EL PAIS › LA OPOSICION DESTACO “LOS LIMITES A LA CAMPAñA SUCIA”

Macri se quedó mudo

El jefe de Gobierno, de viaje por Brasil, esquivó el tema. En el PRO reaccionaron con cautela. Los opositores cuestionaron las prácticas de su gestión y recordaron que Macri está procesado.

 Por Werner Pertot

Mauricio Macri optó por ignorar el procesamiento de su asesor estrella y siguió con su viaje oficial por Río de Janeiro sin siquiera mencionar el tema. En la gestión PRO reiteraron que la decisión de la jueza María Romilda Servini de Cubría “no los sorprende”. Contra la evidencia que evaluó la magistrada, sostuvieron a este diario que “lo central es que el PRO no hace ni hizo campaña sucia”. El procesado gurú ecuatoriano Jaime Duran Barba, en tanto, estaba en México, bien lejos de los micrófonos y las preguntas molestas. Cerca de Macri afirmaron que seguirá en su rol de principal consultor del jefe de Gobierno. Desde la oposición porteña cuestionaron al macrismo y recordaron que el líder de PRO también está procesado y, en su caso, camino al juicio oral por las escuchas ilegales.

La gestión PRO reaccionó con cautela ante el procesamiento. Esta vez no hubo ataques a jueces ni acusaciones furibundas a medios de comunicación, como ocurrió en la conferencia de prensa que dieron a dúo Duran Barba y el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, cuando se imputó al asesor en la causa por la campaña sucia al padre del senador Daniel Filmus.

De viaje por México, Duran Barba se enteró de que estaba procesado a través de los funcionarios del gobierno porteño. Su socio Rodrigo Lugones, en tanto, declinó el ofrecimiento de hacer declaraciones ante un llamado de Página/12. A raíz del fallo, uno de los principales estrategas comunicacionales de Macri le comentó a este diario: “No nos sorprende la decisión de la Justicia y veremos cómo avanza la causa”. El funcionario macrista abrió el paraguas ante las novedades que pueda traer la causa: “No nos extrañaría que quieran involucrar a funcionarios del gobierno. Lo central es que el PRO no hace ni hizo campaña sucia”. Y luego recurrió a un argumento pragmático: “En verdad, el PRO no necesita hacer campañas de este tipo. Al revés, siempre tuvo una actitud positiva”.

En el entorno de Macri señalaron que Duran Barba seguirá “trabajando como siempre” y conservará su lugar en la mesa chica del macrismo. En Bolívar 1 calculan que se trata de un delito que, incluso de llegar a una condena, es excarcelable. Y advertían que el único problema es el escándalo político que trae consigo. Macri siguió las alternativas desde Río de Janeiro, donde se dedicó a hablar de ecología. Esquivó el tema en su cuenta oficial de Twitter para restarle importancia.

En la oposición porteña, en cambio, le contaron las costillas al jefe de Gobierno por el procesamiento de su principal consultor político. “Para perseguir opositores, Mauricio Macri contrató a Ciro James. Para suplir la política, compró la campaña sucia de Duran Barba”, lanzó el legislador kirchnerista Francisco “Tito” Nenna. “Vulnerar las instituciones con espionaje e inducción al engaño, una manera de gobernar”, tituló.

En tanto, el legislador Aníbal Ibarra ironizó en su Twitter: “Duran Barba: campaña sucia con fondos públicos, trabajando a las órdenes de Macri. Eso es calidad institucional”. La diputada de Nuevo Encuentro Gabriela Cerruti no se quedó atrás con el sarcasmo: “Hasta el jefe de campaña procesado. Qué linda se puso Buenos Aires”. El cooperativista Edgardo Form estimó que con el fallo se ven “las dos caras del PRO. Por un lado, dice no promover enfrentamientos y por otro hacen campañas sucias”.

“Quiero recordar al mundo que este señor es empleado de Mauricio Macri, que también está procesado”, afirmó Form. El diputado Juan Carlos Junio, por su parte, se preguntó: “Los funcionarios procesados deberían pedir licencia. Ah, ¿Duran Barba no es funcionario? ¿Y Macri? ¿Sigue siendo jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires?”.

“Va quedando claro que el macrismo no tiene escrúpulos. Incluso, meterse con el honor del padre de un candidato”, estimó Rafael Gentili, del bloque de Proyecto Sur. “La causa tiene que continuar”, indicó el jefe de la bancada de la Coalición Cívica, Fernando Sánchez. “Si es culpable, demostraría que para el macrismo vale cualquier recurso. Y dentro de esos recursos, de los recursos del Estado. Mucho de lo que Macri critica (con razón) a la Presidenta, lo termina haciendo él también”, añadió.

“Al menos, la Justicia está instrumentando mecánicas para ponerle límites a la difamación, provenga de quien provenga. Es un dato a festejar. Hay que ponerle límites a la política sucia. El PRO tiene que exigir que esto sea de aplicación para todo el mundo”, consideró Fabio Basteiro, de Buenos Aires para Todos.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri estuvo ayer participando de la cumbre ambiental en Río de Janeiro y no habló del tema.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared