EL PAíS › EL GOBIERNO MINIMIZO LA IMPORTANCIA DE LA CONVOCATORIA A LA PLAZA DE MAYO

“Una marcha de sectores minoritarios”

Para Abal Medina los manifestantes pertenecen a sectores que desde siempre se oponen a las políticas del Gobierno. Los gobernadores Scioli y Pérez hablaron de “un llamado de atención”.

Aunque hubo dirigentes del oficialismo que lo consideraron “un llamado de atención”, la evaluación del Gobierno del cacerolazo y marcha del jueves fue que se trató de una expresión minoritaria de la sociedad sin un programa concreto de reclamos. Además, desde la Casa Rosada aseguraban que “apela tanto al Gobierno como a la oposición” ya que si bien el tópico común de los manifestantes fue la crítica a la presidenta Cristina Kirchner, tampoco existe ninguna alternativa política que pueda canalizar los diversos reclamos que confluyeron en la protesta.

“Fue una marcha de los sectores minoritarios que históricamente, no ahora, se han opuesto a un conjunto de políticas como las que se vienen llevando adelante –analizó el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina–. Esta gente no votó a Cristina, son el sector que siempre se ha opuesto a las políticas de inclusión social, de defensa del trabajo, de producción nacional.” El funcionario también relativizó la convocatoria al indicar que “cualquier movilización de la izquierda junta más que esta gente” y descartó que el Gobierno vaya a evaluar cambios: “Seguimos trabajando con las políticas por las que ganamos con el 54 por ciento”, advirtió.

El jefe de Gabinete señaló que los manifestantes no tenían una consigna política clara sino “un conjunto de excusas que ellos ponen porque les da vergüenza decir que están reclamando por si pueden gastar más en el exterior”. Para Abal Medina, “se movilizan en contra, sin poder plantear claramente su agenda”. También dijo que vio “mucho insulto, mucho odio, mucha agresión” en los términos utilizados. Al respecto, destacó que en la Argentina hoy en día hay una “ausencia absoluta de miedo y total libertad, incluso diciendo las barrabasadas que se les ocurran”.

El senador Aníbal Fernández, en tanto, reconoció que “hubo una manifestación importante” aunque relativizó los reclamos: “Legítimo es que tengan derecho a expresarse. Cada uno tiene derecho a expresarse cuando quiere, ésa es la libertad que conquistamos. Lo demás corre por cuenta de quien lo expresa”.

Las protestas se replicaron en distintos puntos del país y así fue como también hubo gobernadores que expresaron su lectura del cacerolazo. “Esto exige que redoblemos los esfuerzos para cumplir con la expectativa que tiene la sociedad sobre distintas cuestiones –señaló Daniel Scioli–. A la gente hay que escucharla siempre, con mucho respeto, tener en cuenta sus reclamos y los que tenemos responsabilidad, trabajar incansablemente para poder ir dando respuesta a cada una de las cuestiones.”

Según un comunicado difundido por su oficina de prensa, Scioli aseguró que es su deber estar atento a “todo tipo de expresión porque hace a la responsabilidad institucional”. Fiel a su estilo, el mandatario del principal distrito del país completó: “Hay que lograr las acciones de gobierno necesarias para cumplir con la expectativa de la sociedad”.

En tanto, el gobernador de Misiones, Maurice Closs, advirtió que en las protestas se observaron “actitudes peligrosas para la democracia, la convivencia y las instituciones” y condenó el uso del slogan “que se vayan todos” tomado de la crisis de 2001. “Si nos vamos todos, ¿quién se va a quedar?, ¿quién se sienta a gobernar?, ¿quién asume la intendencia?, ¿quién se sienta en la Casa Rosada?”, desafió. El misionero caracterizó a los manifestantes como parte de un “grupo muy urbano y concentrado que representa a un sector social muy especial” y aseguró que “ningún sector político puede capitalizar esta manifestación”.

Su par mendocino, Francisco “Paco” Pérez, fue cauteloso a la hora de calificar una protesta que en su provincia sonó fuerte. “Sin lugar a dudas es un llamado de atención y hay que hacer un análisis profundo de sus derivaciones”, manifestó. “Está claro que está fuera de los partidos políticos –señaló, sin embargo, Pérez–. La convocatoria fue clara en el sentido de que dejaron de lado a todo partido político, entonces, si bien el oficialismo carga con la mayor responsabilidad, creo que el cuestionamiento está hacia toda la dirigencia política cuando pasan estas cuestiones espontáneas.”

Compartir: 

Twitter
 

Abal Medina dio la posición del Gobierno, pero también opinaron Daniel Scioli, Aníbal Fernández y Paco Pérez.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.