EL PAíS › OPINIóN

Reconocimiento a la solidaridad argentina

 Por Gabriel Fuks *

Argentina recibió un nuevo respaldo a su política de asistencia humanitaria internacional. La 67ª Asamblea de ONU aprobó una resolución avalando la acción internacional de Cascos Blancos fundándose en los importantes resultados de la tarea desarrollada en los últimos nueve años. A modo de síntesis, se realizaron, entre otras iniciativas, 89 misiones de asistencia humanitaria internacional y 50 campañas nacionales junto a otros organismos federales, provinciales y municipales.

La resolución contó con el apoyo de todos los miembros de Naciones Unidas y un importante número de copatrocinadores que acompañaron a nuestro país, entre los que se destacan los miembros del bloque regional de la Unasur y Mercosur y otros< países como China, Cuba, Haití, India, Italia y Japón, entre otros.

Este renovado reconocimiento se basa en el aporte que hace nuestro país con la incorporación del voluntariado especializado en la gestión del riesgo y la asistencia humanitaria internacional, que se potenció en la última década, con la recuperación de una concepción de solidaridad activa, en el marco de un proyecto inclusivo y la inserción soberana de nuestra política exterior en un mundo dinámico y multipolar.

Un mundo donde la integración regional permitió el fortalecimiento de políticas de asistencia humanitaria que dieron lugar a la cooperación entre países que durante años se vieron como “enemigos”. A la idea de que sólo una estructura vertical y militarizada puede atender los desastres socionaturales se respondió con la integración comunitaria y la solidaridad transfronteriza, en marcos democráticos y respetuosos de las soberanías.

Este escenario ha sido reconocido por distintos actores relevantes en el terreno de la asistencia humanitaria, tal como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que en el “Llamamiento para Fondos de Emergencia en 2013” ha destacado que distintos países africanos, asiáticos y latinoamericanos “participan cada vez más directamente en actividades de ayuda humanitaria y de cooperación para el desarrollo”.

Dentro del debate humanitario internacional, Argentina cuenta con una experiencia sólida e internacionalmente reconocida: la Iniciativa Cascos Blancos, que combina la participación de una red de voluntarios, la articulación estatal y el multilateralismo. Al respecto cabe recordar lo señalado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando, ante la Asamblea General de Naciones Unidas, afirmó que “un mundo más justo y más seguro sólo será realizable a partir de una mayor igualdad entre los países y si se pone en práctica un verdadero multilateralismo”.

Hace pocas semanas regresaron al país las voluntarias que, a solicitud del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, realizaron actividades de apoyo en los campamentos de refugiados sirios en el norte de Irak. También, en este momento, voluntarias argentinas en Guatemala ofrecen contención psicosocial a los afectados por el sismo de 7,4 grados Richter que sacudió las costas del país hace menos de un mes y están capacitando a voluntarios locales. Otro grupo está estos días en Haití trabajando en comedores escolares, por pedido del gobierno haitiano.

La solidaridad argentina es acción y herramienta de integración, así como una prueba de que nuestros países pueden resolver sus problemas, aun los más graves, interactuando entre sí, sin esperar nada de lógicas anacrónicas.

* Presidente Comisión Cascos Blancos - Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.