EL PAíS › AMADEO FUE A LA JUSTICIA

Denuncia por seis mesas

El diputado nacional y candidato a gobernador bonaerense por el Frente Popular, Eduardo Amadeo, hizo finalmente una denuncia ante el juez con competencia electoral Manuel Blanco por supuestas irregularidades en el recuento de votos en las primarias del 14 de agosto. La presentación del duhaldista le apunta a las autoridades de mesa por la supuesta elaboración defectuosa de los telegramas, documentos que en realidad la Cámara Nacional Electoral ya aclaró que no tienen ningún valor legal, sino que sólo sirven para el escrutinio provisorio.

Amadeo explicó que su denuncia “incluye dos delitos, uno que tiene que ver con el entorpecimiento del escrutinio y el otro con la falsificación de documento público, porque el telegrama es un documento público en el caso de la elección”. El escrito presentado pide que se cite “en forma urgente” a las autoridades de seis mesas en las que, planteó el diputado, habrían existido anomalías. “Hay irregularidades graves y estamos acá diciéndole al juez que sea él quien decida si es un delito o una irregularidad”, señaló, mientras deslizaba la imputación de “fraude electoral”.

Entre los seis telegramas que aportó Amadeo a la Justicia, uno de ellos es de la mesa 218 de Lanús, donde se presentaron 285 votantes, pero la suma de votos a presidente daba 440 sufragios; en la mesa 80 de San Fernando votaron 295 personas, pero el telegrama decía 260; en la mesa 772 de Lomas de Zamora, según el diputado, en el telegrama aparentemente “se le agregó el número 1 al número 9 para computar 19 votos” para Udeso; en telegramas de La Matanza y Lomas de Zamora, añadió, “todos los partidos tienen votos menos el Frente Popular, que no tuvo sufragios en ninguna categoría”, advirtió. A esto añadió “infinidad de telegramas sin la firma del presidente de mesa y la imposibilidad de los partidos de disponer de la información para fiscalizar”.

La idea de que había discrepancias en la documentación fue instalada ya la semana pasada por distintos dirigentes de la oposición con la intención de poner en duda el escrutinio. Amadeo y otros diputados visitaron al juez Blanco, quien dijo que hubo errores, pero los atribuyó en su mayoría a la complejidad de la elección bonaerense (es el distrito más numerosos y donde se eligieron gran cantidad de categorías), descartó fraude y aclaró que afectaba a todas las fuerzas por igual. Hacia el fin de semana las faltas de coincidencia detectadas eran entre las actas firmadas por las autoridades de mesa y los fiscales, pero aun esos casos no llegaban a representar ni el uno por ciento de las 31.500 mesas del distrito. El presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, ya había dicho para entonces que el nivel de error era bajo y no había que “magnificar”.

En ciertos despachos de la justicia electoral ven con preocupación que se avance en acusaciones contra las autoridades de mesa, ya que podrían tener un efecto intimidante para quienes les toca cumplir esa función en octubre. De por sí, según datos de la Cámara Electoral, el 20 por ciento de los presidentes de mesa suele faltar a la convocatoria. Por estos motivos, y porque es posible que muchos de los problemas que se producen en el conteo de sufragios tenga que ver con errores o desconocimiento, desde el Estado ya se está analizando la posibilidad de impulsar una nueva ley para que las autoridades de mesa sean empleados públicos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.