EL PAíS › EL GOBERNADOR DE TUCUMáN, JOSé ALPEROVICH, ANALIZA EL TRIUNFO Y SU VíNCULO CON EL GOBIERNO NACIONAL

“Hay que apoyar a Cristina y a este modelo”

El gobernador fue reelecto el domingo para un tercer mandato, con casi el 70 por ciento de los votos. En diálogo con la prensa, reivindicó su gestión, pero también el proyecto nacional, y pidió apoyo para la Presidenta.

 Por Julián Bruschtein

Desde Tucumán

Sin cambiar su rutina, el gobernador José Alperovich se levantó y realizó una recorrida por los alrededores de Tucumán, como todas las semanas. Sin embargo no fue un día más, porque el domingo fue confirmado para un período más al frente de la provincia con una aplastante victoria del 69,89 por ciento de los votos, que le dio la posibilidad de ser el primer mandatario provincial en conseguir la re-reelección. En diálogo con la prensa, Alperovich aseguró que “los que están pensando en 2015 lo mejor que pueden hacer es apoyar a la Presidenta”, descartó que esté pensando en una reforma constitucional para un nuevo mandato y apuntó contra el discurso de la oposición acerca de un supuesto “desequilibrio institucional”.

–¿Cuál es el análisis que hace sobre los números que obtuvo en la elección?

–Este apoyo es un compromiso doble. Fundamentalmente hay que trabajar para no fallarle a la gente.

–¿Qué cree que valoró la gente cuando emitió su voto?

–Fundamentalmente la gestión. Nosotros no hemos hecho ni un solo acto político, lo que hicimos fue trabajar mañana y tarde. La gestión y, por supuesto, ayudó mucho el estado de ánimo nacional, que la economía funciona bien y la ayuda de la Nación a la provincia.

–¿Puede apoyarse en la contundencia de este triunfo para reformar la Constitución e ir por una nueva reelección?

–El compromiso es jugar fuerte estos cuatro años para no fallarle a la gente, no me queda otra cosa en la cabeza. Es muy fuerte que sobre 49 legisladores tengamos 42, es mucho.

–¿No es demasiado?

–Depende cómo se vea. Si creés que el poder es para aprovecharlo para vos, es demasiado; si es para ayudar a la gente no.

–Kirchner fue tres veces gobernador y después comenzó el armado para la presidencia...

–No, no. Mi cabeza hoy está en esto. Lo que tenemos que hacer todos los que quieren pensar en 2015 es apoyarla fuertemente a Cristina Kirchner, porque este modelo funciona. Ninguno tiene posibilidad de nada si no le damos el apoyo a este modelo que propone que la gente esté bien. Lo que tenemos que hacer estos cuatro años los gobernadores es trabajar fuerte y apoyar para que el proyecto nacional ande bien.

–¿Va a ceder al vicegobernador para que siga en el Ministerio de Salud?

(Se miran con Julio Manzur y sonríen en silencio pero sin dar respuesta. Más tarde el ministro asegurará que está “a disposición de lo que decida la Presidenta”.)

–Se ha ido incrementando el caudal de votos y el nivel de participación en Tucumán. ¿Pero no cree que las colectoras conspiran contra el armado colectivo porque apuntan a un posicionamiento individual?

–En esto yo no soy dueño de la verdad ni nada. Si hay que reverlo o cambiarlo se hace. Hay que hacer un análisis, ver si es bueno o malo. Todo es perfectible mientras consolidemos bien el sistema democrático.

–¿Qué piensa de los bolsones de comida que se reparte a los votantes?

–Que eso es subestimar a la gente. La gente humilde sabe por quién votar, el político que ha tratado de hacer eso está equivocado. A la gente hoy no la condiciona nada, ha evolucionado mucho más de lo que piensan algunos dirigentes políticos.

–Después de las primarias, la oposición centró su discurso en la conveniencia de transformar las elecciones en un mayor equilibrio de fuerzas, acá dijeron algo similar...

–Se equivoca la oposición ante ese planteo. Lo que se tiene que mostrar a las otras fuerzas políticas es la voluntad de poder, de decir cómo, qué y por qué, no les va a solucionar el tema seguir diciendo que van por las legislativas para buscar un contrapeso. Ha quedado claro acá que todos los que han ido por la oposición con esta propuesta –solamente la crítica– perdieron mucho.

–¿Hay posibilidades de reconciliación para alguien que en teoría comparte el proyecto como la kirchnerista Stella Maris Córdoba, que fue como candidata de Proyecto Popular?

–La verdad es que yo no la tengo en cuenta.

–¿El sistema de boleta única le gusta?

–No conozco bien la propuesta. Pero tampoco hay que enamorarse con lo que se dice que se hace en algún lugar y dicen que es lo mejor. Lo más importante de todo es la cantidad de gente que ha participado en la elección, se superó el piso de agosto y esto es lo que hay que señalar.

–¿Usted plantea que el humor social en Tucumán también está ligado al proyecto nacional?

–Acá la verdad es que tanto Néstor como Cristina han ayudado mucho todos estos años. Apostaron fuerte en Tucumán en obras públicas, en infraestructura. Acá han confluido muchas cosas: que el proyecto nacional esté bien, que la gente esté bien, no creo en el individualismo, en que cada uno se salva solo. Tenemos que pensar que si le va bien a la Nación nos va bien a todos.

–¿Considera que con la disminución de la adhesión al bussismo, que fue un partido fuerte en Tucumán durante los ’90, se superó una etapa?

–Los hechos muestran que ha desaparecido el bussismo. Hoy ha metido un solo legislador, con el 3 por ciento de los votos. Es verdad que en los acoples (colectoras) tenemos algunos ex bussistas, pero no toda la gente que estaba con ellos era mala gente.

–Después de ocho años de gestión, ¿hacia dónde apuntará en su próximo gobierno?

–Vamos a seguir en la misma línea en la que venimos trabajando porque hay muchas necesidades que todavía no se han cubierto. Ser mucho más eficientes y mejorar la calidad, sobre todo en educación, que es el gran desafío, al igual que la salud. Mejor trabajo, menos trabajo en negro y más en blanco, lograr que todos los planes sociales se transformen en trabajo genuino. Tratar de darles más trabajo a los jóvenes, que es donde ponemos el combate a la drogadicción: más trabajo, más deporte. Hicimos una experiencia en los últimos cuatro años en que hemos fomentado con una plata que puso el Estado nacional unos call centers, hemos dado trabajo a cinco mil jóvenes de entre 18 y 25 años y tenemos que insistir con esto porque el primer trabajo es clave para la juventud. Que más empresas inviertan, que la actividad privada se desarrolle fuertemente para que se sostenga este crecimiento. Tenemos que seguir en esa línea porque todavía no está bien. Estábamos en menos diez o menos quince cuando empezamos a gobernar y hoy estamos en un seis.

–Pasó por el radicalismo, fue aliado de Duhalde y hoy está vinculado con el kirchnerismo. ¿Cómo se definiría usted políticamente?

–Lo que puedo mostrar es la realidad, el 90 por ciento de los recursos fue a la gente. Cuando tuve que hacer una cloaca, un asfalto, una solución habitacional, todo fue a la gente humilde. Soy un convencido de que si la gente humilde está mejor, todos están mejor: los ricos están mejor, las clases medias están mejor, todos están mejor.

–¿Eso es peronismo?

–No sé, pero durante ocho años hemos trabajado en esto. Insisto que cuando la gente humilde está bien, todos los demás también.

Compartir: 

Twitter
 

Gracias a su amplia victoria y a las colectoras, José Alperovich tendrá 42 de los 49 diputados de la Legislatura tucumana.
Imagen: Adrián Pérez
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.