EL PAíS › D’ELíA Y SU ENCUENTRO CON EL IRANí MOSHEN RABBANI, UNO DE LOS ACUSADOS POR EL ATAQUE A LA AMIA

“Es una persona muy querida en Floresta”

D’Elía confirmó el encuentro en Irán y minimizó la responsabilidad de Rabbani en la causa en la que se encuentra prófugo de la Justicia argentina. Críticas del fiscal Nisman y de las entidades judías.

El dirigente de la Federación Tierra y Vivienda Luis D’Elía confirmó ayer que mantuvo un encuentro con el religioso iraní Moshen Rabbani, quien está prófugo de la Justicia argentina que lo investiga por el atentado a la AMIA. Desde Roma, tras su gira por el país islámico, D’Elía defendió a Rabbani, al señalar que fue “imputado por un fiscal maliciosamente sionista”, en alusión a Alberto Nisman, que lleva adelante la causa por el atentado a la mutual judía. Para Nisman, el viaje del dirigente fue “una provocación” que “no contribuye” a los avances de la investigación, y no descartó citarlo a declarar como testigo. La entidades judías volvieron a repudiar el viaje y también las declaraciones.

D’Elía, que llegará hoy a las 7 a Ezeiza, reconoció que tuvo “un cruce” con Rabbani, a quien señaló como un “diputado y autoridad religiosa que trabajó 14 años en la Argentina y que fue imputado tres años después en el expediente de AMIA”. D’Elía relativizó la situación procesal de Rabbani, al afirmar que “tiene un pedido de captura como tienen Guido Antonini Wilson por la Justicia argentina, como tienen (Alfredo) Astiz o (Jorge) Videla por la Justicia francesa”.

Además, el dirigente oficialista sostuvo que era “una persona muy querida en el barrio de Floresta”, donde funciona la mezquita At-Tauhid, que fue dirigida por el religioso iraní, en San Nicolás al 600.

En el mismo sentido, consideró que “muchos dirigentes de la DAIA, no todos, pero hay sectores sionistas que lo único que hacen es representar los intereses de Israel, Estados Unidos y Gran Bretaña”.

“Creo en el principio jurídico de que todo ciudadano es inocente hasta que no se demuestre lo contrario”, acotó el dirigente de La Matanza, al tiempo que subrayó que “Rabbani no está condenado por la Justicia argentina”, sino que “está imputado por un fiscal maliciosamente sionista”.

Por su parte, Alberto Nisman sostuvo que D’Elía “no tiene la menor idea del tema que está hablando y obviamente está actuando políticamente”. El fiscal criticó al ex funcionario al señalar como “un acto de provocación a los familiares, a las víctimas y al Estado argentino” su encuentro con Rabbani, y ratificó que el religioso islámico está imputado en la causa por el atentado a la mutual judía.

“Tiene un discurso muy fuerte en los medios, que impacta, y cuando viene a la Justicia parece un pollito mojado”, señaló el funcionario sobre Rabbani. Además, aseguró que contra el religioso “hay elementos absolutamente claros y contundentes que fueron ratificados por el juez Canicoba Corral, por la Cámara de Apelaciones y luego por Interpol”.

“La comunidad judía entiende que una vez más estas declaraciones sólo se hacen desde la ignorancia”, sostuvo el presidente de la AMIA, Guillermo Borger. El embajador de Israel en la Argentina, Daniel Gazit, volvió a criticar el viaje de D’Elía y su esposa a Irán, dado que se trata de “un país que ha cometido un acto de terror en la Argentina”.

En solitaria defensa del dirigente de la FTV salió la Organización Islámica Argentina, que se manifestó sorprendida por las reacciones que había generado la visita. Además, habló del “principio de inocencia” que le correspondía a Rabbani en la investigación por el atentado a la AMIA, expediente que, de paso, calificó como “una causa política”.

Compartir: 

Twitter
 

El dirigente Luis D’Elía y el ex consejero Moshen Rabbani se encontraron en Irán.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.