EL PAíS › ENTRE EL PRESUPUESTO Y LAS PELEAS INTERNAS

El juego de los opuestos

La estrategia de los distintos integrantes del Grupo A de cara a la sesión especial prevista para el miércoles. El escenario al interior de cada fuerza. Disputas internas y reacomodamientos.

LA UCR DEFINE SI DA QUORUM

Que sí, que no

Por Sebastian Abrevaya

“Desde el radicalismo hay una definición que es que nosotros queremos tratar el Presupuesto. En consecuencia no se debe retacear el quórum”, le aseguró ayer Ricardo Gil Lavedra a Página/12. Sin embargo, el diputado y futuro presidente de bloque señaló que deberán esperar a ver cuál es el resultado del pase a comisión, que fue votado en el recinto, pero cuya realización es todavía incierta. “Esperamos que el Gobierno tenga algún gesto, si insiste con su actitud de no cambiar una coma y no modifica su actitud está demostrando que no quiere que haya presupuesto. Eso es absurdo y antidemocrático”, agregó Gil Lavedra. Más allá de esas definiciones, entre mañana y el martes el bloque radical deberá resolver si se sienta el próximo miércoles en sus bancas, más allá de la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Aunque el radicalismo no sufrió como el Peronismo federal las consecuencias de la sorpresiva muerte de Néstor Kirchner, la UCR vivió la semana pasada una fuerte réplica de ese temblor político que produjo la aceleración de los tiempos electorales. Ese proceso recrudeció antes de tiempo la interna entre los correligionarios que apoyan la candidatura presidencial de Ricardo Alfonsín y los que impulsan al vicepresidente Julio Cobos, quienes se enfrentan igual que el año pasado por la conducción de los bloques de diputados y senadores. Además, la pelea con Elisa Carrió por su denuncia de “un nuevo Pacto de Olivos” durante la sesión en la que se rechazó el Presupuesto dejó aún más lejos la posibilidad de una reasociación de cara a las presidenciales de 2011.

En medio del conflicto por el Presupuesto, los radicales retomarán la próxima semana las negociaciones por la conducción de los bloques legislativos, que complican cualquier definición que deban tomar los 43 diputados. El alfonsinismo deberá repensar su estrategia en Diputados ante la embestida de Cobos en el Senado. Ayer el nombre del senador Oscar Castillo tomó todavía más fuerza como eventual sucesor del jujeño Gerardo Morales, uno de los dirigentes más importantes del Morena, grupo que impulsa la candidatura de Ricardo Alfonsín.

En Catamarca, Castillo reconoció que se inició “una idea de proceso de cambio” pero que todavía están en la búsqueda de las voluntades. Pero menos cauteloso, el gobernador de esa provincia, Eduardo Brizuela del Moral, le dio un fuerte respaldo político al decir que sería “un orgullo” y “un grato honor” que Castillo condujera “los destinos políticos del bloque”.

Esa movida fue producto del avance de Ricardo Alfonsín en la Cámara baja, donde instaló el reemplazo de Oscar Aguad por Ricardo Gil Lavedra al frente de la bancada de 43 diputados. Sin embargo, los diputados cobistas se resisten a abandonar los cargos de la mesa de conducción y ahora amenazan con descabezar al alfonsinismo en el Senado.

Además de atender ese frente, el titular del Comité Nacional, Ernesto Sanz, dijo que va a pedirles a los diputados que rindan cuentas de su actitud en el recinto. Algo similar hizo el vicepresidente Julio Cobos, al pedir que se investigue y se den los nombres de los implicados en la supuesta “Banelco de Cristina Fernández” que denunció Carrió, sin más precisiones. En ambas situaciones Sanz pondrá a prueba su muñeca para evitar que la sangre llegue al río en los bloques parlamentarios y desmarcar al radicalismo del manto de sospecha en que los involucró Carrió.

LA CC IMPUNGA LA CONVOCATORIA

Boicot a la sesión

Por S. A.

“Ante la presentación de un pedido de sesión especial para el próximo miércoles, desde la Coalición Cívica presentamos una impugnación a dicha convocatoria, porque la misma es claramente ilegal debido a que no hay dictamen de comisión vigente.” Así la diputada Patricia Bullrich anticipó ayer la estrategia de la fuerza que comanda Elisa Carrió de cara a la sesión solicitada por el kirchnerismo para tratar el Presupuesto nacional. Después de lanzar la denuncia de coimas y provocar una explosión en la oposición, la Coalición planea mantener su postura de solicitar que se investigue las palabras de la diputada evangelista Cinthia Hotton y la radical Elsa Alvarez, además de no participar de la sesión especial a menos que se llegue a un acuerdo en la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Por el momento, en la CC seguirán profundizando su estrategia política en torno del Presupuesto: primero la impugnación del pedido de sesión especial, luego insistirán con el pase a la Comisión de Presupuesto y Hacienda y en caso de no reunirse, impulsarán nuevamente retacear el quórum. En la fuerza de Carrió no mantenían demasiadas expectativas en la posibilidad de que el Grupo A y Proyecto Sur alcancen un acuerdo para unificar posturas y forzar la introducción de cambios al Presupuesto.

“Hay que ver qué hace la UCR porque si la Coalición, el Peronismo Federal, Proyecto Sur y los radicales no bajan al recinto, no creo que el oficialismo junte el quórum”, analizaron cerca de la chaqueña. Así como fustigaron a la UCR por sus ocho ausentes, la CC redoblará la presión para que el oficialismo no logre juntar los 129 diputados para iniciar la sesión. “Carrió habló con todos los presidentes de los bloques el mismo día de la sesión”, relataron.

Dirigentes de la Coalición Cívica consideran que la actitud de denuncia permanente que mantiene Carrió puede generar un desgaste político pero al mismo tiempo sostienen que sigue siendo la líder de la oposición en el Congreso. “Alfonsín se dedicó a la interna partidaria y con esta idea de no pelearse con nadie no asumió el liderazgo. En ese tiempo que no lo hizo, Lilita volvió a desarrollarse”, aseguran fuentes de la CC.

Antes de que el oficialismo anunciara el pedido de la sesión especial, la Comisión de Asuntos Constitucionales tenía previsto tratar entre martes y miércoles la cuestión de privilegio planteada por Carrió, en la que fueron citadas a declarar Hotton y Alvarez. Sin embargo, conocedores de hace años del devenir de las cuestiones de privilegio se mostraban ayer poco esperanzados de que la investigación derive en alguna cuestión concreta. De hecho, Hotton aseguró ayer que no dará nombres porque su denuncia es “contra el sistema político corrupto”.

Más allá de la cuestión puntual del Presupuesto, las declaraciones de Carrió el miércoles anunciando un “nuevo Pacto de Olivos” entre la UCR y el Frente para la Victoria, sumado al anuncio de que varios diputados habrían recibido “coimas” para ausentarse o votar a favor del oficialismo despertaron la furia de varios dirigentes del radicalismo, incluso de aquellos con los que tenía buena relación, que por lo bajo le dedicaron fuertes críticas. Esto alejó la posibilidad de que comparta con los radicales y los socialistas una alianza de cara a las elecciones de 2011.

Sin embargo, en la fuerza de Carrió no cierran la puerta para una reconciliación, el año próximo. “Lilita es así, brutal, en ese formato explosivo, pero les está marcando los límites. Además, ellos saben que así saque el cinco por ciento de los votos, los puede dejar afuera del ballottage”, expresó un importante dirigente de la CC.

MACRI VOLVERA A REUNIR A SUS DIPUTADOS

Continúan las diferencias

Por Werner Pertot

Mauricio Macri volverá a convocar mañana a su bloque de diputados para intentar unificar una posición ante el Presupuesto 2011. Lejos de apaciguarse, las diferencias persisten después del primer encuentro que comandó el líder del PRO en el que les pidió a sus legisladores que dejaran de pelearse por los medios y consensuaran una posición de conjunto. Ninguna de las dos cosas ocurrió hasta ahora. Existen dos posturas: la del grupo de Federico Pinedo, a favor de votar en contra, y la de un sector de díscolos que sostienen que hay que votar a favor en general. Sobre todo, en vista de que el jefe de Gobierno todavía necesita que aprueben su propio presupuesto, que incluye un aumento del 30 por ciento del ABL. Además, cuestionan la falta de democracia interna en el bloque PRO.

Quizás para alejarse de las chicanas que sobrevuelan su bancada de diputados, Macri optó por seguir su campaña por el interior. Ayer estuvo en Corrientes y en Chaco, acompañado por un séquito de funcionarios porteños y por la diputada Paula Bertol. Ella sostiene la posición de Pinedo junto con Jorge Triaca y Julián Obiglio. Los respalda Pinky que, si bien estuvo ausente por problemas de salud, reconoció a Página/12 que “hay dos posiciones adentro del bloque”. “El oficialismo se cierra como ha hecho siempre y no admite ninguna sugerencia. Eso provoca que haya gente que no quiera acompañar el presupuesto. Si siguen obcecadamente plantados, estoy en desacuerdo con votarlo”, advirtió.

Pinedo, por su parte, se deshizo de su celular y se fue en plan de retiro espiritual. “Desde Trenque Lauquen recuerdo el lema de Gandhi, la fuerza de la verdad no se puede derrotar”, twitteó. En su sector, en cambio, no predomina el amor y la paz hacia los cuatro diputados que lo dejaron mandando mensajes de texto en plena sesión del miércoles: “Se quisieron diferenciar y lo hicieron en el peor momento. Ahora todo el mundo sospecha de ellos. No tienen a dónde irse”, remarcó uno de sus compañeros de bancada, que descartó una ruptura. “Si el oficialismo no acepta modificaciones, el bloque va a votar en contra y ellos van a tener que acatar”, sentenció. Las cosas nunca, nunca, nunca son tan sencillas.

“Nos movemos al ritmo de Carrió. El voto en contra es una locura. En la ciudad queremos que nos aprueben el presupuesto y vamos al Congreso al grito de ‘el que vota un presupuesto es un corrupto’”, se agarraba la cabeza un referente de peso en el PRO. En esa posición están los diputados Christian Gribaudo, Laura Alonso, Silvia Majdalani y Soledad Martínez.

Sus diferencias vienen de hace tiempo y se entremezclaron con la discusión del Presupuesto. Cuestionan que las decisiones del bloque las toman entre Pinedo y Triaca “y ocasionalmente la incluyen a Bertol”, para luego comunicárselas al resto. “Pinedo decidía y al resto nos queda ser sumisos o rebeldes. Bueno, eso está en crisis”, advirtieron. Indican que el primer debate sobre el Presupuesto 2011 lo tuvieron el mismo día que se votaba a las 11 de la mañana. Y que lo mismo ocurrió con la ley de glaciares y el matrimonio igualitario. El mismo grupo cuestionó la conducción del bloque cuando tuvo un desprendimiento de diputados que se fueron al Peronismo Federal. “Tendríamos que tener 17 diputados y tenemos once... Una máquina de expulsar”, cuestionaron.

Sobre el debate del presupuesto, plantean que el bloque vote a favor en general y discuta los artículos en particular. Sostienen que el PRO, que gobierna en la ciudad, tiene que apostar a la gobernabilidad y al quid pro quo para conseguir aprobar el presupuesto propio en la Legislatura porteña. Algunos funcionarios, como el jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta, y algunos legisladores, como Cristian Ritondo y Oscar Moscariello, acompañarían esa postura negociadora, así como los referentes de los cuatro díscolos: Jorge Macri y Daniel “El Tano” Angelici.

Así las cosas, la discusión deberá resolverse mañana (o a más tardar el martes) en un encuentro al que no podrá faltar Macri que, además de en su boda, deberá pensar en cómo hace para que no se quiebre su bloque de diputados cuando quiere posicionarse como candidato a presidente.

EL PF EN ESTADO DELIBERATIVO

“Que Duhalde se despida”

“Más que un acto de lanzamiento en diciembre, va a hacer un acto de despedida.” La frase que el chubutense Mario Das Neves le dedicó ayer a Eduardo Duhalde, otro de los precandidatos presidenciales del Peronismo Federal (PF), fue apenas una muestra del clima que se vive por estos días al interior del espacio, donde se multiplicaron los movimientos internos luego del cimbronazo que provocó la salida de Carlos Reutemann. El actual escenario pone en retirada al grupo intransigente que lidera Duhalde y que aún integran Ramón Puerta, Juan Carlos Romero y los hermanos Rodríguez Saá. Anoche, el lomense dijo que no le interesan “las actitudes que pueda tener otro dirigente”, en alusión al santafesino y agregó, ofuscado, que las deserciones “no me modifican en nada mi camino”.

En las últimas semanas, con la muerte de Néstor Kirchner y el portazo de Reutemann, el sector que plantea un cambio de estrategia de cara a 2011 –encarnado en las figuras de Felipe Solá, Francisco de Narváez y el propio Das Neves– se abrió del núcleo duro que conduce el ex mandatario, que según acusan sus antiguos aliados “se autoexcluyó de la última reunión”. De todas formas, los “renovadores” aclaran que esta apertura no implica un acercamiento al kirchnerismo. “Lo que proponemos es un canal de diálogo con todo el remanente que luego de la muerte de Néstor no está de acuerdo con Cristina”, aseguró uno de los colaboradores del gobernador de Chubut.

“Estamos todos en pelotas”, se sinceró una fuente cercana a los Rodríguez Saá, que en las últimas semanas sufrió los efectos políticos de la muerte de Kirchner y luego se desayunó del “sorpresivo” alejamiento del santafesino. “Lo de Reutemann fue increíble porque hasta el día anterior había dicho que seguía. No sé si todos se están yendo o pateando el tablero, en cualquier caso parece demasiado apresurado”, agregó. De hecho, cerca del Adolfo evalúan que “si Duhalde no mide, los Rodríguez Saá tranquilitos como entraron se van a terminar volviendo a su provincia”.

Más allá de las diferencias, los consultados anticiparon una fuerte oposición de todo el PF al presupuesto oficial. En efecto, la ruptura aún no es tan marcada en la Cámara baja, donde el miércoles sus figuras manifestaron coordinadamente su oposición al proyecto presentado por el kircherismo. Las diferencias en el Congreso no se dan tanto entre ellos sino con el bloque peronista que lidera Graciela Camaño, que en la última sesión decidió dar quórum para tratar las partidas para 2011.

Camaño preside la Comisión de Asuntos Constitucionales que deberá recibir las acusaciones por supuestas coimas que sobrevolaron la votación –presiones de las que se hizo eco Felipe Solá, presidente del bloque del PF en Diputados– pero aseguró que no estará dispuesta a prestarse a un “circo” mediático. “Los diputados que hicieron las denuncias deberán ampliarla con datos concretos. Si están haciendo una puesta en escena, la Negra los va a putear”, advirtió un íntimo de la diputada.

Mientras tanto, varios comenzaron a prestarle atención a los movimientos del peronista Juan José Alvarez, una figura clave en la última semana. Alvarez no sólo votó a favor del proyecto presentado por el oficialismo sino que lleva varios meses intentando armar una colectora por derecha del bloque K. “Para nosotros nadie tiene el peronómetro”, aseguró una fuente cercana al ex SIDE. “Nuestro objetivo es generar una gran interna porque creemos que no existen dos peronismos”, sentenció.

Informe: Federico Poore.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.