EL PAíS › DUHALDE ATACA A FAYT; NO HAY DECISION SOBRE LA EXCUSACION; NITO RECUSA A BOGGIANO...

El culebrón de la Corte y sus nuevos episodios

El Presidente dijo que Fayt debería haber renunciado hace años y puso en duda su capacidad, en razón de su edad. Artaza recusó a Boggiano. Un insólito pedido de los Supremos a Petracchi. La gobernadora de San Luis no se rinde. Habrá que nombrar conjueces y pedir socorro.

 Por Irina Hauser

Fue una directa invitación al ministro de la Corte Suprema Carlos Fayt a que deje una nueva vacante en el tribunal. “Tenía que haber renunciado hace varios años”, disparó Eduardo Duhalde. La edad de 75 años, opinó el Presidente, es “un límite importante para que el hombre mantenga toda su capacidad intelectual intacta”. “Por supuesto que no voy a renunciar”, dijo el juez, que tiene 84. Además, acusó al Ministerio de Economía por la filtración a la prensa de su proyecto para redolarizar los depósitos. Y aclaró que la “fatiga moral” que le causó ese episodio fue la razón de su excusación, no el plazo fijo de más de 200 mil dólares que tiene en el Banco Nación. “Mis pares sabían hace muchos meses que yo tenía ese depósito”, aseguró. Ahora no sólo está trabada la resolución sobre la devolución de ahorros. Tampoco hay mayoría para que el tribunal resuelva si acepta o no el apartamiento de Fayt y por eso tendrá que sortear conjueces.
Cada hora que pasaba ayer el ambiente de culebrón se reproducía en la Casa Rosada y en la Corte Suprema. “No sé si reírme o llorar con este enredo”, le confesaba un ministro de la Corte a otro por las líneas telefónicas internas. En el máximo tribunal no existen certezas de nada desde que Fayt –cuyo voto era indispensable para que saliera el fallo que la devolución de depósitos en moneda de origen– anunció su excusación en las causas sobre la pesificación y al corralito a partir de que se supo que él mismo tiene dólares atrapados en el banco. Después de los nuevos pedidos de juicio político contra Fayt, el Presidente dobló la apuesta.
- Fayt se defiende. Sólo renunciaría “cuando considere que no estoy en condiciones físicas, morales e intelectuales de poder servir a la república”, dijo ayer el ministro en varias radios. “Estoy sirviendo a la república por eso me quedo”, remarcó. “Mi excusación –añadió– no está basada en que tengo depósitos sino en la fatiga moral que me causaron las filtraciones, que son un hecho grave.” “En Economía lo tuvieron (su proyecto) y lo repartieron”, responsabilizó. También marcó diferencias con el juez Enrique Petracchi (foto) y su ex colega Gustavo Bossert, que nunca votaron en causas del corralito. Ellos, dijo, “tenían sus depósitos en bancos privados, en cambio yo lo tenía en un banco oficial. El artículo 17, inciso 4, del Código Procesal Civil y Comercial no permite que un juez se excuse cuando provenga de cuentas o cuestiones que surjan respecto de sus depósitos en bancos oficiales (...) mis pares sabían desde hace muchos meses que yo tenía ese depósito y me dijeron que no correspondía que me excusara (...) nunca intenté recuperar el depósito, no hice amparos, eso ya está en un Boden”. “He tratado por todos los medios de ser un juez imparcial e independiente”, sostuvo.
- Duhalde aprieta. El mandatario sacó a relucir ayer, en una rueda matinal con periodistas, la cláusula constitucional que obligaba a los jueces mayores de 75 años a ser confirmados por el Senado hasta que en 1999 fue declarada inconstitucional por la propia Corte, lo que habilitó a Fayt a seguir en funciones automáticamente. “Me parece que son muchos 85 años y creo que debería respetarse la Constitución”, insistió Duhalde en alusión al ministro, acotando que al hablar de la “capacidad intelectual” lo decía por él. A pesar de que tanto el Gobierno como los bancos hicieron varios intentos por frenar el fallo redolarizador –un efecto logrado por el momento con la excusación de Fayt–, ayer Duhalde reclamó una definición “lo más rápido que pueda, para un lado o para otro, porque no se puede seguir la incertidumbre jurídica”. Pero que “no vaya a ser que por decisiones de la Corte cambiemos el modelo económico”, advirtió.
- ¿Y ahora qué? La Corte va a tener que designar tres conjueces para resolver si acepta o rechaza la excusación de Fayt. El ministro Adolfo Vázquez hizo circular un proyecto para rechazarla y empujar a su colega a que vote en el expediente sobre pesificación. Pero sólo consiguió la adhesión de Julio Nazareno, Eduardo Moliné O’Connor y Guillermo López.Antonio Boggiano había prometido su apoyo en ese sentido pero lo retiró el jueves a última hora. Los supremos transitorios serán sorteados entre los presidentes de cámaras de todo el país. Si los elegidos también se excusan, el sorteo sería entre la lista de diez abogados-conjueces que eligió Duhalde y aprobó el Senado. Si finalmente la Corte llegara a lograr mayoría para contrariar la decisión de Fayt, él tendrá que decidir si accede a firmar la resolución o no. En ese caso habría chances de que un fallo que ordene la devolución de los depósitos en dólares (o el equivalente en pesos) sea tarde o temprano un hecho. De lo contrario, los conjueces también tendrán que pronunciarse sobre la pesificación. Todos estos trámites podrían llevar a que el desenlace se postergue hasta febrero.
- Vale todo. Con una ínfima esperanza de conseguir el quinto voto –que Augusto Belluscio también se negaba a facilitar–, algunos ministros le enviaron ayer un texto a Petracchi donde le preguntaban si se sigue considerando excusado, teniendo en cuenta que sólo lo había planteado oficialmente en referencia a un expediente sobre las primeras medidas del corralito iniciado por la Defensoría del Pueblo porteño. “Además esta causa en debate es sobre la pesificación, no sobre el corralito, y simplemente diremos si es constitucional o no”, intentó convencer un funcionario de la Corte. Petracchi le hizo saber directamente a Fayt que tiene decidido no votar.
- Boggiano recusado. El actor y líder de los ahorristas acorralados, Nito Artaza, recusó ayer a través de sus abogados al ministro Boggiano (foto), a quien el presidente Duhalde benefició con la nominación para integrar el Tribunal Penal Internacional de La Haya, con lo que lograría una vacante más en la Corte satisfaciendo un viejo anhelo del ministro. Artaza argumentó que las normas procesales establecen que cuando un juez recibió “beneficios de importancia de algunas de las partes” se debe excusar. Para el caso, el Gobierno es parte en los expedientes sobre todas las medidas económicas. Ahora este es un nuevo tópico que deben resolver los ministros del máximo tribunal. Antes de decir algo, deben esperar que el propio Boggiano responda a los fundamentos del cómico.
- San Luis persevera. Tal como lo prometió, la gobernadora puntana Alicia Lemme (foto) se atrincheró ayer otra vez en el Palacio de Justicia pidiendo una solución al reclamo de 247 millones de dólares que a la provincia le quedaron en el corralito, y que está en la Corte hace varios meses. Irritada, la mujer comparó el corralón con los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar. Ayer, finalmente, logró que todos los ministros la atendieran. Incluso en sus horas de guardia, en que la acompañó firme un séquito de funcionarios provinciales, el juez Vázquez le ofreció un cuartito de su despacho para que aunque sea tuviera donde sentarse. Ni Lemme ni nadie tienen aún respuesta alguna.
Y sigue el show.

Compartir: 

Twitter
 

Nito Artaza sumó un nuevo dolor de cabeza a las atribuladas testas de los cortesanos.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.