EL PAíS

El caso Ciccone

El fiscal federal Carlos Rívolo avanzó en la investigación sobre la compra de la empresa Ciccone Calcográfica. Ayer, Rívolo pidió una copia del expediente judicial que levantó la quiebra de la empresa, que pasó a manos de The Old Fund SA, a Alejandro Vanderbroele, amigo del vicepresidente Amado Boudou. También le pidió a la AFIP el expediente en el que se solicitó la quiebra de la empresa y a la Secretaría de Comercio una copia de la resolución por la cual le entregó a Ciccone la planta impresora que alquilaba otra empresa. Además, Rívolo requirió las presentaciones que se hicieron ante la Unidad Fiscal de Investigaciones Tributarias y de Contrabando (Ufitco). Con esos informes, el fiscal analizará la situación de la gráfica Ciccone y evaluará si hay indicios para vincular a Boudou con el levantamiento de la quiebra y su compra. El fiscal tiene la causa delegada por el juez federal Daniel Rafecas, que se inició a partir de la denuncia que presentaron los abogados Jorge Vitale y Ricardo Monner Sans, luego de que la ex esposa de Vanderbroele, Laura Muñoz, considerara a su ex marido como “el testaferro de Boudou”. La AFIP había pedido la quiebra de Ciccone Calcográfica y en septiembre de 2010 el juez comercial Javier Cosentino la levantó a favor de The Old Fund SA, después del pago de 567 mil pesos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.