EL PAíS › DICEN QUE MARTíNEZ DE HOZ NO NECESITA ESTAR INTERNADO

Dudas sobre la salud de Joe

En la clínica donde estuvo desmintieron que se hubieran opuesto al traslado. En la Secretaría de Derechos Humanos estudiarán la intervención de un juez que sacó al ex ministro de Economía de la cárcel.

El ex ministro de Economía durante la última dictadura militar, José Alfredo Martínez de Hoz, “no tiene ninguna indicación clínica para estar internado” en el sanatorio de Los Arcos y se encuentra en perfectas condiciones para ser trasladado al hospital de la unidad penal de Ezeiza, donde debe cumplir prisión preventiva por delitos de lesa humanidad. Según le confirmaron a Página/12 fuentes de la clínica ubicada en el barrio de Palermo, no hay motivos médicos para que Martínez de Hoz permanezca allí, como ordenó el viernes a última hora el juez de Instrucción porteño Alberto Baños a pedido de los abogados del economista. La maniobra legal, que le concedió a Joe –fin de semana superlargo de por medio– al menos cinco días de “vacaciones” antes de volver a la cárcel, “resulta por lo menos sospechosa”, le aseguró a este diario el subsecretario de Derechos Humanos de la Nación, Luis Alén, que anticipó que “si se demostrara que Baños actuó contra derecho”, podrían denunciarlo.

La orden del juez de Instrucción porteño que ordenaba excarcelar al ex ministro de Economía y volver a trasladarlo a Palermo llegó a última hora del viernes, minutos antes de que comenzara el fin de semana alargado por los festejos del Bicentenario, y hasta el miércoles no se conocerán sus fundamentos, por lo que logró demorar en cinco días cualquier recurso destinado a hacer regresar a prisión a Martínez de Hoz. La maniobra “resulta por lo menos sospechosa”, aseguró Alén: “No sabemos muy bien cómo apareció Baños en el tema, porque él no tiene competencia en la causa, ni siquiera es juez federal. Nos parece sumamente extraño, y más si uno se fija la fecha y la manera en la que se llevó a cabo la maniobra”, explicó el funcionario. “Todavía tenemos que conocer los fundamentos de la resolución, así que hasta el miércoles no podemos interponer ningún recurso”, advirtió.

Mientras tanto, fuentes médicas del sanatorio de Los Arcos le aseguraron a este diario que no hay fundamentos clínicos para que Martínez de Hoz permanezca internado. También desmintieron la versión que hicieron correr los hijos del economista durante la semana, que indicaba que profesionales de esa institución se habían opuesto al traslado. En el juzgado de Norberto Oyarbide también creen que está en condiciones de afrontar la prisión: el juez todavía no se pronunció formalmente sobre el pedido de arresto domiciliario formulado hace tres semanas por sus abogados. “Incluso –remarcó Alén– si necesitara cuidados básicos, la unidad penal de Ezeiza cuenta con un hospital acondicionado a sus necesidades”, adonde el ex ministro estuvo la noche del jueves, la única que pasó tras las rejas. Desde la Secretaría de Derechos Humanos resaltan con suspicacia que el juez Baños “no tiene conocimiento del expediente ni de los resultados de los exámenes médicos que se le realizaron” a Martínez de Hoz, por lo que esperan que se conozcan los fundamentos de la resolución para evaluar “si su actuación fue correcta y corresponde interponer recursos o, si su actuación fue incorrecta, hacer las denuncias pertinentes”.

El ex ministro de Economía durante los gobiernos de facto de Jorge Rafael Videla y Roberto Eduardo Viola, principal ideólogo del sistema económico que impusieron los militares a sangre y fuego, fue detenido el 4 de mayo pasado por orden del juez Oyarbide, que investiga el secuestro extorsivo de dos empresarios, Federico y Miguel Gutheim, poco después de que la Corte Suprema declarara inconstitucional el decreto firmado por Carlos Menem para indultarlo. Desde ese día y hasta el jueves pasado estuvo internado en el sanatorio de Los Arcos, recuperándose de una supuesta descompensación que habría sufrido al momento de ser detenido. Luego de pasar una noche internado en el hospital de la unidad penal de Ezeiza, el viernes llegó la orden del juez Baños y volvió a la clínica porteña. Su estado de salud antes de la detención era bueno: varios testigos aseguraron haberlo visto pasear por la plaza San Martín, frente al edificio Kavanagh, donde vive, los días anteriores a su arresto.

Informe: Valeria Ríos.

Compartir: 

Twitter
 

José Alfredo Martínez de Hoz, el ex ministro de la dictadura, enjuiciado por violaciones a los derechos humanos.
Imagen: Rafael Yohai
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.