EL PAIS › LA ENVIADA DE OBAMA RECLAMO “UNA SOLUCION DIPLOMATICA” AL DIFERENDO ENTRE ARGENTINA Y EL REINO UNIDO

Estados Unidos pide una negociación

Roberta Jacobson se reunirá hoy con el canciller Timerman. Antes de llegar, reiteró la postura norteamericana a favor del diálogo. La Cancillería británica rechazó la acusación de militarizar las islas.

La nueva responsable de la relación entre Washington y América latina, Roberta Jacobson, comenzará hoy su actividad oficial en Buenos Aires en el marco de su primera gira por la región desde que asumió, en septiembre del año pasado. La designada secretaria de Estado Adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental –aún espera la aprobación del Senado norteamericano– arribó ayer a la Argentina, luego de una escala en Perú, donde reiteró que la postura de los Estados Unidos respecto del diferendo con el Reino Unido por las islas Malvinas es que ambos países “negocien una solución diplomática”, tal como ya había consignado Hillary Clinton. La última vez que hubo una visita similar fue en circunstancias más complejas: quien ocupaba el cargo de Jacobson en ese entonces, Arturo Valenzuela, crítico de los gobiernos de la región, tuvo un entredicho con la Rosada por pedir mayor seguridad jurídica para los empresas de su país.

“Nosotros tenemos la misma posición que siempre, que los dos países negocien una solución diplomática. Se trata de un problema entre dos de nuestros socios, la verdad es que no queremos cambiar la posición” acerca de las Malvinas, sostuvo Jacobson. Hace dos semanas, la misma secretaria de Estado, Hillary Clinton, insistió en que, si bien su país reconoce “el gobierno de facto de las islas”, promovían una negociación bilateral para resolver el asunto de fondo. “No tomamos posición respecto de la soberanía”, aclaró.

Para las 8.30 está prevista la reunión de Jacobson con el canciller Héctor Timerman, donde se hablará de “asuntos de interés bilateral”: se descuenta que el tema Atlántico Sur formará parte de la agenda, al igual que otros como la relación de la Argentina con acreedores de los Estados Unidos, la cuestión iraní (“la influencia de Irán no es una cosa positiva para la región”, sostuvo la diplomática en Lima), entre un temario más amplio. También tendrá un almuerzo con representantes de empresas estadounidenses que hacen negocios en la Argentina y luego mantendrá reuniones “con líderes de la sociedad civil”, una forma elegante de referirse a figuras políticas de la oposición.

“Hay mucho interés en América latina, no sólo por ser parte de un mundo global, sino también porque en Estados Unidos tenemos una población latina que está creciendo –manifestó la enviada del Departamento de Estado en la escala peruana de su gira–. Ahora más que nunca estamos muy en América latina, preparando la Cumbre de las Américas, y ésa es parte de la política exterior de Estados Unidos.”

En tanto, el Reino Unido reaccionó ante el anuncio de que la Argentina llevará una vez más el tema de las Malvinas ante la ONU y aseguró que “no militariza el Atlántico Sur”, sino que su posición es “defensiva y se mantiene sin cambios”. Un portavoz del Foreign Office insistió en un comunicado con que los malvinenses “son libres de determinar su propio futuro” y que “no habrá negociaciones a menos que los isleños lo deseen. La nota concluye con que “el Reino Unido no tiene dudas acerca de la soberanía sobre las islas y el principio de la libre determinación”.

Mientras tanto, el ministro de Defensa argentino, Arturo Puricelli, calificó de “bravuconada” la decisión de Londres de enviar un destructor al mar Austral y sostuvo que, en cambio, la Argentina no está “aprestando ningún tipo de fuerza” en el Atlántico Sur, pero insistió en que a nivel castrense están “atentos y vigilantes” ante una eventual amenaza.

Compartir: 

Twitter
 

La designada secretaria de Estado Adjunta para Asuntos Hemisféricos, Roberta Jacobson.
Imagen: AFP
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared