EL PAíS › EL NUEVO PRESIDENTE DE LA ENTIDAD JUDíA SERá JULIO SCHLOSSER

El PRO no pudo en la DAIA

En las elecciones realizadas ayer, el candidato de Nuevo Modelo Comunitario sumó 65 votos frente a los 43 que reunió Claudio Avruj, un funcionario del gobierno porteño –en uso de licencia– apoyado por los sectores ortodoxos.

 Por Raúl Kollmann

Julio Schlosser fue elegido anoche nuevo presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), la representación política de la comunidad judía. El candidato de Nuevo Modelo Comunitario (NMC) obtuvo 65 votos contra los 43 obtenidos por Claudio Avruj, actual funcionario del gobierno porteño, en uso de licencia. De un lado se alinearon las posturas más abiertas de la mayoría de los clubes deportivos e instituciones culturales, frente a una alianza de allegados al PRO, al rabino Sergio Bergman y a los sectores de la ortodoxia religiosa. El vicepresidente será Waldo Wolf, hasta ahora titular de Faccma, la organización deportiva de la comunidad judía, y el cargo de secretario general va a ser ocupado por Jorge Knoblovics, de Hacoaj. En las últimas semanas se intentó vincular esta lista con el kirchnerismo, pero se trató de una versión falsa: lo más probable es que la relación entre la DAIA y el gobierno se parezca mucho a la que existe hasta el momento, con momentos mejores y peores.

Schlosser es un hombre que viene del laborismo, Avodá, y con posiciones más bien liberales en lo religioso. Sin embargo, en algún momento su candidatura iba a ser respaldada también por la ortodoxia, algo que finalmente no se concretó. Tras la votación de ayer, asumirá la presidencia el 20 de noviembre y su mandato se extenderá hasta 2015.

El hecho inédito de la elección era la presentación de un integrante activo del PRO para el cargo de presidente de la DAIA. Avruj es subsecretario de Derechos Humanos del gobierno de Mauricio Macri y, aunque afirmó no ser afiliado del PRO, sus manifestaciones de afinidad con el partido y su pertenencia al gobierno porteño no dejaban dudas. A esto se sumaba la figura del rabino Bergman, uno de los legisladores del PRO ubicado más a la derecha, quien aglutinó a toda su corriente dentro de la comunidad judía para respaldar a Avruj. En los votos de ayer se vio también que la corriente religiosa ortodoxa acompañó la postulación del funcionario porteño.

El tema de mayor importancia que afrontó y afronta la DAIA es el de la causa por el atentado de 1994. En la cuestión hay dos frentes abiertos.

- Por un lado, la negociación encarada por el gobierno nacional con Irán para ver si se logra un acuerdo para que los funcionarios de Teherán se sometan a la Justicia argentina, aunque sea en un tercer país. Nuevo Modelo Comunitario (NMC) ya hizo pública su postura en contra de la negociación. En este terreno, la relación con la Casa Rosada no será fácil.

- El vínculo de la DAIA con los familiares de las víctimas. Habrá que ver si la nueva conducción logra recomponer las cosas. Por primera vez, en el último acto aniversario, los familiares no tuvieron orador. Y está la agrupación Memoria Activa, la que fue más combativa, y que hace más de una década está distanciada de la dirigencia comunitaria.

Minutos después de su victoria, el presidente electo le dijo a la Agencia Judía de Noticias que “personalmente no le tengo ninguna confianza al gobierno de Irán, que se niega a entregar a los responsables del peor atentado que sufrió la Argentina. Irán no merece confianza, porque además proclama la destrucción del Estado de Israel”.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Schlosser asumirá el 20 de noviembre en la DAIA y su mandato se extenderá hasta 2015.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.