EL PAIS › RICARDO JAIME, COMPLICADO POR CASO DE LAS PRESUNTAS DADIVAS

Con procesamiento confirmado

La Cámara Federal porteña dispuso que el ex secretario de Transporte continúe procesado, como así también los empresarios que le habrían pagado dos departamentos. Además revocó su sobreseimiento por el uso de un auto que le dio una firma concesionaria vial.

La Cámara Federal confirmó el procesamiento al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime por el presunto delito de haber recibido dádivas de empresarios a los que debía controlar. Los camaristas se basaron en el pago de los alquileres y las garantías de dos departamentos de lujo en los que el ex funcionario nacional vivió entre julio de 2003 y marzo de 2011. Además, la trabaron un embargo por 200 mil pesos.

El fallo de la Sala I de la Cámara Federal porteña ratificó el procesamiento que le había dictado el juez federal Norberto Oyarbide y, además, ratificó los de los directivos de la empresa TEBA SA por el pago de las dádivas a Jaime: se trata de Néstor Emilio Otero, Gabriel Ignacio Akerman y Edgardo Darío Preitti. El primero está sindicado como autor del delito y los otros dos, como partícipes necesarios. También está procesado el síndico de TEBA, Alfredo Pielachi. Otero tiene el mismo embargo que Jaime, quien le extendió a TEBA la concesión de la Terminal de Omnibus de Retiro hasta 2015.

Para los camaristas Eduardo Freiler, Eduardo Farah y Jorge Ballestero, “la dádiva fue entregada en razón del cargo” que tenía en ese momento Jaime. Sus Señorías señalaron que Otero “implementó el sistema a través del cual se proveería” al funcionario “de una residencia de categoría”.

Indicaron que se pudo determinar que algunos alquileres de los departamentos fueron pagados por TEBA, dado que un empleado de cobranza de la empresa dueña de los inmuebles, Carlos Burztyn, declaró que iba a la sede de TEBA en Retiro a cobrarlos. “Tratándose de una empresa que funcionaba en el sector que Jaime debía controlar –nótese que TEBA SA tenía la concesión de la Terminal de Omnibus de Retiro–, y no habiéndose esgrimido ninguna otra explicación plausible, concluimos que la dádiva fue entregada en razón del cargo que desempeñaba”, argumentaron los camaristas.

Jaime vivió entre julio de 2003 y julio de 2007 en el 8º A de Cerrito 1518, y entre abril de 2007 y marzo de 2011, en el piso 12º de Libertador 654. Dos de los contratos de alquiler fueron firmados por la entonces pareja de Jaime, Silvia Reyss, y por Alfredo Pielach, de TEBA, mientras que Darío Preitti y Gabriel Ignacio Akerman le salieron de garantes de los convenios.

Los jueces, en tanto, revocaron el sobreseimiento de Jaime por el uso personal de un auto Honda Civic entregado en enero de 2004 por la firma Vial 3 SA al Organo de Control de Concesiones Viales (Occovi) y ordenaron que se siga investigando. Jaime habría utilizado el coche de febrero de 2004 a septiembre de 2007, ya que se determinó que alquiló una cochera en Playa Intendente Alvear, muy cerca de su vivienda de Cerrito al 1500.

El ex funcionario también es investigado por enriquecimiento ilícito y por otra causa por dádivas, por haber recibido pasajes aéreos para ir a Brasil, Uruguay y Córdoba de otros empresarios a los que debía controlar.

Compartir: 

Twitter
 

El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime sigue procesado por el caso de las presuntas dádivas.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.