EL PAíS › ADELANTARON PARA HOY LA REUNIóN DE LA COMISIóN DE ASUNTOS CONSTITUCIONALES EN LA LEGISLATURA

La comisión investigadora viene asomando

El cambio de día garantiza que los despachos se traten el 12 de agosto en el recinto. El PRO busca tener más lugares en la comisión –hasta el momento podría obtener cinco de los 17 puestos– y analiza la vía judicial.

 Por Werner Pertot

Luego de la polémica por el cuarto intermedio que forzó el macrismo ante una derrota inminente, el PRO tuvo que adelantar la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales del viernes a hoy. Así, garantizan que los despachos se traten el 12 de agosto. La oposición porteña en su conjunto logró el martes un dictamen de mayoría para crear una comisión investigadora especial, otro para archivar el autojuicio de Mauricio Macri y un tercero para invitar al jefe de Gobierno a que concurra a la Legislatura a dar explicaciones. Siguen las negociaciones sobre la integración de la investigadora, donde el PRO demanda más lugares.

Los macristas ya vieron naufragar la estrategia del juicio político, lo que no los inhibirá de hacer un dictamen de minoría e ir a perder al recinto. Pero la verdadera discusión se trasladó al número de oficialistas que integrarán la comisión investigadora: desde el PRO piden siete de los 17. Los opositores el martes hablaron de cuatro, y podrían extenderlo a cinco (el legislador extra lo perdería Proyecto Sur), pero no más.

El final abrupto de la reunión de Asuntos Constitucionales –donde los macristas aprovecharon un momento donde había pocos opositores para votar un cuarto intermedio– no sólo provocó gritos entre los legisladores del PRO y los opositores en los pasillos de la Legislatura. También se trasladó a una extensa discusión por la televisión, las radios y (política 2.0 mediante) en las redes sociales.

Algunos ejemplos de una pelea virtual que siguió hasta altas horas de la noche del martes: “Siguen escondiendo al jefe de Gobierno. Es el estilo PRO”, twitteó Diego Kravetz, del bloque peronista. “Qué maniobra, Diego?”, le respondió el macrista y ex piloto Fernando de Andreis, quien parecía ignorar que si la reunión era el viernes, la votación se atrasaba una semana. “Tu líder es Macri o Micky Vainilla?”, le preguntó la sabbatellista Gabriela Cerruti a la legisladora PRO Karina Spalla. “Quien es Micky Vainilla? Ja! Relajate!”, respondió Spalla. “Que pasó? Ocampo te dejó sin discurso?”, le preguntó la radical PRO Raquel Herrero. “Te complica la bronca y el prejuicio”, le dijo a Cerruti el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti. “Perdieron y se escaparon”, le contestó ella. Y así ad nauseam.

Cuando se vieron cara a cara, las cosas no mejoraron. “Si nos siguen con las trampitas, no tratamos una ley más hasta que no salga la comisión”, le advirtió Kravetz a un dirigente del PRO. Los macristas ofrecieron adelantar la reunión, para que los tiempos legislativos alcancen y se puedan votar los proyectos el 12 de agosto. “Estaban amenazando con no hacer la sesión de mañana (por hoy), así que adelantamos para evitar las suspicacias”, explicó a este diario un alto funcionario de la Legislatura.

Con el adelanto de la reunión, se distendió un poco el clima y siguieron las negociaciones sobre cómo se integrará la comisión investigadora. El jefe del bloque PRO, Cristian Ritondo, tuvo conversaciones con casi todos los jefes de los bloques opositores con la idea de aumentar la participación del PRO en la comisión investigadora –argumenta que debe ser proporcional a las bancas que tienen en la Legislatura– y poder tener así algún control sobre su funcionamiento. Como contraparte, los macristas amenazan con no integrar la comisión o incluso con judicializar el debate.

Ritondo y el vicepresidente primero Oscar Moscariello tuvieron una reunión de la que participaron, además de Kravetz, Aníbal Ibarra, de Diálogo por Buenos Aires; Fernando Sánchez, de la Coalición Cívica; Julián D’Angelo, del socialismo, entre otros. Allí les ofrecieron un legislador más, que lo perdería Proyecto Sur (tiene dos integrantes en la composición actual y pasaría a tener uno).

Los macristas se fueron haciendo números y siguieron conversando con otros opositores. No parecen tener muchas chances de obtener más integrantes, pero están consultando juristas para ver si es viable optar por la vía judicial. Hasta ahora, eso sólo funcionó a nivel de amenaza.

En la comisión, el PRO buscará aliados para lograr disminuir el impacto de dos votaciones complicadas: la que elegirá al presidente de la comisión y la que determinará los testigos y las pruebas a evaluar.

La negociación deja en claro que ya fracasó la iniciativa de Macri de impulsar su propio juicio político para conseguir una absolución. El jefe de Gobierno contaba con 19 macristas en la Sala Acusadora para bloquear el autojuicio. Esperaba así evitar una comisión investigadora controlada por la oposición. “Es riesgoso es que legisladores contrarios al oficialismo sean los que fijen las reglas de funcionamiento”, se quejaba el macrista Gerardo Ingaramo. El objetivo de Macri sigue siendo que la investigación sobre su responsabilidad quede en manos de los macristas.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de Gobierno, el ministro Guillermo Montenegro y Eugenio Burzaco, jefe de la Metropolitana, en la villa 1.11.14.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.