EL PAíS › LOS MAESTROS PORTEñOS CONSIDERARON INSUFICIENTE LA PROPUESTA DEL GOBIERNO DE MACRI

Un rechazo de plano para empezar

La reunión entre el ministro Bullrich y los dirigentes sindicales duró pocos minutos. La Ciudad asegura haber ofrecido un aumento superior al 20 por ciento. Pero los docentes consideran que la oferta es “engañosa” y decidieron rechazarla.

Los sindicatos docentes descartaron ayer la oferta salarial que les presentó el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich. Manifestaron además preocupación por el modo en que el funcionario se condujo durante la segunda reunión paritaria, luego de que la semana pasada se abriera la negociación. “Duró cinco minutos, el ministro dio su propuesta, fijó un cuarto intermedio hasta las 16 y se fue sin escuchar lo que tenían para decirle los sindicatos. Así no se puede negociar nada”, dijo el titular de la UTE-Ctera, Eduardo López. La convocatoria para continuar la negociación por la tarde fue primero postergada para las 18 y luego fue cancelada, sin fecha de reanudación. Los gremios buscan elevar el salario mínimo entre un 29 y 35 por ciento, y la gobernación de la Ciudad dice haber ofrecido un aumento por encima del 20 por ciento. Pero los sindicatos consideran que la oferta es “engañosa” y de cualquier modo “insuficiente”, por lo que decidieron rechazarla.

“Lo que nos ofrecieron es un aumento anual en dos cuotas, una inicial de 12,5 por ciento y una segunda cuota para llegar al 17,6. Nosotros estamos pidiendo el 29 por ciento y esto es inferior al 20 que le ofreció la Nación a la Ctera”, dijo López. Con la oferta del gobierno de Mauricio Macri, el salario inicial por jornada simple, sin antigüedad, “pasaría de 2400 pesos a 2850, aunque Bullrich diga que son 3 mil, porque ahí cuenta el presentismo de 150 pesos que cualquier docente pierde si se enferma”, sostuvo López. Mariano Denegris, también dirigente de UTE, le dijo a Página/12: “El Ministerio de Educación porteño aumentó el subsidio a la educación privada un 50 por ciento y a nosotros nos ofrece un 17 por ciento, una muestra más de la discriminación a la escuela pública del gobierno macrista”.

Tras encabezar el encuentro con los 17 sindicatos docentes porteños, el ministro Bullrich aseguró: “Por lo que escuché que los secretarios generales dijeron a los medios, me parece que no han entendido bien la oferta, que lleva el salario mínimo a tres mil pesos y el de jornada completa a seis mil”. Dijo, además, que han hecho “un gran esfuerzo para presentar una propuesta superadora”, y justificó la cancelación de las reuniones previstas para la tarde: “Queremos que los gremios estudien la postura porque, si no, vamos a desgastar la relación y no es nuestra intención estar en malos términos. Buscamos que el 28 de febrero haya clases”. Respecto del presentismo, señaló que está incluido en la pauta salarial, ya que “el año pasado casi la totalidad de los docentes pudo cobrarlo”, e informó de un “incremento del aporte para materiales didácticos”.

A diferencia de los demás gremios, el sindicato Ademys pide un piso salarial de 3500 pesos. Su titular, Carlos Oroz, a quien no le consta el aporte para los “materiales didácticos” que mencionó Bullrich, sí considera, en cambio, al presentismo como parte del salario inicial, “aunque es cierto que se pierde en muchos casos”, según dijo a este diario. De todas formas, el salario inicial así entendido, que pasaría a 3 mil pesos, es un “aumento no insuficiente, sino ridículo”, cosa que el dirigente no pudo expresar en la reunión, ya que muchos “nos quedamos con la palabra en la boca”. Lo mismo le sucedió a la UDA, cuyo secretario adjunto, Gustavo Frutos, dijo: “Nos pareció muy irrespetuoso que (Bullrich) no escuche lo que teníamos para decir de su oferta”.

Mientras los docentes porteños aguardan una próxima convocatoria para continuar la negociación, mañana se reunirían las confederaciones de docentes nacionales para hacer lo propio con la cartera educativa de la Nación. Un avance en esa instancia ayudaría a destrabar las discusiones locales, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, donde los gremios también esperan un llamado oficial para esta semana.

Informe: Agustín Saavedra.

Compartir: 

Twitter
 

Tras la reunión, Bullrich había llamado a seguir negociando por la tarde, pero luego lo suspendió.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.