EL PAíS › RENUNCIO EL DEFENSOR DE SEIS MARINOS Y DENUNCIAN QUE QUIEREN DILATAR LA SENTENCIA

Los últimos manotazos de ahogados

El abogado Alfredo Solari presentó su renuncia luego de terminar su alegato. Los represores deben definir si aceptan la defensa oficial o designan un nuevo representante. El tribunal trabaja para dictar sentencia el 14 de octubre.

 Por Alejandra Dandan

El abogado Alfredo Solari representaba a Ricardo Cavallo, Juan Rolón, Raúl Scheller y otros tres represores.

Uno de los fiscales de pronto sintió que estaba viviendo “un disparate”. El balcón de la sala de audiencias de los Tribunales de Retiro descollaba de presencias castrenses. Cecilia Pando con la corporación de mujeres de los marinos aplaudió el final del alegato del abogado Alfredo Solari, pero después todas quedaron pasmadas: Solari, que está mal de salud hace tiempo, presentó en ese momento la renuncia al patrocinio de seis marinos, entre ellos Ricardo Cavallo. La decisión leída como una nueva “maniobra dilatoria” de parte de la fiscalía hizo que el debate entrara en sucesivos cuartos intermedios y luego se suspendiera hasta el jueves que viene. El Tribunal Oral Federal 5, que avanza para terminar el juicio de los crímenes de la ESMA el viernes 14 de octubre, teme que con estos intentos el calendario salte por los aires. Para evitarlo buscan salas y analizan extender las jornadas de debate durante los fines de semana. El problema de la defensa oficial y la ausencia del abogado particular de un acusado son los ejes de esta nueva suspensión.

Solari terminó así el alegato que llevaba adelante desde el 9 de septiembre, en jornadas de dos y cuatro horas por un delicado (y visible) problema de salud. Pidió la absolución para sus “chivos expiatorios” y se quejó por los “tribunales revolucionarios”. La renuncia que presentó en ese momento sorprendió también a los imputados y hasta a la defensa oficial, un dato que llamó la atención al fiscal Pablo Ouviña: “Era imaginable que Solari no pudiera seguir en esas condiciones. Lo que no creíamos es que iba a renunciar en este momento y generar que se suspendiera la audiencia, por eso nos opusimos, porque creíamos que era una medida tendiente a dilatar el proceso”.

La audiencia debía entrar en réplicas y dúplicas, pero la renuncia cambió el escenario. Solari y tres hijos representaban a seis represores: Cavallo, Néstor Omar Savio, Juan Carlos Rolón, Pablo García Velazco, Raúl Scheller y Alberto González. A la mañana temprano, el Tribunal le pidió que asuma la defensa de Julio Coronel, defendido habitualmente por su hijo que estaba de viaje. Cuando Solari renunció, el TOF nombró en su lugar –ese mismo momento y para evitar demoras–, a la defensora oficial Daniela Mazza, pero ahí empezaron nuevos problemas: Mazza no aceptó la defensa porque dijo que debía consultarlo con sus superiores, un argumento insólito que terminó cayendo en tierra cuando los jueces Daniel Obligado, Germán Castelli y Ricardo García finalmente le dijeron que tenía que aceptar. De todos modos, Coronel no aceptó ese patrocinio.

No es la primera vez que una defensora oficial toma la misma postura. Sucedió por caso el lunes pasado en el juicio del Circuito Camps, cuando el Tribunal Oral Federal Criminal 1 le pidió a Sonia Marcela Langoa asumir la defensa ad hoc de Jaime Lamont Smart y ella apeló esa decisión. En este caso, desde el Tribunal dijo a Mazza que está en el juicio de la ESMA en “condición suspensiva” para actuar en situaciones inesperadas como éstas. El fiscal Pablo Ouviña le recordó, a la vez, algo en el mismo sentido. En ese escenario, Mazza se avino, pero la decisión final de Coronel dejó “entrampado” al Tribunal, confesó uno de los investigadores. El marino pidió esperar a su abogado particular, pese a la insistencia del abogado Rodolfo Yanzón y de la fiscalía, que dijeron que el TOF debía tomar la decisión de que Mazza asuma la defensa.

El TOF decidió suspender el debate hasta el jueves que viene. Los jueces consideraron que el abogado de Coronel había avisado que no iba a estar ese día y creyeron que el imputado tenía derecho a esperar. Pero, además, tienen otro problema: la falta de salas. No hay lugar dónde meter a 18 imputados, defensas y demás partes hasta el jueves que viene. El TOF dio tres días hábiles a los seis imputados de Solari para elegir abogado privado o aceptar el oficial. El plazo se cumple el miércoles.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.