EL PAíS › JURARON LOS NUEVOS SENADORES Y BEATRIZ ROJKéS DE ALPEROVICH QUEDó A CARGO DE LA PRESIDENCIA PROVISIONAL

Toque femenino para el Senado modelo 2011

La tucumana dijo que “sería un honor” tomarle juramento a Cristina Kirchner. Pichetto seguirá al frente del bloque K. El radical Morales fue designado vicepresidente de la Cámara.

 Por Sebastian Abrevaya

Beatriz Rojkés de Alperovich juró ayer como presidenta provisional del Senado y por primera vez en la historia una mujer quedó segunda en la línea sucesoria presidencial. “Sería un honor y un sueño no pensado”, sostuvo Rojkés al referirse, luego de la ceremonia, a la posibilidad de tomarle juramento a Cristina Fernández, en caso de que Julio Cobos acepte apartarse de la Asamblea Legislativa. Además, juraron los 24 senadores electos el 23 de octubre entre los que se destacan el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el ex intendente de Bahía Blanca Jaime Linares y el ex presidente Carlos Menem, reelecto en su cargo. Por otra parte, el radical Gerardo Morales fue designado vicepresidente de la Cámara alta.

La sesión arrancó pasadas las 11 de la mañana. Los familiares y amigos de los nuevos senadores se amuchaban en las plateas y en el Salón Rosado, contiguo al recinto, se ubicaban aquellos que acompañarían la jura de los legisladores, en el centro del hemiciclo. Cobos inició la sesión. Por distrito ordenado alfabéticamente, se dio paso a la jura de los nuevos integrantes de la Cámara alta. Algunos de los gobernadores de las provincias que renovaron legisladores se encontraban en la sala: Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Luis Beder Herrera (La Rioja), José Luis Gioja (San Juan), Daniel Peralta (Santa Cruz), José Alperovich (Tucumán) y el mandatario electo de Jujuy, Eduardo Fellner. También estuvieron presentes el jefe de la bancada oficialista en Diputados, Agustín Rossi; el director nacional electoral, Alejandro Tulio, y el juez de la Cámara Electoral, Alberto Dalla Vía.

Después de las juras, el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, propuso la designación de Rojkés en el cargo que deja José Pampuro. El rionegrino, en cuya bancada confirmaron que fue ratificado por la Presidenta para seguir conduciendo al oficialismo en el Senado, destacó que el nombramiento de Rojkés “supone un compromiso con el género y con el interior del país”.

Tal como trascendió el martes, Cristina Fernández la eligió por su condición de mujer y por ser del interior, lo que equilibraba el poder con la designación en Diputados de un bonaerense al frente de la Cámara baja. Además, la esposa del gobernador tucumano es la jefa del PJ local, que obtuvo un excelente resultado electoral en octubre. Visiblemente emocionada, la senadora juró acompañada por Alperovich y lo hizo sobre la Torah, ya que profesa la religión judía.

De los 24 senadores nuevos, hubo apenas un puñado que se apartó de la fórmula tradicional de jurar por “la Patria, por Dios y los Santos Evangelios”. Entre los que se salieron de la costumbre, el santacruceño Pablo González juró por “la memoria de Néstor Carlos Kirchner” y su compañera María Labado lo hizo por “Perón, Eva Perón y las convicciones de Néstor Kirchner”. El misionero Salvador Cabral, del Frente Renovador, juró por Domingo Perón y por el historiador Jorge Abelardo Ramos. Su comprovinciana Sandra Giménez evocó a Andresito Guacurarí, un indio guaraní y olvidado prócer revolucionario local.

Tal como corresponde por alfabeto, primero se tomó juramento a los bonaerenses: Aníbal Fernández lo hizo en soledad, a diferencia de otros colegas. El jefe de Gabinete fue confirmado ayer como titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, que funcionará en sesiones extraordinarias para tratar la Ley de Presupuesto luego de su aprobación en Diputados. María Laura Leguizamón lo hizo, en cambio, de la mano de su hija. Posteriormente le tocó a Linares, que dio la sorpresa con el Frente Amplio Progresista al desplazar al peronismo disidente de Hilda “Chiche” Duhalde y de José “Pepe” Scioli.

Por Formosa juraron los kirchneristas Graciela de la Rosa (en reemplazo de la díscola Adriana Bortolozzi), José Mayans y el radical Luis Naidenoff, flamante jefe de la bancada. Por Jujuy hicieron lo propio el gobernador saliente, Walter Barrionuevo, y Liliana Fellner, esposa del futuro mandatario. También fue el turno del radical Morales.

Llegaron después los riojanos, los tres alineados con el kirchnerismo. Teresita Luna, del bloque del FpV, y por el Frente Popular Riojano Hilda Aguirre y Carlos Menem. El ex presidente estuvo acompañado por Zulemita Menem y su nieto. Desgarbado, de traje azul y corbata rosa a rayas, Menem hizo su juramento y saludó con un abrazo a su nieto. Zulemita lo besó en la frente. A su otro hijo, el empleado del Senado, Carlos Nair, se lo vio esta vez en el palacio, pero no lo acompañó en la jura.

El ex diputado Ruperto Godoy y Marina Riofrío juraron como senadores por San Juan, igual que el peronista disidente Roberto Basualdo. Dos actores centrales del Senado, los peronistas disidentes puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso, también renovaron sus bancas, igual que el kirchnerista Daniel Pérsico.

En una sesión tranquila, la nota de color la dio el radical José Roldán, que pidió la palabra para manifestarse en contra de la designación de Morales como vicepresidente del cuerpo. “Por respeto a Morales, quiero aclarar que Roldán no forma parte del bloque radical”, le replicó, rápido de reflejos, Naidenoff. Roldán aclaró a Página/12 que no hizo su impugnación como integrante de la bancada, sino como senador, ya que todos los integrantes del cuerpo deben votar a sus autoridades. El correntino respondía al ex gobernador Arturo Colombi, cercano a Cobos, cuya provincia fue intervenida por Morales cuando presidía el Comité Nacional.

El peronismo disidente quiso ratificar a Basualdo como vicepresidente segundo, pero el FAP, en boca de Rubén Giustiniani, manifestó su voluntad de disputarle ese lugar, “de acuerdo al voto popular” que el 23 de octubre lo colocó como primera fuerza de la oposición. El FAP tiene un interbloque de cuatro senadores y el peronismo disidente, aunque más disperso, alcanzaría los 10. Finalmente, se resolvió que Basualdo continúe hasta la sesión preparatoria del 23 de febrero, cuando se volverá a discutir si la cordobesa Norma Morandini logra reemplazarlo.

Si finalmente desiste de participar de la Asamblea Legislativa ante la cual jurará Cristina Fernández, la de ayer fue la última sesión de Cobos en el Congreso, donde vivió el momento más saliente de su carrera política.

Compartir: 

Twitter
 

Beatriz Rojkés juró sobre la Torah junto a su esposo, el gobernador tucumano Jorge Alperovich.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.