EL PAIS

El juicio sobre la ESMA

El represor y médico de la ESMA Carlos Capdevila reivindicó ayer la represión ilegal en la última dictadura al sostener que fue una “guerra revolucionaria”, tildó de “terroristas perseguidos” a testigos de la causa y negó los cargos en su contra, en el marco del juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en la ESMA en la última dictadura. Capdevila prestó declaración en una audiencia de una hora, donde también habló otro imputado, el ex capitán de navío Carlos Daviou, acusado de haber participado del primer “vuelo de la muerte” que arrojó secuestrados al Río de la Plata. En ambos casos, los detenidos rechazaron responder preguntas y sólo hicieron un breve monólogo ante el Tribunal Oral Federal 5, que los juzga junto a otros 65 represores. “Niego todos los hechos que se me imputan y no ratifico ninguna de mis indagatorias anteriores”, arrancó Capdevila en el juicio que se realiza en el subsuelo de los tribunales federales de Retiro. El represor está procesado con prisión preventiva rigurosa acusado de presenciar sesiones de tortura a secuestrados y determinar el momento en que debían pararse los tormentos para evitar la muerte, entre otros cargos. Daviou, que siguió su carrera en democracia y llegó a ocupar el cargo de segundo jefe de Inteligencia de la Armada hasta su retiro en 1999, negó los cargos que recaen sobre él en el juicio: “Nunca fui destinado a la Escuela de Mecánica y nunca participé en actividades de inteligencia referidas al accionar de organizaciones armadas en nuestro país”

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.