EL PAíS › LOS DOCENTES RECLAMAN LA REAPERTURA DE LA PARITARIA

Una única salida

Los maestros de la provincia reiteran su pedido de que se incremente el aumento ofrecido o se acorten los plazos para levantar el paro previsto para los días 8, 9 y 10 de abril.

Luego de la reunión con el gobernador Daniel Scioli, en la que no hubo una nueva oferta salarial, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, volvió a recordar que el conflicto docente en la provincia de Buenos Aires no va a resolverse por arte de magia. El sindicalista reiteró su reclamo para que el gobernador bonaerense reabra la paritaria docente y ofrezca un aumento superior al 22,6 por ciento actual. “Si la semana que viene se encauza la negociación, podemos encontrar una luz para resolver el conflicto”, señaló.

Scioli, hasta ahora, no dio señales de cómo piensa resolver el conflicto: dio por terminadas las negociaciones y mandó a pagar el aumento sin acuerdo de los docentes. “El gobernador expresó la posición del gobierno y nosotros, la nuestra. Se habló durante más de una hora de salarios. Luego, el gobernador se levantó y dijo que la semana que viene nos convoca de nuevo”, resumió Baradel sobre el encuentro del miércoles. La titular de la FEB, Mirta Pedroncini, hizo su balance: “El tema excluyente era el salario; nosotros lo instalamos y la respuesta del gobierno fue en el mismo tenor, que esto era lo máximo y que la provincia había hecho un gran esfuerzo”. Tienen una semana más para negociar antes de los paros.

La paritaria bonaerense comenzó con el pie izquierdo, cuando el gobernador les dijo a los docentes que no tenía una oferta de aumento y que debían esperar unas semanas. Ya había cerrado la paritaria nacional docente –que fija el piso para los aumentos en las provincias–, que tampoco tuvo acuerdo entre el ministro de Educación, Alberto Sileoni, y los gremios nacionales. Luego de ocho días de paro, que afectan a más de 4,5 millones de alumnos, Scioli llegó a lo que llama su oferta final: un 22,6 por ciento de aumento. Según los adláteres del mandatario provincial, esto supera el piso de 22 por ciento fijado por el gobierno nacional. Según los sindicatos docentes, el cronograma de pagos lo hace inferior a ese piso nacional, con el que tampoco coinciden los gremialistas.

Esta semana, los gremios anunciaron tres días nuevos de paro: el 8, 9 y 10 de abril no habrá clases en la provincia de Buenos Aires. Luego de una larga serie de exabruptos por parte de los funcionarios bonaerenses –el ministro de Trabajo, Oscar Quartango, dijo que iba a las reuniones “con una pistola en la cabeza”; el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, acusó a Baradel de encabezar un intento “destituyente”–, Scioli decidió encabezar una reunión con los docentes en un intento por destrabar la situación.

El gobernador les reiteró que no podía pagar más de aumento salarial, esbozó una teoría sobre la de-saceleración de la inflación y se comprometió a resolver los problemas que existen actualmente en los comedores escolares, el transporte escolar y los aportes a la obra social IOMA. El mandatario les contó a los medios los magros resultados del encuentro en una conferencia de prensa en la que, detrás suyo, se veían pequeños los cuadros de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner y más grandes los de Juan Domingo Perón, Eva Perón y un tercero: Daniel Osvaldo Scioli, con una banda sobre su pecho. La directora de Educación, Nora De Lucía, anunció que volverán a convocar a los docentes la semana próxima.

Baradel insistió ayer en que Scioli debe reabrir las paritarias y permitir que “haya un giro” en el conflicto salarial antes de que se llegue a la instancia del paro de 72 horas, con el que serían ya once días sin clases. Este fin de semana largo, los docentes van a recorrer los centros turísticos para explicar cuáles son sus posiciones y los motivos por los que reclaman: el salario mínimo en la provincia es de 2900 pesos y con el aumento que plantea Scioli no superará los 3553, una cifra a la que se llegaría recién el año próximo. Baradel remarcó que en la ciudad de Buenos Aires hace unos años los sueldos estaban atrasados con respecto a la provincia, pero que ahora el mínimo se ubica en aproximadamente 4100 pesos. Esto marca, para el gremialista, una tendencia a la baja por parte del gobierno de Scioli.

Baradel reconoció el gesto de Scioli de ir a la reunión y habló de un “cambio de estrategia” por parte del gobernador, que dejó atrás las declaraciones en las que trataba a los docentes de “destituyentes”. “Eso no iba a resolver el conflicto”, se limitó a decir el gremialista, quien insiste en que no pueden “aceptar una propuesta de aumento de 300 pesos durante seis meses”. El gremialista insistió en que el gobierno bonaerense debe “acortar los plazos de pago y aumentar el porcentaje”.

Compartir: 

Twitter
 

El dirigente de Suteba, Roberto Baradel, dijo que si “se encauza la negociación” se podría resolver el conflicto.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.