EL PAíS

“Un sector insignificante”

El gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, calificó ayer de “absolutamente bastarda” y “cobarde” la agresión que sufrió el intendente de Caleta Olivia, Fernando Cotillo, y consideró que en el conflicto del sindicato de petroleros “hay un interés especial en desestabilizar la provincia de la Presidenta”, Cristina Fernández de Kirchner. Un grupo de trabajadores petroleros increpó y golpeó el domingo pasado al intendente Cotillo, luego de que la policía santacruceña dispersara con gases lacrimógenos y balas de goma una protesta que llevaban a cabo en reclamo de elecciones sindicales. En una conferencia de prensa, Peralta sostuvo, además, que los responsables de los golpes “son reconocidos” y serán puestos a disposición de la Justicia. Acompañado por Cotillo, entre otros intendentes y funcionarios, el gobernador cuestionó “la espiral de violencia” de “un sector mínimo e insignificante” de los más de 10 mil trabajadores que nuclea la actividad petrolera en Santa Cruz, y dijo que los agresores actuaron con “un absoluto desprecio por la vida”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.