESPIDIERON A ROGGERO CON UNA CENA

Asado ecuménico para el embajador

Humberto Roggero parte hoy a Roma. Menos los del Grupo Talcahuano, todas las líneas internas del bloque estuvieron presentes.

 Por Felipe Yapur

Son los últimos días de Humberto Roggero al frente del bloque justicialista de Diputados. A partir del 19 de diciembre se hará cargo de la embajada argentina en Roma, Italia, y su partida ya desató la disputa por la sucesión. Si bien hay un acuerdo previo de mantener la conducción de la bancada a través de un triunvirato –donde están representadas las principales líneas internas–, el nombre definitivo de su reemplazante se conocerá una vez que se elija el candidato presidencial del PJ. De todas formas, anoche, al cierre de esta edición, unos setenta legisladores despedían al cordobés, asado mediante, en la quinta que el puntano Oraldo Britos tiene en la localidad bonaerense de Maquinista Savio.
Para comer el “asadito”, como lo calificaron colaboradores de Britos, llegaron representantes del duhaldismo, adolfistas y también los menemistas que integran el bloque Azul y Blanco. Estos últimos dejaron atrás las diferencias que mantienen con sus ex socios del duhaldismo para sentarse alrededor del delasotista Roggero. No es extraño, al cordobés le reconocen la capacidad de haber mantenido unido al bloque desde que se hizo cargo en 1997. Del riocuartense dicen que supo “equilibrar las cargas internas y distribuir equitativamente el poder” entre las distintas fracciones.
A pesar de las virtudes que le endilgan, lo cierto es que Roggero no termina su gestión sin máculas. Los diputados justicialistas enrolados en el denominado Grupo Talcahuano lo denunciaron por “distribuir” discrecionalmente sobresueldos a una buena cantidad de legisladores. Los montos de dichos “refuerzos” variaban entre 2000 y 4000 pesos. Roggero lo negó sistemáticamente y el caso no llegó a mayores porque los Talcahuano prefirieron que la polémica se dirima en la Justicia. De hecho, los legisladores de este sector son los únicos que estuvieron ausentes del “asadito”.
Partida
Roggero partirá hoy hacia Roma con un doble objetivo. Primero que nada se instalará en su nuevo puesto de embajador, una tarea que Eduardo Camaño definió como “un sagrado mandato”. Por otro lado, el legislador aprovechará los días en Italia para realizarse un estudio médico de sus pulmones. El diputado padece una deficiencia en su capacidad pulmonar fruto del accidente automovilístico que sufrió en julio del año pasado.
De todas formas, el delasotista regresará en diez días para la sesión del 18 de diciembre donde el oficialismo pretende aprobar el Presupuesto 2003. Si bien será su última participación, esto no significa que Roggero no vaya a regresar a su banca –su mandato finaliza en 2005– porque no renunció sino que pidió licencia. Previsor como siempre, el cordobés sabe que su puesto diplomático depende del resultado electoral del 27 de abril.
Lo que resta ahora es definir el nombre de su sucesor. Por ahora, y hasta tanto se dirima la interna partidaria, se harán cargo de la conducción del bloque el menemista Manuel Baladrón, el reutemista Jorge Obeid y el duhaldista José María Díaz Bancalari. Esto no es óbice para que ya se barajen distintos nombres. Uno de los que suena fuerte es el salteño Juan Urtubey. Si bien es un hombre del gobernador Juan Carlos Romero, el hecho de que no haya migrado hacia el bloque menemista le valió la atención del resto de las líneas internas. Otro de los que suenan es el fueguino Omar Becerra. Su nominación se justifica más que nada por no estar enrolado detrás de ningún precandidato presidencial. Pero todo es muy prematuro y virtual hasta tanto no se defina la interna partidaria.

Compartir: 

Twitter
 

Humberto Roggero abandona la jefatura del bloque del PJ después de conducirlo por cinco años.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.