EL PAíS › LA EMPRESA DEL 60 NO SE PRESENTO A NEGOCIAR EN TRABAJO

Micros sin choferes

Los colectivos de la línea 60 seguirán estacionados. Los trabajadores denunciaron cuatro despidos. La empresa reconoce dos. Trabajo citó a una nueva reunión el martes.

 Por Laura Vales

Los choferes de la línea 60 continúan el paro, luego de que a la audiencia de conciliación convocada por el Ministerio de Trabajo no se presentaran los representantes de la empresa ex Monsa. Los colectivos de la 60 entrarán así en su cuarto día estacionados en las terminales. El subdirector de Relaciones del Trabajo, Adrián Caneto, insistió en recordar a las partes que rige una conciliación obligatoria y llamó a una nueva audiencia para el próximo martes.

Además del paro, durante el día de ayer los choferes cortaron la avenida Callao al 100, frente al edificio de Trabajo, donde debía realizarse la audiencia, e interrumpieron el tránsito en la colectora de la Panamericana, a la altura de Ingeniero Maschwitz.

“La empresa no se presentó y el secretario del Ministerio hizo un acta. La empresa no quiere diálogo, tampoco se presentó la Secretaría de Transporte”, se quejó a la salida de la audiencia el delegado Hugo Schwartzman.

En el acta, el Ministerio advirtió sobre “la imperiosa necesidad” de que los choferes y la empresa “hagan el mayor esfuerzo acatando el marco legal y participen de la mesa de negociación”.

La línea 60 transporta diariamente a unos 200 mil pasajeros entre Constitución, Tigre y Escobar. Los delegados reclaman por el despido de cuatro trabajadores y las sanciones impuestas posteriormente a un centenar de colectiveros que participaron de las protestas por la reincorporación de sus compañeros. Plantean, por otra parte, que la empresa debe destinar a tareas livianas a los trabajadores que sufren lesiones derivadas de su trabajo, generalmente problemas en la columna, en lugar de dejarlos sin empleo porque ya no pueden conducir.

La empresa DOTA (ex Monsa) reconoce sólo dos despidos. El titular de la compañía, Marcelo Pasciutto, acusó a los delegados de no tener legitimidad. “Fue tremenda la inversión que se hizo para darles trabajo a 1285 personas. Y los que manifiestan no son más de 80. La verdad, ver a esta gente me da vergüenza”, dijo el empresario en una entrevista con Radio 10. También insistió en que los choferes quieren “armar una cooperativa para quedarse con la empresa”.

Compartir: 

Twitter
 

Alrededor de doscientas mil personas viajan a diario en la línea 60.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.