SOCIEDAD › EN CORRIENTES: TENIA 3 AÑOS Y PESABA 6 KILOS

El hambre mató a otra nena

Lorena llegó al hospital de Perugorría con una insuficiencia respiratoria, pero no había oxígeno. El médico la trasladó en su auto porque tampoco había ambulancia. Murió en el camino.

 Por Alejandra Dandan

El hambre cruzó una nueva frontera del país. Esta vez entró a Perugorría, uno de los pueblos tabacaleros de Corrientes. El miércoles a las diez de la mañana, una nena de dos años y diez meses llegó al hospital del pueblo con insuficiencia respiratoria y seis kilos de peso, siete kilos menos de lo normal. El único médico del lugar dispuso un traslado urgente a Mercedes porque desde el domingo pasado no había oxígeno en el hospital. El viaje se hizo en el auto particular del médico porque la única ambulancia de Perugorría estaba descompuesta. A pesar del esfuerzo, Lorena Lemos murió en el camino, cuando el auto estaba a punto de entrar en Mercedes y cuando las autoridades de Nación aterrizaban en la capital correntina para llevar adelante la segunda fase del Operativo Rescate. Para Sergio Batista, el especialista de Perugorría, esta muerte es sólo uno de los emergentes más críticos de una zona donde el 75 por ciento de la población está sin trabajo.
Perugorría está apenas a unos 10 kilómetros de Goya, una de las principales ciudades de Corrientes. Allí, el miércoles a las diez de la mañana, Lorena Lemos entró al hospital con un cuadro semiagónico. “Tenía insuficiencia respiratoria de extrema gravedad con un cuadro de desnutrición de mucho tiempo, por lo menos de un año de evolución”, explica Batista. “Como ocurre a menudo –continúa el médico– ni siquiera teníamos oxígeno en el hospital: y yo no digo que con el oxígeno ella se hubiese salvado pero un cuadro de insuficiencia respiratoria se trata con oxígeno.”
Verónica era la hija más chica de una de las familias desocupadas del pueblo. Nació con un problema motor congénito que le impedía caminar. Por esa razón, sus padres recorrieron durante estos años los hospitales de la capital correntina y de Curuzú Cuatiá buscando recursos para sacarla adelante. “Con los pocos medios que tenían –indica el médico– hicieron todo ese periplo y terminaron así, como terminan muchos de aquí.”
Por su estado de salud, la niña necesitaba recibir distintos tipos de aportes nutricionales, entre ellos leche reforzada, uno de los insumos considerado de lujo por buena parte de la población. La entrega de leche en polvo se hace una vez por mes pero, durante los seis primeros meses del año, el pueblo tuvo las raciones de leche suspendidas. “La gente está tan mal –explican en el hospital– que el día de la entrega, las colas empiezan a las tres de la mañana.”
De acuerdo con las estadísticas socio-económicas que se manejan en el lugar, Perugorría tiene 362 jefes de hogar desocupados. De ellos dependen en forma directa, una población de 1017 niños y 1305 adultos. El resto de los habitantes, unas 600 personas, vive de la administración pública o como empleados en los cascos de estancia. “Esta es una de las zonas más precarias de toda la provincia –explica Batista–, no hace falta ser médico ni especialista para advertir cómo avanzan las enfermedades que produce la pobreza.” A la lista de déficit nutricionales, los especialistas agregan los culturales y medioambientales como el tipo de viviendas en la región. Verónica vivía en una casa rancho: una pequeña estructura con paredes de barro, techo de paja, sin cloacas, sin ventilación y con ventanas muy chicas que frenan el viento.
Hace unas semanas, el hospital recibió a otro niño en estado de desnutrición aguda. Fue trasladado a Goya, pero en Perugorría tienen registrados otros 15 casos de desnutridos de grado 2. José María Benítez es el cura del pueblo: “¿Si acá falta comida me pregunta? –dice–: falta comida, la gente tiene hambre, come una vez por día o día por medio; pero este pueblucho, como le decimos nosotros, es un pueblo olvidado”.
Setenta kilómetros al norte de allí, en el corazón político de la provincia, ayer estuvo José Pampurro, el secretario general de la Presidencia. Pampurro llegó como embajador de Chiche Duhalde para lanzar fronteras adentro la segunda parte de lo que han llamado Operativo Rescate. En ese contexto, hubo reuniones con el gobernador Ricardo Colombiy con responsables del área sanitaria para programar las actividades de los próximos días. Entre ellas, se pautó para el sábado próximo una visita a Goya que será encabezada por Juan José Mussi, actual secretario de Asuntos Políticos de la Nación y a cargo durante estos días de la coordinación del programa de emergencia social en Corrientes.

Compartir: 

Twitter
 

En Perugorría, Corrientes, cuando llega la leche la gente hace cola desde las 3 de la mañana.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.