EL PAíS › UNA PROTESTA DE CANILLITAS ANTE LA VOZ DEL INTERIOR

Bloqueo a la cordobesa

Un grupo de canillitas y distribuidores de diarios bloqueó en la madrugada de ayer la salida de la planta impresora de los diarios La Voz del Interior y Día a Día, que forman parte del Grupo Clarín, en las afueras de la ciudad de Córdoba, interrumpiendo la circulación de esas publicaciones hasta el mediodía, cuando el piquete fue desalojado por la policía provincial. La protesta fue decidida por los trabajadores ante la demora en la entrega de ejemplares que registran esos dos periódicos en los últimos tres meses, lo cual conspira contra las ventas.

El gobierno cordobés ordenó a la policía desalojar la protesta al mediodía, luego de recibir una orden ad hoc de la fiscal Eve Flores. Los trabajadores levantaron el bloqueo, pero continuaron deliberando en la vereda. El gobernador Juan Schiaretti repudió “enérgicamente” los hechos y su ministro de Gobierno, Carlos Caserio, lamentó la “situación muy tensa” y, si bien condenó la metodología de protesta, aseguró “comprender la situación de los canillitas tras haber dialogado con ambas partes”. “La gente actuó mal, que no se puede hacer, pero ellos dicen que ven coartada su libertad de trabajo”, sostuvo el funcionario.

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) vinculó la protesta con “el bloqueo a la planta impresora de los diarios Clarín y Olé”, ocurrido la semana pasada, y apuntó contra el gobierno nacional por “la inacción, el silencio y el discurso tardío, cambiante o ambiguo”. El titular del gremio de canillitas, Omar Plaini, salió al cruce de esas versiones: “Me gustaría que los que critican vayan a ver la causa”, aseguró el sindicalista, que sostuvo que el caso de ayer “no tiene nada que ver con lo que sucedió en Barracas” el domingo previo.

Félix Brito, en nombre de los trabajadores en protesta, sostuvo que lamentaron “tener que llegar a esta situación”, pero que “dijeron basta” por los inconvenientes que les genera la demora en la entrega de periódicos a los kioscos, que se están entregando a los trabajadores cerca de las 9 de la mañana. En un comunicado, La Voz del Interior admitió que el inconveniente “haya generado malestar” entre los vendedores, pero consideró que el bloqueo “es una medida claramente desmesurada e inoportuna”.

Según explicó Plaini, “hace tres meses que el diario les está llegando a los canillitas a las 8.30 o 9 de la mañana” por lo que “perdían de vender diarios y los clientes se las agarraban con ellos”. Ante la inacción del gremio local –cuestionado por tener supuestos vínculos con los directivos de La Voz– “las bases desbordaron al sindicato y se autoconvocaron” para realizar el piquete. “Ellos no están en relación de dependencia, ayer por esta medida se perdieron las ventas, así de mala que era la situación”, analizó el dirigente gremial, que responsabilizó por el conflicto a que “el Grupo Clarín tira todo debajo de la alfombra durante años y cuando estalla es peor que si se sentaran a negociar en un primer momento”, y estimó que “lo que pasó con los canillitas ayer y con los gráficos la semana pasada, en cualquier momento va a pasar con los periodistas”.

Una vez solucionado el conflicto, La Voz del Interior decidió “no distribuir” los ejemplares que quedaron en la planta impresora, según informó el sitio web del diario.

Compartir: 

Twitter
 

Los vendedores reclaman porque los diarios se entregan tarde.
Imagen: Antonio Carrizo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.