EL PAíS › LA PRESIDENTA SE REUNIRA MAÑANA EN CARTAGENA CON BARACK OBAMA

Una cita con agenda abierta

 Por Fernando Cibeira

Desde Cartagena

La presidenta Cristina Kirchner llegará esta noche a Cartagena de Indias para participar de la Cumbre de las Américas y ya tiene en la agenda una cita de peso: mañana mantendrá una reunión bilateral con el norteamericano Barack Obama, quien solicitó el encuentro. “Agenda abierta”, sostuvo el vocero presidencial Alfredo Scoccimarro sobre el temario a tratar al hacer el anuncio anoche en la Casa de Gobierno. La última vez que se encontraron fue en noviembre pasado en Cannes, también en medio de la sesión de una cumbre, en ese caso del G-20, e intercambiaron públicamente gestos de buena sintonía. Desde entonces, pasaron algunas cosas, pero nada gravitante como para afectar el vínculo bilateral. Ya se verá el sábado.

En aquel encuentro en Cannes, Obama definió a Cristina Kirchner como “una gran amiga” y ambos destacaron los “lazos comunes”. El presidente norteamericano no suele utilizar este tipo de encuentros para hacer reclamos. Por lo general, buen diplomático, es su vehículo para aceitar una relación. Es la segunda Cumbre de las Américas de la que participará Obama y no se puede decir que se haya esmerado mucho en fortalecer el vínculo con el “patrio trasero”, pese a las promesas de revertir el desinterés de Washington de las últimas épocas.

Como en los mandatos de Clinton y de Bush, privilegió Medio Oriente y Asia. Pero este mes parece haberlo dedicado a América. La semana pasada estuvo con el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, y el presidente de México, Felipe Calderón, en una cumbre de líderes de América del Norte. El lunes recibió en la Casa Blanca a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Para Colombia es todo un acontecimiento que haya decidido quedarse dos noches en Cartagena, aseguran que nunca un presidente norteamericano había tenido esa deferencia. Ahora está el anuncio del encuentro con CFK por iniciativa suya, igual que en Cannes.

Desde aquella reunión en el G-20, Estados Unidos tomó un par de decisiones comerciales en contra de Argentina. Una cuando la eliminó del Sistema General de Preferencias, por el cual algunos productos regionales argentinos podían ingresar a Estados Unidos sin pagar aranceles. Una decisión poco importante en lo económico, pero con carga simbólica. Luego, fue uno de los países que lideraron en la OMC el documento aprobado contra las trabas a las importaciones establecidas en Argentina. En esas oportunidades, tanto CFK como el canciller Héctor Timerman se quejaron por la decisión. Entre otras cosas, por las dificultades para que algunos productos argentinos –un caso típico es el limón– entren a Estados Unidos. Una de cal y una de arena, la semana pasada, el Departamento de Justicia norteamericano presentó ante una Corte de Apelación una carta a favor de los argumentos argentinos –tomado el rol de amicus curiae– y en contra de los fondos buitre que reclaman el pago de una deuda con interés.

Otra cosa que sucedió desde aquella reunión CFK-Obama fue la profundización del conflicto con el Reino Unido por las islas Malvinas. La posición de Estados Unidos en esta cuestión ha sido similar a la aprobada por la OEA, de considerarlo un tema bilateral e instar al diálogo entre las partes. Es casi imposible que vaya más allá dado que Inglaterra es su aliado histórico. Incluso, en alguna ocasión el gobierno de David Cameron se mostró contrariado por una declaración “dialoguista” de la secretaria de Estado Hillary Clinton.

Llegada

La llegada de Cristina Kirchner está prevista para las 20.30, de acuerdo con la agenda oficial. Si es así, no participará de la cena de bienvenida que esta noche ofrecerá el anfitrión Santos y en la que muy probablemente esté Obama.

Quien llegó ayer fue Timerman. A último momento cambió de vuelo para estar desde el inicio del encuentro de los cancilleres que se dedicaron a pulir el documento final de la cumbre. Uno de los temas que se discuten justamente es qué se dirá sobre Malvinas. “Treinta y dos de los treinta y cuatro países apoyan los derechos soberanos de Argentina sobre Malvinas”, dijo luego el canciller. También anunció que “no habrá más cumbres sin Cuba”.

La postura argentina recibió ayer un contundente espaldarazo con la Reunión Interparlamentaria de las Américas. En la declaración dedicaron un párrafo al conflicto: “Solicitamos que la VI Cumbre de las Américas se pronuncie por la apertura del diálogo entre la República Argentina y el Reino Unido de Gran Bretaña, en función de encontrar una salida diplomática al justo reclamo de soberanía de Argentina sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes con base al principio de la integridad territorial”.

En forma paralela a la cumbre se viene desarrollando en Cartagena el Foro Social –con subforos de juventud, trabajo, indígenas y organizaciones sociales– que hoy cerrará con el llamado Diálogo Político, que incluye a los cancilleres, a Santos y a Evo Morales, infaltable en las cumbres sociales.

Luego de eso, y antes de la cena, Evo y Santos se agendaron una actividad deportiva: un partido de fútbol entre un equipo representativo de Bolivia y otro de Colombia. Por el local anuncian el refuerzo de algunas viejas glorias como el Chicho Serna y Tino Asprilla. Hay que ver cuánto aguantarán en la cancha los presidentes, dado que el clima caribeño de Cartagena no da como para meter muchos piques.

Compartir: 

Twitter
 

La reunión con CFK fue pedida por el presidente de EE.UU.
Imagen: EFE
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.