EL PAíS › D’ELIA INSISTIO EN SU RECLAMO POR EL MANEJO DEL PLAN ARGENTINA TRABAJA

“Estamos desbordados por las bases”

El dirigente social advirtió que “si esto no cambia, en marzo va a haber 70, 80 mil tipos saliendo a la calle a reclamar”.

La denuncia es la misma que hacen las organizaciones sociales no kirchneristas, pero esta vez la hizo un movimiento aliado del Gobierno. El titular de la Central de Movimientos Populares, Luis D’Elía, se quejó del mal manejo del programa de cooperativas Argentina Trabaja y advirtió que “si esto no cambia, en marzo va a haber 70 u 80 mil tipos saliendo a la calle a reclamar”. D’Elía denunció que los intendentes del PJ bonaerense dejan afuera a los movimientos de desocupados: “Se nos impide el acceso y se entrega mansamente toda esta estructura a un sistema político que en buena parte está urdiendo la traición a Néstor Kirchner”.

Visiblemente molesto, el dirigente piquetero se quejó de los “estúpidos” que siendo parte del Gobierno “predican la destrucción de los movimientos sociales”, y se lamentó porque “hace un año” el ex presidente Kirchner no dialoga con él.

Así, tras haber arrancado la crítica hablando de los intendentes del PJ, D’Elía llevó su cuestionamiento al corazón de la gestión K. “Hay un ingrediente político del kirchnerismo que es su fuerte resistencia a discutir los ’90. Ellos discuten los ’70 pero no los ’90, y una forma de que no se discuta es trabajar para la eliminación de las organizaciones sociales.”

Argentina Trabaja, el programa que generó el enojo del matancero, es uno de los planes sociales más ambiciosos del Gobierno, sólo superado en sus objetivos por la recientemente creada Asignación Universal por Hijo. Lanzado en agosto pasado, el plan de cooperativas de obras públicas se presentó en sociedad con dos anuncios que no podían sino generar altas expectativas: su objetivo es crear 100 mil empleos en el conurbano (en su primera etapa), que significarán un progresivo reemplazo de los subsidios de 150 pesos por puestos de trabajo genuino, con ingresos de 1300 pesos al mes.

El anuncio despertó el apoyo de todas las organizaciones de desocupados, que, sin embargo, terminaron saliendo a hacer cortes y acampes frente al Ministerio de Desarrollo Social para poder participar. Con los intendentes a cargo de la inscripción, el programa no incluyó a los movimientos de desocupados con sus propias cooperativas. Y aunque con el correr de los meses, bajo la presión de las movilizaciones callejeras, Desarrollo Social fue haciendo acuerdos puntuales con las agrupaciones, las negociaciones han tenido marchas atrás, por lo que de manera cíclica los movimientos vuelven a protestar, denunciando que las promesas fueron incumplidas. Según contó ayer D’Elía, su Central de Movimientos Populares no es la excepción. “Nos inscribimos y nos desinscribimos veinte veces, en el medio tuvimos mesas de charlas con los ministros. Estamos preocupados por este maltrato ostensible del que estamos siendo objeto”, se quejó, y agregó: “No puede ser que la forma de vincularnos sea el servilismo”.

“Kirchner, si sigue en esta línea, se va a equivocar”, anticipó, al apuntar que si bien no objeta que el ex mandatario presida el peronismo y refuerce su relación con la CGT, está en desacuerdo con que “sea el PJ la única polea de transmisión con la sociedad”.

“No quiero prender la luz colorada, no estoy amenazando. Les estoy diciendo que si esto no cambia, en marzo va a haber 70, 80 mil tipos de todos los movimientos sociales, kirchneristas y no kirchneristas, saliendo a la calle a reclamar. Estamos desbordados por nuestras bases; hoy las cosas no dan para más, estamos asfixiados y rebalsados.”

D’Elía le puso incluso fecha tentativa –el 11 de marzo– a la marcha. De todos modos, durante la jornada, funcionarios del Ejecutivo se pusieron en contacto para descomprimir el clima y reabrir las negociaciones congeladas. Allegados al dirigente aseguraron que incluso hubo un mensaje de Kirchner, quien tras ser dado de alta le habría hecho llegar una señal a través del secretario de la Presidencia, Oscar Parrilli. Pero la versión no fue confirmada.

El reclamo del piquetero K por las cooperativas no es el primero que hacen las organizaciones sociales aliadas al Gobierno, ya que anteriormente hubo agrupaciones, más chicas, que marcharon a Desarrollo Social. Pero habían hecho un reclamo moderado, con el argumento de que se trataba de movilizaciones “de apoyo al espíritu” del plan.

Compartir: 

Twitter
 

“No puede ser que la forma de vincularnos sea el servilismo”, lanzó Luis D’Elía.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.