SOCIEDAD › LLEGAN LAS PRIMERAS BOLETAS CON INCREMENTOS DE HASTA EL 90 POR CIENTO

Aumento de ABL para el arbolito

Si bien desde el gobierno dicen que el aumento promedio de la tasa es del 24 por ciento, muchos contribuyentes recibieron ya las facturas con incrementos muy superiores. Es un escalón más hasta llegar al uno por ciento del valor de la vivienda.

 Por Eduardo Videla

Como hace un año, la historia vuelve a repetirse. No se trata del reencuentro amoroso del tango “Por la vuelta”, de Enrique Cadícamo, sino de la factura impiadosa de Alumbrado, Barrido y Limpieza que llega a los hogares porteños en estos días, justo antes de las fiestas, con aumentos de hasta el 90 por ciento, similares a los que recibieron a fines de 2011. En rigor, se trata de la revaluación aprobada el año pasado y los valores ya habían sido adelantados a la Legislatura en julio, aunque desde entonces se habla de incrementos promedio del 24 por ciento. Como para calcular los promedios están se incluye a quienes no reciben aumento alguno, el disgusto es para aquellos que les toca la peor parte. Según los argumentos de la Agencia Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP), son los que tenían más desactualizada la valuación de su propiedad. Se trata de un escalón más hasta llegar al uno por ciento anual del valor de la vivienda, autorizado por ley.

Una familia propietaria de una vivienda en Palermo Soho, de unos 120 metros cuadrados, que en 2011 pagó 130 pesos mensuales, este año recibió facturas por 283 pesos al mes y ya tiene las boletas para 2013, con un monto de 480 pesos: un 70 por ciento de aumento. Para otro grupo familiar con una casa en Chacarita, de unos 250 metros cuadrados, el incremento es aún mayor: de 505 pesos por cuota en 2012 pasará a pagar 966 mensuales el año próximo. Un 91 por ciento. Además, se hace cada vez más difícil para estos contribuyentes acceder al beneficio del descuento por pago anual.

El incremento fue ratificado por la Legislatura el jueves último, cuando se aprobó el Presupuesto y la Ley Tarifaria. Pero las boletas ya estaban impresas. “Es un pago a cuenta”, justifican voceros de la AGIP. En el organismo explican que en realidad el cálculo fue realizado a principios de este año, en función de la Ley Tarifaria aprobada a fines de 2011, cuando se modificó el sistema valuatorio.

En la AGIP sostienen sobre un total de 1.770.000 partidas que emite mensualmente la Ciudad, el 26 por ciento mantendrá el mismo valor que el año pasado: 150.000 siguen exentas y 310.000 no aumentan “porque con los aumentos anteriores ya están tributando de acuerdo con su valor”. El 46 por ciento –unas 820.000 propiedades– suben entre uno y 30 pesos por mes; el 12 por ciento –210.000 contribuyentes– sube entre 31 y 60 pesos mensuales, y el 16 por ciento de las partidas, es decir, 287.000 unidades, pagarán más de 60 pesos por mes de diferencia. Es el caso de los dos ejemplos citados en esta nota y de la mayoría de los que recibieron la primera tanda de facturas. En la AGIP admiten que los aumentos continuarán hasta “equilibrar el sistema”, pero prometen que no llegará al uno por ciento, sino que se detendrá en “el 0,7 por ciento del valor de la propiedad, como en muchas ciudades del mundo”.

“Votar esta ley tarifaria es avalar que no se haya hecho la valuación casa por casa”, dijo a Página/12 Juan Cabandié, presidente del bloque Frente para la Victoria, en alusión a la iniciativa del PRO que fue apoyada por algunos bloques opositores, entre ellos, Proyecto Sur. “Alguien que reivindica políticas keynesianas, no puede apoyar esquemas tributarios regresivos como la suba de la alícuota a los Ingresos Brutos, que grava la actividad económica y puede ser trasladada al usuario o consumidor”, afirmó Cabandié.

Desde Proyecto Sur, Rafael Gentili argumentó que “la Ley Tarifaria no avala el aumento de ABL, ya que el cálculo se hace en base a la ley aprobada el año pasado”. “La aprobamos porque incluye el aumento al impuesto a la compra de autos (del 0 al uno por ciento para los nuevos, del 1,5 al 3 por ciento para los usados), que habíamos propuesto para financiar el traspaso del subte”, explicó. Aseguró que la suba del uno por ciento en Ingresos Brutos no será trasladada a los precios y calificó los cuestionamientos del kirchnerismo como “chicanas en respuesta a nuestras denuncias del pacto con el PRO para promover negocios inmobiliarios”.

La Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (Adecua) cuestionó ayer el aumento de la tasa de ABL, que calificó como “una burla a los vecinos”. La presidenta de esa organización, Sandra González, sostuvo que “las boletas de ABL, que ya fueron repartidas en un 10 por ciento de los hogares reflejan aumentos que van desde el 12,5 por ciento al 86 por ciento”.

“Es una vergüenza que el Gobierno de la Ciudad siga metiéndose permanentemente en el bolsillo de los vecinos”, expresó González. “Es un aumento muy superior al que anunció (el jefe de Gobierno) Mauricio Macri a principio de año”, advirtió. “Es una burla a los vecinos de la Ciudad, que ni siquiera ven reflejado el aumento en mejoras en el servicio”, señaló.

De acuerdo con los cálculos de la AGIP, el efecto en la recaudación será de unos 569 millones de pesos extra, que se sumarán a los 2370 millones de pesos que se espera recaudar en 2012 por Inmobiliario/ABL.

Compartir: 

Twitter
 

El cálculo del aumento fue realizado en base a la ley tarifaria aprobada el año pasado.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.