EL PAíS › REPERCUSIONES EN LA COMUNIDAD JUDíA POR LOS CABLES DE WIKILEAKS REVELADOS POR PáGINA/12

Las víctimas, los únicos perjudicados

La DAIA esperará hasta la reunión de la comisión directiva de esta tarde para emitir una opinión sobre el cable que revela la presión de los Estados Unidos para impedir que avance la causa de encubrimiento del atentado a la AMIA.

Aunque con silencios y breves declaraciones, las repercusiones provocadas por el cable de Wikileaks difundido ayer por este diario no tardaron en llegar después de que se conociera que los Estados Unidos habían presionado a la Justicia argentina –que terminó con el procesamiento del ex presidente Carlos Menem, el juez Eduardo Galeano y el comisario Jorge “Fino” Palacios– para que no se avanzara en la investigación del encubrimiento y la cadena de responsabilidades vinculadas con el atentado perpetrado el 18 de julio de 1984 en la AMIA. Diana Malamud, miembro de Memoria Activa, fue quien realizó las críticas más fuertes al considerar que la manipulación de la causa es “una historia vieja y conocida” donde “los únicos perjudicados siguen siendo las víctimas”.

Página/12 intentó comunicarse con las autoridades de la DAIA pero eludieron anticipar una opinión. Voceros cercanos a la delegación de asociaciones israelitas aseguraron: “El presidente (Aldo Donzis) está afuera, él es nuestro único vocero”. Según otras fuentes consultadas, el contenido del cable filtrado por Wikileaks relacionado con el atentado estará presente, entre otros temas, en la reunión prevista esta tarde por la comisión directiva de la DAIA.

El secretario general de la AMIA, Julio Schlosser, adelantó que se está “a la espera de que la gente involucrada conteste”. Y que la AMIA difundirá un comunicado una vez que se conozca una respuesta en este sentido. “Más allá del cable –dijo Schlosser–, no vamos a emitir un juicio en este momento. Vamos a esperar a que se confirme la información que difunde el cable.” Quien fue un poco más allá en sus consideraciones fue la integrante de Memoria Activa, Diana Malamud, que aseguró que no le sorprendía el contenido del cable de Wikileaks. “Lo que difunden los cables (de Wikileaks) no me extraña para nada. Menos buscar verdad y justicia, la causa AMIA siempre se utilizó con múltiples fines. De otro modo, no se explica que a tantos años del atentado sigamos sin tener nada en concreto en la investigación”, dijo.

Sin perder el tono crítico, Malamud también se refirió al papel que Memoria Activa tuvo a lo largo de estos años y afirmó que ese organismo siempre se trabajó para impulsar que se investigara la línea del encubrimiento. “Hemos tratado de hacer mucha presión para que los encubridores vayan a juicio pero todavía no lo logramos”, se sinceró, y definió el devenir de la causa judicial como “una vieja y conocida historia de manipulación” donde los únicos perjudicados siguen siendo las víctimas.

“El cable no me sorprende, sobre todo, cuando uno de los motivos fundamentales siempre fue culpar a Irán”, se explayó, sobre el contenido de la información revelada ayer. Volvió sobre la pista iraní y las responsabilidades políticas cuando sostuvo: “No digo que Irán no tenga nada que ver en todo esto, pero más allá de su responsabilidad existió un encubrimiento abierto para poder investigar todas las pistas”.

Tampoco se mostró sorprendida sobre la mención de (Alfredo) Neuburger en el cable. “El siempre fue la mano derecha de Rubén Beraja y sigue siéndolo de los presidentes de la DAIA que se sucedieron y han trabajado con mucho ahínco para que no se investigara nada”, dijo. Su conclusión fue que el tema fundamental siempre fue cerrar la causa.

Compartir: 

Twitter
 

En la AMIA decidieron que se pronuncien primero los involucrados en el cable.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.