EL PAíS › EL LIDER DEL PRO SE MUESTRA COMO EL PROXIMO JEFE OPOSITOR

Macri los quiere jubilar

Puso en duda el porvenir de las otras figuras actuales de la oposición y dijo que en octubre se definirá quiénes “siguen a futuro y quiénes serán una anécdota del pasado”. Eduardo Duhalde se dio por aludido y le respondió: “He venido para quedarme”, afirmó.

 Por Werner Pertot

Mauricio Macri, en la inauguración de la plaza donde habló de su futuro y de los demás opositores.

Cuando caiga la noche del 23 de octubre, Mauricio Macri tiene toda la intención de que no quede ningún opositor en pie. Salvo él. “La gente definirá en octubre qué dirigentes siguen a futuro y quiénes serán una anécdota del pasado”, afirmó el jefe de Gobierno. Quien se sintió llamado a responderle fue el candidato presidencial del Frente Popular, Eduardo Duhalde. El dirigente no recibió después del resultado de las primarias el apoyo que esperaba del líder del PRO. En su lugar le llegaron algunas paladas de tierra. “He venido para quedarme”, lanzó el ex presidente interino. El tiempo dirá quién tenía razón.

Macri optó este año por bajarse de la candidatura presidencial y buscar su reelección, que obtuvo con el 64 por ciento de los votos en segunda vuelta. Con el panorama actual, el líder del PRO debe estar más que agradecido con el consejo que le dio el gurú ecuatoriano Jaime Durán Barba de esperar a 2015. Antes del 14 de agosto, Macri había dicho que iba a hacer una ronda de diálogo con todos los candidatos opositores y luego iba a elegir al suyo. Todo eso pasó al olvido. Pero el hecho de no competir en las nacionales le da a Macri una oportunidad inmejorable para presentarse como el único opositor que mantiene su potencia para 2015, luego del pobre desempeño de los candidatos presidenciales.

A principios de esta semana, el jefe de Gobierno los sermoneó a todos por no haber respondido a su convocatoria para unir a toda la oposición. “Lamento haber tenido razón”, dijo, con media sonrisa. Ayer, mientras inauguraba una plaza, Macri afirmó que parte de los que se presentan tienen en octubre su jubilación política. “Van a surgir nuevos liderazgos que va a tener que ver con gente que administra ciudades y provincias”, vaticinó Macri, mirándose al espejo.

El líder del PRO volvió a cuestionar a sus ex aliados Francisco de Narváez y Felipe Solá. Dijo que se había arrepentido del acuerdo que hicieron en 2009. “Felipe es pasado, yo estoy comprometido con el futuro”, aseguró. “Lo importante es que después de esta elección comienza una nueva etapa, en la cual se va a renovar la política, van a surgir nuevos liderazgos y va surgir una generación más joven, con otra formación”, advirtió Macri.

Ni De Narváez ni Solá se ocuparon de las declaraciones de Macri. En cambio, Duhalde se refirió a ellas. “He venido para quedarme en la política argentina. Me siento muy fuerte, muy lúcido y con muchas ganas de pelear”, afirmó el ex mandatario interino, quien en una oportunidad dijo que se retiraba de la política. “A mí me han tocado momentos dificilísimos en la vida política, y si hay algo que Dios me ha dado es que en los momentos de dificultad es cuando estoy más tranquilo. En este caso, me siento con ganas de trabajar y de pelear”, remarcó.

En su entorno ven a Duhalde con posibilidades de ser el futuro jefe de la oposición. “Duhalde a la cabeza”, podría ser el leitmotiv de los duhaldistas. “Estamos muy entusiasmados porque creemos que vamos a quedar como los únicos opositores”, indicó Carlos Brown, el jefe de campaña de Duhalde. “Sobre todo con las macanas que está haciendo Alfonsín y las barbaridades de Francisco de Narváez con Alberto Rodríguez Saá. Adolfo ahora se siente sorprendido de que le digan que no puede ser candidato a gobernador bonaerense y a senador por San Luis”, remarcó Brown. “Duhalde es la oposición. Binner no se opuso nunca a nada. Entre Claudio Lozano y Victoria Donda siempre terminan apoyando al Gobierno. Miralo también a Solá”, enumeró el titular del Movimiento Productivo Argentino.

Duhalde se dedicó a reforzar su perfil de opositor duro. “Ningún viento me lleva para el otro lado, yo soy oposición convencida, porque creo que hay un derrumbe institucional sin precedentes y esto es malísimo para la Argentina de hoy y sobre todo para la que viene”, destacó. Pese al resultado de las primarias, donde Cristina Fernández de Kirchner superó los 50 puntos, Duhalde dijo estar “convencido de que le va a costar al oficialismo superar los 40 puntos. Y si no llega, hay segunda vuelta”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.