EL PAíS › LOS EFECTIVOS DE SEGURIDAD PUEDEN HACER VALER SU IDENTIDAD DE GéNERO

Un cambio de sexo sin cambiar de puesto

La ministra de Seguridad nacional, Nilda Garré, instruyó ayer a las fuerzas policiales y de seguridad federales para respetar la identidad de género adoptada por travestis, transexuales y transgénero dentro y fuera de estas instituciones. La decisión, aplicada a través de una resolución, obliga a reconocer y dar un trato acorde con la elección de género a las personas trans tanto en la interacción personal como para cualquier tipo de trámite, comunicación o publicación al interior de las fuerzas. En el caso de las cárceles, las personas trans podrán solicitar ser albergadas en celdas separadas. “Es una ampliación de derechos, una construcción de ciudadanía en la que estamos empeñados en el gobierno nacional”, dijo Garré sobre la Ley de Identidad de Género.

“Cuando un integrante de las fuerzas desee realizar la adecuación registral del género, deberá solicitarlo al Centro Integral de Género de la institución de que forma parte y, desde allí, se estipularán las condiciones de trabajo adecuadas”, expresa la resolución 1181/11. El objetivo, según el texto, es respetar el “derecho a ser quien se es”. Garré instruyó así a los jefes de la Policía Federal, Gendarmería, Prefectura Naval y Policía de Seguridad Aeroportuaria a dar un trato acorde con la identidad autopercibida a quien lo soliciten.

Para que esto ocurra, se tendrá en cuenta su vestimenta y uniforme, la utilización de las instalaciones diferenciadas por sexo (baños, vestuarios) y la asignación de tareas que correspondan según su identidad. En ningún caso se exigirá cirugía de reasignación sexual ni tratamiento hormonal para la concesión del trámite registral en la fuerza. Para quienes sean ajenas a éstas, la ministra estableció directivas para que el personal a su mando respete el género y nombre de pila adoptado por ellos o ellas.

El alojamiento en dependencias policiales se realizará en la celda correspondiente según el género autopercibido que la persona detenida informe. “En el caso de que el/la detenido/a entienda que existe un riesgo potencial para su integridad personal, si en el momento de informar su género no se identifica con ninguno del binomio masculino/femenino, podrá solicitar ser albergada/o en una celda separada”, señala la resolución.

Para revertir conductas transfóbicas y homofóbicas, el Centro Integral de Género de cada fuerza dará charlas y asesoramiento en los puestos de trabajo. “Sabemos que eso ocurre, que las personas que tienen ese tipo de problemas sufren agravios y lesiones”, dijo Garré y agregó que la medida apunta “a facilitar sus condiciones laborales” de las personas trans. La ministra pidió extender esta política a las policías provinciales. “Hay que seguir ampliando derechos en la ciudadanía, permitiendo que la gente viva libremente en su identidad sexual”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Garré dispuso que las fuerzas de seguridad respeten la identidad.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.