EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER FUE RECIBIDA ANOCHE EN CARACAS POR HUGO CHáVEZ Y HOY MANTENDRáN UNA REUNIóN BILATERAL

El día del reencuentro con el amigo bolivariano

La Presidenta y Chávez se reunirán en el Palacio de Miraflores para afianzar los acuerdos de cooperación. Mañana se encontrará con Dilma Rousseff y participará de la cumbre de la Celac.

 Por Nora Veiras

Desde Caracas

Apenas se aterriza en tierras venezolanas se toma conciencia de la trascendencia que le otorga Hugo Chávez al lanzamiento de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (Celac). Estilizados bandos penden del techo con los nombres de cada uno de los treinta y tres países que integrarán el nuevo bloque regional, que decidió organizarse sin la presencia de los Estados Unidos y Canadá. La leyenda lleva la impronta bolivariana: “El camino de los Libertadores”. Mañana empezará el primer plenario de presidentes. “No es exagerado decir que es el hecho más importante en materia suprarregional en los últimos cien años. Asegura una dinámica de convergencia regional mientras en otras regiones del planeta aparecen fuerzas desintegradoras”, dijo a Página/12 la embajadora en Venezuela, Alicia Castro, antes de partir para recibir anoche a la Presidenta. Allí, en el Aeropuerto Simón Bolívar de Maiquetia, a Cristina Kirchner la esperaban también al pie de la escalerilla el propio Chávez y su canciller, Nicolás Maduro. Ambos presidentes mantendrán hoy un encuentro bilateral en el marco del afianzamiento de acuerdos de cooperación comercial, social y política. Mañana, el diálogo cara a cara tendrá como protagonistas a la Presidenta y a Dilma Rousseff, la mujer que maneja los destinos de Brasil, el principal socio comercial de la Argentina.

La presencia de los mandatarios de la mayoría de los países de la Celac, sumada a la lluvia, potenció el infernal tránsito caraqueño. Las distancias se eternizan en una ciudad desbordada en la que Chávez se transformó en un adalid de la unidad latinoamericana. El objetivo de articular un organismo alternativo a la Organización de Estados Americanos (OEA) viene macerando desde que la renovación democrática en la región cambió el sesgo neoliberal que signó la década del ’90. En febrero pasado, en México se le terminó de dar forma a la idea que pensaba lanzarse en julio, pero la enfermedad de Chávez obligó a postergar la ceremonia.

La Argentina auspicia la iniciativa. Antes de embarcar en el Tango, el canciller Héctor Timerman consideró que la Celac es un “largo sueño que se inicia en toda una corriente latinoamericanista de la historia y de la política”. Señaló que “es la primera vez que vamos a componer un grupo de reflexión con todos los países del Caribe y América latina”, y destacó la incorporación de Cuba en el nuevo organismo regional porque “tiene un rol importante” y “en las organizaciones multilaterales ha tenido un rol muy positivo”. El canciller dijo que en esta primera cumbre la Celac tratará temas vinculados con lo social, con la sustitución de importaciones a nivel regional y el reclamo argentino sobre la soberanía de las Islas Malvinas, como así también la defensa de los recursos naturales.

La embajadora en Caracas contextualizó el nuevo anclaje regional en la crisis internacional: “En momentos en que los países desarrollados atraviesan por una recesión económica y van hacia una depresión, en la región priman regímenes que concurren hacia la estabilidad económica y sufren menos recesión que los países centrales. Frente al colapso en los centros de poder, este conjunto convergente, heterogéneo, brinda un ejemplo de paz, una gran oportunidad, una alternativa”. Después de las deliberaciones de la Celac, parte de los presidentes continuarán en un plenario de la Unión de Naciones de Suramérica (Unasur). Castro señaló que ese cuerpo se constituyó en un modelo de resolución de crisis regionales y de nuevas formas de institucionalidad, como el Consejo de Defensa, que avanzó en acuerdos concretos. La embajadora estimó que la Unasur le brindará un nuevo homenaje al ex presidente Néstor Kirchner.

A Cristina Kirchner la acompaña su hija, Florencia. Además, la comitiva la componen el canciller, la ministra de Industria, Débora Giorgi, los gobernadores José Luis Gioja (San Juan) y José Alperovich (Tucumán), los diputados Edgardo Depetri y el electo Andrés “El Cuervo” Larroque, el legislador bonaerense Fernando “Chino” Navarro y Pablo Vilas, director de la Casa Patria Grande.

Hoy, en el encuentro con Chávez en el Palacio de Miraflores, se les dará forma a convenios de intercambio industrial, a la participación de empresas argentinas en un plan de construcción de diez mil viviendas y a un acuerdo aerocomercial entre las aerolíneas de bandera de ambos países. La agenda oficial argentina no prevé ninguna otra actividad hasta el viernes a la mañana, cuando se realice el encuentro con Rousseff previo a la gran inauguración de la cumbre de la Celac. Sólo la “cápsula” en la que se mueve la comitiva de autos oficiales permitirá que el tránsito no obstaculice la concreción de la ambiciosa agenda.

Compartir: 

Twitter
 

Chávez y Cristina Kirchner volverán a reunirse luego de varios meses.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.