EL PAíS › LOS PRINCIPALES CANDIDATOS A LA GOBERNACIóN CULMINAN HOY SUS CAMPAñAS ELECTORALES

Clima de cierre en Córdoba

Se presentan doce fórmulas, pero sólo tres cuentan con chances reales de ganar. De la Sota busca volver a la gobernación que ya ocupó dos veces. Juez busca polarizar para crecer, pero el radical Aguad viene en ascenso.

 Por Agustín Di Toffino

Desde Córdoba

A horas de que se corra el telón sobre la campaña electoral, por primera vez se recalentó la contienda. Primero fue José Manuel de la Sota, quien afirmó que aún no había resuelto su apoyo a la candidatura de Cristina Kirchner y se contradijo con declaraciones anteriores. Como respuesta, el diputado Carlos Kunkel aclaró que “nunca le pedimos el apoyo”. También se cruzaron los candidatos del radicalismo y del Frente Cívico. Luis Juez les pidió a los radicales “que no tiren su voto” y lo apoyen, en la estrategia de polarizar con De la Sota. Aguad replicó al instante: “Juez está desesperado porque sale tercero”.

Las calles de Córdoba parecen despertarse de la indiferencia que ha eclipsado a la campaña desde sus inicios. Sin embargo, el poco entusiasmo contrasta con el agotamiento que evidencian los equipos de campaña, quienes han recorrido la amplia extensión del territorio cordobés a la caza de los votos propios y de los indecisos. Es que el domingo 7 se espera un escrutinio a final abierto y nadie se anima a arriesgar certezas en los pronósticos.

Doce fórmulas se presentan, pero sólo tres tienen chances reales de ganar la elección.

La vuelta del Gallego

De la Sota luce renovado. Al menos, eso es lo que pretende mostrar. Dos veces gobernador, es desde hace décadas el hombre fuerte del peronismo en Córdoba. Y eso se notó en la gran movilización del aparato partidario durante la campaña. En esta elección, para retener el poder que ostenta desde 1999, el PJ se vale del asesoramiento del publicista Ramiro Agulla. Fuentes del delasotismo comentaron que Agulla es el principal responsable de que el candidato haya marginado a antiguos colaboradores, quienes tienen una imagen muy desgastada. En la nueva mesa chica del Gallego crece la figura de su hija Natalia.

La coalición Unión Por Córdoba desplegó una campaña enorme si se tiene en cuenta la cantidad de spots televisivos y gráfica en la vía pública. Hasta el famoso boxeador La Mole Moli participa en una publicidad, donde De la Sota despliega dotes actorales. Como compañera de formula eligió a Alicia Pregno, intendenta de Laboulaye y enemiga de la resolución 125, lo que provocó el primer distanciamiento con el kirchnerismo.

En su estrategia electoral, De la Sota volvió a recurrir a la fórmula que más conoce: gran despliegue comunicativo y promesas fuertes. El boleto educativo gratuito es uno de sus ejes principales. Apunta a que los estudiantes, los docentes y el personal de maestranza tenga acceso gratuito al transporte. A contrapelo, ayer un grupo de estudiantes se manifestó denunciando que en sus escuelas tienen problemas edilicios.

En los últimos días, el Gallego recibió el apoyo de Eduardo Duhalde, Carlos Reutemann y macristas peronistas como Cristian Ritondo y Diego Santilli (ver página 6). También declararon su respaldo el gobernador Daniel Scioli y el senador José Pampuro. Su slogan mas repetido fue: “Peleamos por Córdoba, no por pelear”, que apunta a diferenciarse de Juez y sus contradicciones con el gobierno nacional.

La revancha de Juez

Es el segundo intento de Juez por acceder a la gobernación de Córdoba, luego del fallido de 2007, cuando denunció fraude en el escrutinio que dio por ganador al actual gobernador Juan Schiaretti. Dice que durante estos cuatro años se preparó para gobernar la provincia y buscó los mejores técnicos para su propuesta programática. Su principal objetivo es romper con el bipartidismo, que se alterna el poder en Córdoba desde el retorno a la democracia en 1983. Para ello construyó un espacio plural, que se destaca por la elasticidad ideológica. En el Frente Cívico lo acompañan, desde el MST hasta economistas ortodoxos, como Jorge Ingaramo, quien fue funcionario de Carlos Menem. “Podés ser de izquierda o de derecha, lo importante es tener decencia y honestidad”, repitió durante la campaña.

De los candidatos principales, Juez es quien menos recursos gastó en la campaña. Sus esfuerzos se concentraron en el contacto directo con los electores. “Hemos puesto toda la carne en el asador, pero no nos quedamos de brazos cruzados porque cocodrilo que duerme es cartera”, comentó un estrecho colaborador de Juez, mixturando en sus palabras el estilo humorístico de su jefe político con la precaución que abren sobre los comicios. Con el antecedente de la última elección a gobernador, Juez reiteró que van a poner mucho énfasis en la fiscalización.

En todos sus actos, su discurso siempre giró en torno de la lucha contra la corrupción. “Decencia”, “solidaridad” y “prosperidad” fueron las palabras que más repitió. Su compañero de fórmula es el actual intendente de Jesús María, Marcelino Gatica, un radical que supo ser K y tiene buena llegada al sector del campo. Para el cierre de campaña espera la presencia de Hermes Binner y el gobernador electo de Santa Fe, Antonio Bonfatti.

La oportunidad de Aguad

Cuando Aguad presentó como su asesor político al gurú macrista Jaime Durán Barba, algunos dirigentes radicales de la vieja Línea Córdoba lo miraban incrédulo. “¿Tiene que venir un ecuatoriano a bajarnos línea? Este partido está perdiendo mística”, masculló uno de ellos. En los inicios de la campaña, Barba habló ante la militancia y deslizó que la llave para el triunfo era hacer conocido al candidato. “Es un hombre honorable y valioso y, si lo conocen, puede ganar la elección”, definió. Se basaba en encuestas que informaban que sólo la mitad del electorado conocía a Aguad.

La primera incógnita que despejó Aguad en su campaña fue la elección del dirigente de la CRA Néstor Roulet, como compañero de fórmula. Con ese gesto, Aguad pretendió consolidar la relación con el núcleo duro de las patronales agropecuarias, un capital obtenido por su tenacidad para impedir que se apruebe la 125. En la ebullición de aquel conflicto, Roulet supo decir que “el campo, el Ejército y la Iglesia son tres instituciones que hicieron grande la Argentina”. Durante la campaña, Aguad pretendió presentarse como un candidato con propuestas. La promesa que más impactó fue la del aumento del salario docente en un 50 por ciento. Durante los últimos días recibió el apoyo de referentes del PRO, como Federico Pinedo y Gabriela Michetti. Se espera que hoy viaje Ricardo Alfonsín.

Entre el resto de los candidatos hay tres que se identifican con el gobierno nacional, pese a no tener apoyo oficial: Eduardo Fernández, de Nuevo Encuentro; Miguel Vittar, del Partido Intransigente; y Eduardo González Olguín, del Frente de Unidad Popular y Humanista. También se presentan el Frente de Izquierda, que lleva como candidato a Eduardo Salas, y la Coalición Cívica con Griselda Baldatta, entre otros.

Compartir: 

Twitter
 

En el último esfuerzo, los equipos de campaña empapelaron Córdoba con afiches.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.