EL PAíS › LA APUESTA DE FELIPE SOLá DESPUéS DE SU NEGATIVA A IR A INTERNAS CON EL PJ DISIDENTE

El hombre que está solo y espera

El ex gobernador bonaerense pretende mantenerse al margen mientras sus rivales se desgastan en la puja interna. Aspira a reposicionarse para las primarias de agosto y a construir un frente con otros sectores, como el PRO o la CC.

Felipe Solá contra todos: el titular de la bancada del Peronismo Federal no se guarda a la hora de criticar a los otros precandidatos de la agrupación, preparando un eventual abandono de ese espacio para formar un conglomerado en el que –según imaginan en su entorno– podrían participar desde Elisa Carrió y Mauricio Macri hasta sectores descontentos del kirchnerismo. En las últimas horas, el blanco elegido por Solá fue Eduardo Duhalde, con quien se reunió el viernes sin lograr acercar posiciones. También cargó contra la Unión Cívica Radical, que comparte con el ex presidente la iniciativa de realizar internas anticipadas a las primarias previstas por la ley para agosto, momento al que, confían en su entorno, llegará “más armado”.

Después de que se vieron las caras el viernes, en una reunión en la que intentaron sin éxito acercar posiciones, el ex secretario de Agricultura de Carlos Menem ya atacó dos veces a Duhalde. “Dijo que se iba a retirar de la política y nos engañó”, señaló el legislador, que había tildado al hombre de Lomas de Zamora como “un poco autoritario” porque “no le gusta el debate”. Además, Solá volvió a confirmar que no va a participar de la interna del PJ, que avanza con el acuerdo de Duhalde, los puntanos Rodríguez Saá y la posición expectante del chubutense Mario Das Neves, según las nuevas precisiones que van dando los disidentes.

El ex presidente Duhalde buscó bajar el tono de los cruces sobre las internas reconociendo coincidencias, aunque sin ceder en la defensa de su proyecto electoral: “Los que nos negábamos de entrada éramos Felipe Solá y yo, porque establecen un sistema que no es por cantidad de votos, que es lo que favorece a Buenos Aires, sino por congresales, que da una posibilidad seria a las provincias más chicas”, intentó explicar. Sin embargo, insistió con que se llevarán a cabo las internas anticipadas porque no está “de acuerdo con que los candidatos sean elegidos a dedo”.

Solá, a quien los números en casi todos los sondeos previos lo muestran muy lejos de la pelea, no encuentra todavía un capital que resulte atractivo al electorado, por lo que no está impaciente por medirse en las urnas con rivales que cuentan, en mayor o menor medida, con inserción territorial. Alberto Rodríguez Saá y Mario Das Neves gobiernan sus provincias, mientras que Duhalde cuenta con el aceitado sindical que dirigen Luis Barrionuevo y Gerónimo “Momo” Venegas.

Por eso, el ex gobernador bonaerense resolvió quedarse a la espera hasta agosto, cuando, confían en su entorno, el desgaste al que se someterán disidentes y radicales compitiendo entre sí por las internas, le dejará un espacio para que crezca y llegue en mejores condiciones a las primarias. Si será dentro del Peronismo Federal, para competir contra el que se imponga en mayo, o al frente de una nueva fuerza, eso está por verse: Solá repitió más de una vez su idea de formar un espacio por afuera del bipartidismo, idea que lo emparenta con Elisa Carrió, con quien siempre tuvo una buena relación parlamentaria. Este fin de semana, en ese plan, cargó también contra la UCR, a la que calificó como “una secta” por la forma que eligieron para definir sus candidaturas.

Por otra parte, el legislador tampoco cerró nunca la puerta a reeditar el pacto tripartito con Francisco de Narváez y Mauricio Macri que les dio la victoria en la Capital y en provincia de Buenos Aires en las elecciones legislativas de 2009. Claro que eso sólo sería posible si el jefe de Gobierno porteño decide resignar sus ambiciones presidenciales y buscar la reelección en la Ciudad.

En tanto, Alberto Rodríguez Saá volvió a ratificar las internas anticipadas y dio nuevos detalles sobre cómo se realizarán. Se tratará, como anticipó Página/12, de “varias elecciones, similares a las primarias de Estados Unidos, con internas en ocho domingos y puede ser también un sábado, dividiendo el país en regiones y realidades”. El proceso, completó Duhalde, se llevará a cabo durante “todo abril y todo mayo para terminar la primera semana de junio, que viene la época de las alianzas”. Los disidentes esperan contar con los padrones oficiales usados en 2009, aunque el director nacional electoral, Alejandro Tullio, ya aseguró que la Justicia Federal no prestará colaboración con una elección organizada por una agrupación no constituida (el PF no es un partido formal), cuando en agosto están las primarias previstas por ley.

Compartir: 

Twitter
 

“Dijo que se iba a retirar de la política y nos engañó”, dijo el diputado Solá sobre Duhalde.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.