EL PAíS › MARGARITA STOLBIZER, POSTULANTE A GOBERNADORA BONAERENSE DEL FAP

“Hay candidatos que renuncian al debate de ideas”

Margarita Stolbizer tiene sobre sus hombros varias campañas electorales y esta es la tercera vez que va por la gobernación bonaerense. Lo hizo por la UCR, el Acuerdo Cívico y Social y ahora por el Frente Amplio Progresista. Pero en esta campaña le apunta a Daniel Scioli y a Francisco de Narváez por “renunciar al debate político” y se queja porque el marketing publicitario hace que los candidatos “se venden como frascos de mayonesa” y no por sus propuestas e ideas. Asegura que el FAP se prepara para gobernar y a representar a esa mitad del electorado que no acompañó al modelo del oficialismo.

–Usted habla en el marco de su campaña que no se pueden vender candidatos como frascos de mayonesa. ¿A quiénes se refiere?

–Sentí durante la campaña hasta el 14 de agosto, para no ir más atrás, que hay candidatos que renuncian al debate de la política, de las ideas. Que sus campañas electorales son casi exclusivamente de marketing publicitario, con difusión de imágenes y poca discusión de ideas.

–¿Cómo se diferencia el FAP o en su caso como candidata a gobernadora?

–Lo nuestro intenta tener otro debate de contenido. No como la fotografía de Scioli rezando en la iglesia. Cuando alguien tiene una representación tan alta como tiene y ha tenido Scioli, que fue diputado, vicepresidente y gobernador, usa como estrategia de campaña mostrarse con su mujer en la iglesia rezando y la lancha en la que se accidentó, es la renuncia a la política y la discusión de la política. Porque no es una campaña basada en sus principios, su gestión o sus propuestas políticas. Lógicamente que queda afuera toda la campaña publicitaria de la lotería o el Banco Provincia donde sí aparecen sus actos de gobierno.

–También habló con quienes especulan políticamente con casos policiales trágicos o resonantes...

–Ese es De Narváez, cuando dice si yo fuera gobernador, el caso Candela hubiera terminado de otra forma. Esos son golpes bajos y es apelación a un argumento que no es de la mejor política. Lamentablemente, de una u otra manera, todos quedamos engrampados en esta lógica reduciendo los niveles y la calidad del debate en la Argentina, porque si yo no busco una buena campaña publicitaria quedo separada. Entonces la disputa queda reducida a quién tiene la mejor campaña publicitaria y no la mejor propuesta.

–También en la campaña hay símbolos y en la suya aparece una pieza de rasti como parte de un armado mayor al que hay que aportar. ¿Fue una idea publicitaria o política?

–Tiene que ver con la construcción política como la nuestra, que es de mediano y largo aliento, con el proyecto colectivo que une la diversidad de lo que somos, donde todos venimos de procedencias políticas y sociales distintas, pero que logramos tener identidad propia entre todos. Y el color blanco está ligado a esto de la honestidad y la transparencia que tiene nuestra propuesta.

–El resultado de las primarias ha dejado muy lejos a Binner y a usted de llegar a la gobernación bonaerense. ¿Cuáles son los objetivos electorales del FAP para octubre?

–Nos preparamos para gobernar, lo digo con humildad y estoy convencida que es así. En mi caso particular hace muchos años que me estoy preparando, haciendo un diagnóstico correcto sobre la situación de la provincia, con equipos y programas. Nuestra campaña no es para meter más legisladores sino para gobernar. La primera conclusión que queda del 14 de agosto es que la mitad de la gente, en la nación y la provincia, apoya la continuidad del modelo oficialista, y hay otra mitad que quiere un cambio. Y nuestra propuesta, ahora que tenemos un mayor nivel de conocimiento de la gente, es representar a esa otra mitad. Queremos ocupar ese segundo lugar, luego se verá a qué distancia, en qué nivel.

–Hace dos años usted quería llevar al dirigente ruralista Mario Llambías como primer candidato a diputado porque sumaba votos. Hoy usted representa a otro frente político y él va en otra boleta, no con buenos resultados. ¿Qué cambió en el país para que esto no sea así ahora?

–No me parece que sea cuestión de Llambías. La Coalición Cívica hace una mala elección y el Gobierno hace una buena elección y eso no tiene que ver con las personas que van en las listas. Creo que hoy hay una mirada sobre el campo que es completamente distinta a la que había antes. El conflicto con el campo que hace dos años atrás estaba en el centro de la escena, y que le permitió a De Narváez ganar en la provincia, hoy no existe. Entonces no es un problema de personas sino de condiciones externas.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.