EL PAíS › LA DISCUSIóN POR LA BOLETA úNICA EN DIPUTADOS Y SENADORES

Un tema que va para largo

La discusión por la boleta única no pudo desarrollarse ayer en el Senado: el puntano Adolfo Rodríguez Saá, quien presentó un proyecto al respecto la semana pasada, no pudo reunir los votos necesarios para tratarlo sobre tablas. Los jefes de bloque manifestaron su opinión sobre el tema, pero no pudieron someterlo a votación. En la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara baja discutieron los seis expedientes que se encuentran en tratamiento, aunque la mayoría de los diputados opositores no aspira a que la medida obtenga media sanción antes de las elecciones generales del 23 de octubre.

“Deberíamos pensar dos minutos si es necesaria la boleta única. Cuál es necesaria, cuál es el modelo, y si debe tener vigencia inmediata o a partir de la próxima elección general”, dijo Rodríguez Saá en el Senado, luego de que la votación respecto del tratamiento de su proyecto de reforma del Código Electoral resultara negativa. El senador había anunciado el martes en la reunión de Labor Parlamentaria, donde las distintas bancadas acuerdan los proyectos que se discutirán en cada sesión, que pediría el tratamiento sobre tablas. Sin los votos para tratar formalmente el proyecto, los diputados se limitaron a opinar sobre el tema.

El socialista Rubén Giustiniani, quien acompañó junto a Luis Juez y Norma Morandini, del Frente Cívico, un proyecto de la senadora por la Coalición Cívica María Eugenia Estenssoro, consideró en la sesión que la implementación de una boleta única “sería un paso adelante”. El radical Ernesto Sanz sostuvo que la UCR “defiende el sistema de boleta única en las dos Cámaras”.

Los legisladores kirchneristas respondieron duramente a las quejas de la oposición. El neuquino Marcelo Fuentes denunció que detrás de la voluntad de promover la boleta única se oculta una campaña puesta en marcha por “dos multimedios hegemónicos”. “Ni siquiera nos felicitaron por ganar y ahora el problema es la boleta. En el futuro pedirán la boleta mágica”, agregó. La santafesina Roxana Latorre, también del FpV, criticó al sistema de boleta única porque, según sus cálculos, su implementación duplicaría la inversión en cada campaña. “Cuidado con enamorarnos de un sistema que puede ser muy beneficioso para la transparencia institucional, pero que va a resultar un boomerang en contra del derecho de los votantes”, advirtió.

Si bien los opositores sostienen la necesidad de que se implemente un sistema de boleta única, en el Senado hay tres proyectos presentados por distintos bloques. Consultado por la posibilidad de llegar a un dictamen único, el autor de uno de los proyectos, Samuel Cabanchik, aseguró: “No hay voluntad de un proyecto de unidad”. El senador señaló que el plazo para presentar las boletas vence el 23 de septiembre. “Es totalmente irreal en este contexto tratar de sacar la ley”, agregó.

Los diputados también discutieron sobre distintos proyectos de reforma del sistema electoral. En la Comisión de Asuntos Constitucionales, presidida por la duhaldista Graciela Camaño, llegaron a un acuerdo –aunque no formal– para convocar a la comisión al secretario de Comunicación Pública y autor de la última reforma política, Juan Manuel Abal Medina, y al ministro del Interior, Florencio Randazzo, así como a representantes de la Cámara Nacional Electoral y de los gobiernos de Santa Fe y Córdoba, donde ya se implementa ese sistema. El vicepresidente de la comisión e integrante de la bancada kirchnerista, Alejandro Rossi, se mostró a favor de esa propuesta.

Luego de una intensa campaña para modificar el Código Electoral nacional, la oposición en Diputados comenzó a considerar inviable la implementación del nuevo sistema en las elecciones generales. “El proyecto requiere un consenso como toda reforma política y hoy no están dadas las condiciones para aprobar nada, y mucho menos para esta elección”, consideró el candidato a vicepresidente de la Coalición Cívica, Adrián Pérez, quien propuso la convocatoria. Consultado por la viabilidad de sancionar la ley en el 2012, el diputado advirtió: “No hay una posición monolítica del kirchnerismo al respecto”.

La diputada del PRO que proviene de la ONG Poder Ciudadano, Laura Alonso, también considera poco probable la sanción de la ley antes del 23 de octubre: “Estas cosas no se resuelven en dos meses y además son proyectos que requieren mayoría especial”. A diferencia de Pérez, Alonso no detecta grietas en la posición oficial: “Por ahora, el FpV tiene una postura monolítica que es no apoyar el proyecto”, consideró.

El presidente del bloque kirchnerista, Agustín Rossi, manifestó que el proyecto “es impracticable y no se puede hacer” y consideró que detrás de la discusión por la boleta única hay una intención, por parte de los opositores, de “despegarse” de sus candidatos a presidente.

Informe: Sol Prieto.

Compartir: 

Twitter
 

La duhaldista Graciela Camaño y el radical Ricardo Gil Lavedra.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.