EL PAíS › EL MACRISMO SE IMPUSO EN LAS QUINCE COMUNAS EN LAS QUE ESTá DIVIDIDA LA CIUDAD

Las comunas debutaron de amarillo

Los primeros quince presidentes de comunas pertenecerán al macrismo. Doce de ellos son los actuales titulares de los correspondientes CGPC. El Frente para la Victoria salió segundo y colocó representantes en todas las juntas.

 Por Ailín Bullentini

La distribución de autoridades comunales fue un reflejo fiel del resultado de las elecciones generales en la ciudad de Buenos Aires: el PRO se impuso en las 15 comunas porteñas. En varias, incluso, obtuvo un porcentaje suficiente como para manejar una mayoría propia. La segunda fuerza fue, aquí también, el Frente para la Victoria, que aunque en algunos barrios pudo achicar la diferencia en algunos puntos no logró la presidencia de ninguna junta. Proyecto Sur alcanzó a colocar un representante en casi todas las mesas comunales.

El partido oficialista logró la presidencia de todas comunas. Eso implica, por ejemplo, que el apellido Corach volverá a ocupar cargos de poder político en el país. Es que el hijo del ex ministro del menemismo Carlos Corach, Maximiliano, estará a cargo de la presidencia de la junta de la Comuna 14, en el barrio de Palermo.

Maximiliano Corach es, no obstante, una de las pocas figuras que el PRO involucró por fuera de las actuales estructuras de los Centros de Gestión y Participación Ciudadana (CGPC). En 12 casos de las 15 en las que está dividida la ciudad, el macrismo ubicó en el primer lugar de las listas de candidatos a actuales directores de CGPC. “Con esta realidad, el funcionamiento de la política en los barrios seguirá como hasta ahora: las juntas comunales serán iguales a los Centros de Gestión macristas. El modelo, así, se perpetúa”, vaticinó el presidente de la Comisión de Descentralización de la Legislatura porteña, el legislador por Proyecto Sur Rafael Gentili.

Como era de esperarse, la zona norte de la Ciudad fue el punto fuerte del macrismo, que aventajó al Frente para la Victoria por entre 20 y 40 puntos, inclusive. La comuna 2, que abarca el barrio de Recoleta, fue la mejor elección del macrismo. El Frente para la Victoria, por su parte, hizo su mejor elección en la comuna 8, integrada por los barrios de Villa Lugano, Villa Devoto y Villa Riachuelo. Allí, sólo tres puntos lo separaron del PRO, un porcentaje que si bien no le da acceso a la presidencia, permitirá equilibrar la conformación del órgano de gestión política.

El Frente para la Victoria no obtuvo presidencias ni mayorías en ninguna junta comunal, pero sí pudo integrar a la vida democrática de los barrios porteños a los primeros candidatos de sus listas, en su mayoría jóvenes militantes. Algunos, como Maximiliano Nenna y Carlos Gullo, responden al kirchnerismo. Pero otros llegan desde los espacios de los legisladores Gabriela Cerruti y Aníbal Ibarra, aliados en la elección general porteña. La lista encabezada por la fórmula Daniel Filmus y Carlos Tomada logró reducir la diferencia en las comunas del sur –la distancia máxima fue de 13 puntos–; el macrismo también se impuso allí.

En las comunas del centro de la ciudad de Buenos Aires, el promedio de ventaja del PRO fue de 14 puntos sobre el FpV. Si bien en algunas de esas comunas centrales el macrismo también obtendría la mayoría propia, el equilibrio de fuerzas entre el oficialismo, el FpV y Proyecto Sur fue un tanto más fuerte.

La fuerza de Solanas no sacó más de 16 puntos en ninguna de las 15 comunas de la Ciudad. No obstante, sus performances más débiles las hizo en aquellos barrios en los que el PRO y el FpV fueron más fuertes: sacó 10 puntos tanto en el barrio de Recoleta como en la comuna integrada por Lugano, Soldati y Riachuelo. En Palermo sólo alcanzó el 11 por ciento y en la comuna 13, integrada por Núñez, Belgrano y Colegiales, el 12 por ciento. No pudo ocupar más de un lugar en ninguna junta comunal. En alguna, como en la 3, no alcanzó a tener siquiera presencia. Sus espacios más fuertes, en donde logró un 16 por ciento, fueron la comuna 10, conformada por Floresta, Villa Luro y el barrio de Monte Castro, entre otros, y en Caballito.

Según sus análisis, los resultados comunales se deben a que la elección se hizo junto con la general: “Nadie votó por sus candidatos comunales. La gente eligió a su jefe de Gobierno y todo lo demás se fue con eso”, concluyó.

epigrafe

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.